Vocento rectifica y reintegra la ayuda de comida que había retirado a quienes teletrabajan, por @FeSPeriodistas

trabajo periodista

El Grupo Vocento ha rectificado su decisión de retirar unilateralmente la ayuda de comida a las personas que teletrabajan debido a la pandemia, y ha llegado a un acuerdo con el comité de empresa de Taller de Editores SA (TESA) para abonarles ese dinero a partir de febrero y los atrasos por los cuatro meses transcurridos desde dejó de pagarlo.

La plantilla de TESA, que edita las revistas XL Semanal, Mujer Hoy y Código Único, percibe una ayuda para comida de 7,5 euros diarios -excepto entre el 23 de julio y el 7 de septiembre, que trabajan en jornada intensiva- que el comité de empresa (de CCOO y el Sindicato de Periodistas de Madrid) negoció en su día, sin que esté vinculada a tener que trabajar de forma presencial en la sede.

En abril de 2020 la empresa no recargó las tarjetas con ese importe, pero lo hizo posteriormente tras las protestas del comité de empresa. En septiembre, cuando la plantilla volvió a la jornada ordinaria de trabajo tras la jornada intensiva del verano, la empresa decidió unilateralmente mantener esa ayuda solo para quienes trabajaban presencialmente y no para quienes teletrabajaban.

El comité de empresa acudió al Instituto Laboral de la Comunidad de Madrid para intentar alcanzar un acuerdo extrajudicial con la empresa, y argumentó que en el convenio colectivo no se vincula esa ayuda a tener que trabajar en la sede. Los representantes de la empresa se negaron al acuerdo y, entonces, el comité anunció la presentación de una demanda en los juzgados.

Posteriormente, tras ser conocida esa decisión de la empresa por algunos medios de comunicación, la web de la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) y las redes sociales, la empresa ha negociado con el comité y han alcanzado un acuerdo: a partir de febrero reintegrará la ayuda de comida a la plantilla; y, para restituir lo que no percibieron desde el 8 de septiembre hasta el 18 de enero, cargará las tarjetas con 11 euros diarios (el máximo que permite la Administración Tributaria) en vez de 7,5 euros hasta completar esos atrasos. Los trabajadores que han sido despedidos también percibirán lo que les corresponde.

El comité de empresa ha expresado su satisfacción por haber logrado la restitución de la ayuda de comida. La empresa ha dicho que ha tenido que rectificar su decisión inicial debido a un cambio legislativo, pero el comité considera que también ha influido la indignación que han mostrado los trabajadores en redes sociales y algunos medios.

Unos días antes de que Taller de Editores se negara a alcanzar un acuerdo extrajudicial, la Audiencia Nacional sentenció que una empresa no puede retirar unilateralmente la ayuda de comida aunque la plantilla trabaje desde casa, porque se trata de una modificación sustancial de las condiciones de trabajo que, según establece el Estatuto de los Trabajadores, siempre debe ser negociada con el comité de empresa.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*