Yawm el Baba, por @CarlosPenedoC

De mayores podrán gustar más o menos, pero hay que reconocer que los nenes árabes son muy ricos. Como a todos, cuando son bebés hay que dormirlos -enlazo dos nanas, dan ganas de comerse al niño y a la madre cantora- y cuando crecen algo les gusta el baile y la coreografía -aquí con dinero kuwaití, bien empleado-.
El título de esta entrada es una engañifa orientaloide, si hubiera puesto "Día del padre" no habrías cliqueado y no estarías leyendo esto.




Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*