Vitette: “Robo por ser, no por tener”, por Javier Manzano (@elcharolito)

1“Hoy vamos a atracar un banco, hoy hablamos con el cerebro del robo del siglo en Argentina.

Hablamos de un asalto de película, auténticamente de película, con un botín de entre 19 y 23 millones de dólares y ni un disparo.

Año 2006, día 13 de enero, viernes. Estamos en Acassuso, un barrio residencial, de posibles, a unos 20 km al norte del Gran Buenos Aires.

Pasado el mediodía, cinco hombres entran en el Banco Río, uno de los más exclusivos, desenfundan sus armas, algunas de ellas de juguete según se supo después, y toman como rehenes a las 23 personas que allí se encuentran, 14 clientes y 9 empleados. Casi lo primero que hacen es permitir a los retenidos llamar a sus familias. Ingenioso ardid porque al momento se agolpan en torno a la sucursal familiares, amigos, periodistas y curiosos, y con ello los atracadores impiden que la policía entre a tiros. Además, distribuyen a los rehenes en varias dependencias lo que hacía aún más imposible la entrada policial.

Cuatro de los cinco atracadores comienzan a desvalijar las cajas de seguridad reventando 145 de las 400 que había. Un inciso en este punto: en aquel momento en Argentina quienes tenían pasta no la ingresaban en los bancos por el efecto corralito sino en cajas de seguridad; al punto de que según informaciones en aquel país habría 40.000 millones de dólares en cajas de seguridad. Los atracadores lo sabían.

Volvemos al atraco. Decíamos que 4 de los 5 asaltantes se fueron a por las cajas de seguridad. El quinto, nuestro invitado, contactó con la policía: él era el negociador. Pero su misión no era negociar nada sino ganar tiempo, distraer las cinco horas que necesitaron para abrir las cajas, vaciarlas, empaquetar los 300 kilos de billetes y preparar la fuga.

El negociador pide unas pizzas. La policía las deja en la puerta de la sucursal. Nadie las recoge. Los cinco atracadores ya no están en el banco, han huido.

2Cuando muchas horas después del comienzo del atraco la policía entró en el banco descubrió un butrón que daba acceso a una escalera por la que descendiendo 15 metros se llegaba a las alcantarillas. Por ellas huyeron en dos balsas de goma. Los agentes, que tuvieron que desactivar unas bombas de mentira lo que aún les retrasó más, encontraron 3 pistolas de juguete y una nota de los ladrones que decía: “en barrio de ricachones, sin armas ni rencores, es sólo plata y no amores”.

Un mes más tarde empezaron las primeras detenciones. Del botín apenas se recuperó un 10 por ciento.

Nuestro invitado fue encarcelado, excarcelado, y nuevamente enchironado con una condena de 25 años de cárcel. Resulta que ya había pasado años en el trullo con lo que había cumplido la mitad de la pena y en Argentina hay o había una ley que ordenaba la expulsión de extranjeros, él es uruguayo, al cumplir la mitad de la condena. El 31 de agosto de 2013 fue puesto en libertad y expulsado a Uruguay.

Se llama Luis Mario Vitette, en su cuenta de Twitter se presenta como “experto en inseguridad”, fue el cabecilla del robo del siglo en Argentina”.

Y ahora ya: ¡a escuchar!

Antes, te recuerdo: puedes escuchar Las Crónicas Del Vértigo los martes a las 11:30 en Las Mañanas de RNE. Además, puedes seguirnos en Twitter, @cronicasvertigo , y puedes contactar con nosotros y contarnos lo que quieras aquí: lascronicasdelvertigo@gmail.com

 

A cuidarse!!

 

La entrada Vitette: “Robo por ser, no por tener” aparece primero en Javier Manzano.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*