Venezuelan Press pide contextualizar sobre violación de derechos humanos en Venezuela, por @fape_fape

A propósito de la detención en Venezuela del diputado Juan Requesens y su posible confesión admitiendo haber tenido contacto con un implicado en la detonación de un dron durante una alocución presidencial en Caracas, el pasado 4 de agosto

Venezuela atentadoLa Asociación de periodistas venezolanos en España Venezuelan Press, vinculada a la FAPE, hace un llamamiento a las agencias de noticias y los medios que recogieron informaciones sobre la detención en Venezuela del diputado Juan Requesens y su posible confesión admitiendo haber tenido contacto con un implicado en la detonación de un dron durante una alocución presidencial en Caracas, el pasado 4 de agosto, para que precisen y contextualicen las piezas informativas que publican y producen sobre violación de los derechos humanos en el país latinoamericano.

Según un comunicado emitido por la Asociación, en esta ocasión, “los despachos de dichas agencias de noticias no han valorado circunstancias tales como allanamiento de morada, secuestro, desaparición forzosa, obtención de declaraciones a través de medios ilegales y crueles, indefensión judicial, además de violación a la inmunidad parlamentaria de la víctima, hecho pretendidamente santificado por un organismo ilegítimo e incompetente como es la Asamblea Nacional Constituyente.

La detención del diputado Requesens por efectivos del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional se realizó al margen de los lineamientos constitucionales y legales, violando lo establecido en el artículo 200 de la Constitución Bolivariana sobre inmunidad parlamentaria. Lo denuncia la ONG Foro Penal en un comunicado confirmando que incumple con todas las garantías legales. Lo denuncian también en un comunicado 38 importantes Organizaciones no Gubernamentales que defienden los derechos humanos en Venezuela, y lo avalan personalidades internacionales como Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA); Maja Kocijancic, vocera de la Unión Europea para los Asuntos internacionales en Política de Seguridad, y Beatriz Becerra, vicepresidenta de la Subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo.

Partiendo de la irregularidad del procedimiento, violatorio de todo proceso nacional e internacional, es importante destacar que la supuesta confesión de Requesens, difundida el pasado 9 de agosto por Jorge Rodríguez, vicepresidente de Comunicaciones, en la que aseguraba que había colaborado con el ingreso a Colombia de uno de los autores del supuesto atentado contra Nicolás Maduro, también está revestida de arbitrariedades. Familiares, abogados e instituciones afirman que el diputado habría sido sometido a torturas, por lo que la legitimidad de la misma estaría en entredicho”

“En las notas difundidas por las mencionadas agencias –prosigue el comunicado de Venezuelan Press- se ha privilegiado la versión oficial, al punto de que muchos de los medios que las reprodujeron dieron como cierto en sus titulares que los diputados Requesens y Borges participaron en el supuesto atentado contra Nicolás Maduro. Y ante la protuberancia de los errores, la agencia Reuters ha debido corregir su primera versión.

Dada la situación de censura y autocensura que el Gobierno ha impuesto en Venezuela, la disminución progresiva y alarmante de medios independientes, el acoso y bloqueo de plataformas digitales alternativas, los periodistas venezolanos apreciamos altamente la labor que han estado realizando los medios internacionales para que la verdad de lo que sucede en Venezuela sea conocida en todo el mundo. Sin embargo, lamentamos ciertas debilidades en algunos de sus flancos, como en el caso que comentamos.

Por lo antes expuesto, la Junta Directiva de la Asociación de periodistas venezolanos en España Venezuelan Press, que agrupa a más de 250 comunicadores venezolanos radicados en España, hace un llamado a todas las agencias internacionales (especialmente a Reuters y France-Presse), así como a los colegas que trabajan en medios internacionales, para que valoren la importancia de precisar y contextualizar las informaciones emitidas por el Gobierno venezolano, hacer esfuerzos por recoger y difundir todas las versiones posibles en todas las circunstancias, así como vigilar la rigurosidad de aquellas relacionadas con la violación de los derechos humanos en Venezuela.

El país atraviesa en estos momentos una de las etapas más difíciles de su historia, por lo que informar sobre su crisis requiere de la más absoluta objetividad y sensibilidad humana, necesarias para que la opinión pública internacional la entienda y actúe en consecuencia”.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*