¡Ya está bien!, por Vicente Garcia Nebot

Ya nos hemos reído todos bastante del Aeropuerto sin aviones de Castellón y de los innumerables chistes que propició su inauguración megalomaniaca y electoralista. Ya hemos hecho bastante el ridículo a nivel internacional. Y después de “divertirnos” tanto bien haríamos ahora en darnos cuenta de las condiciones en que nos encontramos.

No hay aeropuerto. Puesto que una explanada carísima, sin aviones que despeguen o aterricen, o al menos las autorizaciones para que lo hagan, no es un aeropuerto.

No tenemos los complejos de golf, ni la ciudad de Marina d’Or Golf, que podrían ser ofertantes de plazas hoteleras para los potenciales turistas de vuelos charter que si bien no darían viabilidad al aeropuerto al menos justificarían su existencia.

Quiero un aeropuerto para Castellón que funcione. No quiero un aeropuerto intercontinental, ni internacional, ni siquiera un aeropuerto regional con líneas regulares. Para eso ya están, Frankfurt, Barcelona o Valencia. Yo quiero un aeropuerto al que puedan venir turistas. Como los 10.000 austriacos que tuvieron que irse hasta Reus para poder llegar hasta Peñiscola. Yo lo que quiero es un aeropuerto como el Reus, el de Son Sant Joan o el del Altet. Y es una obligación y una necesidad de todos los castellonenses exigir a AENA, es decir, al Gobierno de España que sea asumido por esta. Porque nos lo merecemos. Porque nos lo deben. Porque nos toca.

No permitamos que nos comparen con los aeropuertos de la Mancha o de las Castillas. No es lo mismo. No estamos en el mismo saco. El Aeropuerto de Castellón puede y debe generar riqueza. Y, después de doce años, en los que los incapaces de nuestros dirigentes y sus malabarismos electorales han sido incapaces de ponerlo en marcha, los castellonenses debemos exigir a Madrid que paguen lo que nos deben.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*