Ya no queda ningún Julen Guerrero, por @daniglezlopez

ImageEn el fútbol español, por desgracia, todos los equipos de segunda línea han visto como sus buques insignias abandonaban el club paulatinamente. El más afectado ha sido el Valencia, que en los últimos años ha perdido a los Villa, Albiol, Silva, Mata, Jordi Alba… El Atlético de Madrid también ha sufrido esta marcha de sus estandartes, desde Fernando Torres hasta el Kun Agüero y Forlán. El Sevilla, en menor medida o menos mediática lo ha padecido con Dani Alves, Keita, Sergio Ramos, etc. A pesar de todo esto, parecía haber un equipo que se libraba de esta situación, el Athletic, que a pesar de todo ha mantenido durante algunas temporadas a sus referentes: Javi Martínez y Llorente, pero hasta los bilbainos van a tener que pasar por este trance.

Las aspiraciones de llegar más alto, de hacerse un hueco en la historia de un club más grande y la ambición de probar experiencias nuevas, entre otros motivos, han ocasionado que Fernando Llorente y Javi Martínez decidan dejar atrás su etapa como “leones” y quieran probar suerte en otros equipos. El destino del navarro parece claro, el Bayern de Munich, aunque el Barça y el Madrid hayan coqueteado con él. El futuro del riojano es mucho más impredecible, aunque parece ser que estará entre Turín y Londres, ya que es pretendido por Arsenal y Juventus. El dinero no ha sido un factor determinante para su despedida de San Mamés ya que, según cuentan distintas fuentes, Urrutia ofrecía a estos dos jugadores más dinero que sus futuros equipos, algo que ya ha confirmado el Bayern con Javi Martínez a través de Rumenigge, que declara que “Javi ha renunciado a mucho dinero por venir a jugar aquí”. Esto es algo a tener en cuenta. Algunos apuntan a Bielsa como detonante de esta situación, ya que sus métodos, tan exigentes con los jugadores, han agotado a las dos estrellas del conjunto vasco. 

En Bilbao todo los fieles al Athletic se acuerdan ahora de un mito rojiblanco como es Julen Guerrero. A pesar de todas las ofertas que tuvo, muy suculentas y cuantiosas, el jugador decidió quedarse en la disciplina de Lezama por amor a los colores. No parece ser que Javi y Fernando no tengan ese mismo sentimiento por la camiseta del Athletic, sino que se han cansado de aguantar ciertas situaciones con el vestuario, cuerpo técnico o directiva. 

En resumen, solo queda añadir que los jugadores acaban recalando allá donde quieren. Si un futbolista desea dejar su club lo acabará haciendo, por lo que probablemente Modric acabe llegando al Real Madrid. Y también hay que recalcar un fenómeno que se está multiplicando en estos últimos años. Los equipos de segunda fila de la liga española, esos que pueden plantar cara a los dos gigantes, Barça y Madrid, ven como cada día uno de sus pilares se va. Sevilla, Valencia, Atlético, Athletic y en los últimos tiempos Villarreal y Málaga lo están sufriendo, en gran medida favorecidos por la dictadura de merengues y culés en el reparto de derechos televisivos. Esta diferencia tan escandalosa de ingresos por derechos audiovisuales solo se da en España, en Inglaterra, Alemania y demás países todo este reparto es más equitativo, algo que a posteriori se plasma en el césped. Deberíamos tomar como ejemplo a estas ligas. Por eso, entre otras cosas, ya no quedan “Julenes Guerreros”

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*