Y la llamada llegó..., por Juan Carlos González (@juancarlosgp_)

Hay veces que el ser humano le cuesta sincerarse, le cuesta ver el esfuerzo realizado y reconocer los avances personales que va consiguiendo con la vida. 
Después de un año muy especial, uno de los mejores de mi vida tengo más claro que nunca que mi pasión es el periodismo y en especial la radio. Me considero una persona curiosa, abierta y humilde que busca conocer lo que pasa a su alrededor y transmitirlo. Conocer gente así que comparte conmigo dichas virtudes -porque no decirlo- ha sido y es algo que me llena de emoción. Si hablamos todo el tiempo de radio, de medios, de comunicación ¿porqué negarlo? es lo que nos gusta, es lo que nos rodea, y somos conscientes de nuestro futuro.
Con todos estos elementos, con un año en el que hemos tenido la virtud de trabajar en una radio universitaria con elementos de radio de verdad ¿ por qué no plantearse grandes retos?
Todo comenzó a mediados de curso, cuando nos planteamos quedarnos en Madrid y atrevernos a alcanzar la cúspide del periodismo radiofónico, nuestra ansiada Cadena Ser.
El camino estuvo lleno de nervios pero prevaleció siempre ese carácter apasionante, ese sueño en nuestras mentes. Mi filosofia, quedarse siempre con lo bueno de las cosas, sonreir, pensar en positivo y DECRETAR: cuando quieres algo y te mentalizas que lo conseguirás es más fácil que llegue a tí.
Primero una prueba de actualidad y después la gran prueba de locución y entrevista personal en los propios estudios de Gran Vía 32. ¿Quién me iba a decir que Jose María Patiño y Miguel Ángel Muñoz Encinas estarían preguntandome cuestiones que rodean mi mente diariamente como la pasión por la radio, por contar las cosas...?
Tras unos cuantos días de tensa espera, las llamadas fueron llegando. Primero a una profesional como Fátima Donado, una amiga a la que conocí de tarde y tarde porque nuestra amistad parece de varios, varios años. Después a una persona muy valiosa e importante para mí, a un amigo que nunca me imagine y que se ha convertido en inseparable para mí, en el mejor amigo y en un verdadero hermano, Jorge González.
Y quedamos los dos más frikis jajaja, los SERes que invocando a periñas y conversaciones papales intentabamos pensar en que esa #llamada llegaría. Santi Doménech fue el primero en recibir la ansiada llamada, y su reacción me la imagino: alegría máxima 🙂
Y a las 11:13 de la mañana y tras bordar un examen de derecho suena el HTC Cha Cha Cha. Las lagrimas de alegria me invadieron, la SER llamaba a mi para confiar una plaza, un verano, un pequeño trozo de la mejor programación de la radio en España y en parte del mundo.
No me puedo olvidar de otros amigos de Inforadio, la mejor cantera de la radio que tenemos, cuyos destinos han sido igual de lujosos: Onda Cero y Cope.
www.cadenaser.com y cientos de emisoras en nuestro país esperan que este puñado de estudiantes y apasionados amigos aprendan cada día de un medio que ya han experimentado y que busca acogernos.Toca aprender, toca conocer, toca escuchar, toca transmitir lo que vivimos, lo que sentimos, de lo que hablamos diariamente.
Me quedo con una frase del gran Napoleón I:
"La victoria pertenece al más perseverante" 
 
y el verano 2013 en Cadena Ser Madrid es para mí una más que dulce victoria

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*