Vamos a destripar mentiras tra-la-la, por @pablombelena

Rajoy, el Rey Salomón

Rajoy, el Rey Salomón

En la era socialista la comidilla ‘popular’ (o populista, en cualquier caso) consistía en vender la idea de que con Zapatero, España era un hazme-reír diplomática en todo el mundo. Que se reían de nosotros en todos los grandes actos internacionales. Aún espero que alguien en el PP diga lo mismo por la humillación a nuestro país con la presentación de Rajoy como “primer ministro de las Islas Salomón” en la cumbre del clima en Brasil.

Otra mentira destripada.

Y lo de Aguirre… ¿qué me dicen? A mí me recuerda al famoso anuncio del juego del Scattergories. El Scattergories es mío y me llevo, decía el actor del spot, porque no le dejaban ganar con sus trampas y prefería irse con el juego a otra parte. Lo mismo ha hecho doña Esperancita con su arranque absolutista y anti-democrático sobre el Tribunal Constitucional y su fallo sobre Sortu. A mí tampoco me gusta ese fallo sobre los abertzales, pero si tiramos este Tribunal, para eso tiramos toda la vetusta Constitución de 1978. Que bien nos valdría, empezando por la absurda monarquía. Pero que una presidenta regional, que quiso aspirar, no olvidemos, a algo más grande en política nacional, diga algo así, es muy grave. Quiere enterrar el Constitucional porque no le ha gustado su fallo, y cree que lo gobiernan los sociatas-progres. Suele pasar, como ahora los conservadores-peperos mandan en otros órganos judiciales.

¿No vendría mejor abrir el debate sobre que dejemos de politizar la Justicia? Pero para ello, siendo objetivos y ecuánimes. Porque… ¿olvida Aguirre que nadie se quejó cuando este mismo Tribunal Constitucional tiró las partes más polémicas del Estatut catalán que recurrió su partido? Ahí no la vi yo con tantas ganas de fastidiar.

Entre Aguirre, Gil y Gil y políticos bananeros como Chávez no hay tanta diferencia. Políticos populistas que se mueven con arte y desparpajo entre sus bases y sus votantes, pero que son una completa decepción para nuestro nivel político como nación.

Y de cortinas de humo, ¿qué? Los españoles ya somos suficientemente inteligentes y experimentados para saber que casi todos los políticos son iguales, en el sentido de que cuando gobiernan hacen x, cuando están en oposición hacen y, que suele ser la queja de la x, y luego cuando uno pasa a la oposición y el otro gobierna, se intercambian las letras x e y. Pero vamos, que sabemos de qué hablamos: cuando Zapatero y su gobierno tenía que distraer la atención, se hablaba de gays y de leyes de aborto. El PP prefiere cargar contra Gibraltar y otras chorradas. La Eurocopa le ha venido genial a Rajoy. Si ganamos, que es más que factible, ya tiene este Gobierno del PP historia patriótica para rato, que no para Rodrigo Rato.

FacebookTwitterLinkedInMeneameTuentiEmailMás...

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*