Valía la pena esperar a ‘La Madre’, por @MartaLobera

o-HOW-I-MET-YOUR-MOTHER-facebook

Conocimos a la esperadísima madre en el último capítulo de la octava temporada. A muchos les pareció un horror solo por el hecho de que no era una mujer despampanante (argumento que me pareció una estupidez descomunal) y a otros nos agradó, simplemente. Pero solo la habíamos visto un par de segundos, no sabíamos como era realmente. Y aquí empezaron los nervios de cara a la novena temporada ¿Y si no consiguen que la madre sea lo suficientemente genial para Ted? Después de 9 años, las expectativas respecto a ella estaban por las nubes.  

Pues bien, llevamos 16 capítulos de esta temporada y, aunque hemos visto a la madre en contadas ocasiones, solo puedo decir que no podrían haberlo hecho mejor. A pesar de los altibajos de la serie, de los que me quejé a gusto aquí, han conseguido lo que creo que era el reto más difícil: crear una ‘Madre’ a la altura de nuestro protagonista y de lo que los fans queríamos. Ahora podemos entender por qué Ted se enamorará de ella.

Cuando vimos a la madre por primera vez, me gustó bastante. A primera vista pensé que físicamente me pegaba para Ted. Pero, evidentemente, que fuera muy guapa o no, o que pegara con él o no, no podía determinar si la madre está a la altura. Reconozco que tenía mucho, mucho miedo a que metieran la pata y crearan a una madre que no gustara, al fin y al cabo, aparte de Robin y Victoria (en la 1ª temporada, luego la convirtieron en una petarda), el resto de ligues o novias de Ted han sido siempre un poco sosas y generaron bastante rechazo entre los fans. Entonces, ¿Qué aseguraba que con la madre no la fastidiaran también? No sería la primera vez que en HIMYM se cargan un icono de la serie, ya destrozaron a la famosa Calabaza Putilla, con lo genial que parecía.

Entonces comenzó la novena temporada y empezamos a conocer de verdad (aunque sea con cuentagotas) al personaje.  En estos capítulos hemos visto pequeños detalles de su personalidad: es una chica graciosa, con un extraño sentido del humor y que tenía problemas con su compañero de banda. La madre ha interactuado ya con el resto de protagonistas de la serie (sobre todo Lily y Marshall), todos menos Ted. Aunque ha estado cerca, muy cerca de cruzarse con él, pero no.

También hemos visto flashforwards donde nos encontramos a Ted y la madre ya casados, teniendo a sus hijos. Sabemos incluso los nombres (Luke y Penny) de los pobres críos que deben estar pasando la tarde más larga de su vida escuchando la historia de sus padres.

Coming Back

En definitiva, a lo largo de estos 15 primeros capítulos nos han mostrado pequeñas dosis, muy satisfactorias de ella. Esta temporada, que muchos consideran irregular, creo que es bastante mejor que las dos últimas y es culpa, en gran parte, de sus apariciones.

Otro de mis miedos era que en el intento de crear la mujer perfecta, los guionistas se pasaran de vueltas y crearan un personaje cargante o forzado, pero no ha sido así. Y en gran medida es gracias a Christin Milioti esa ‘fea’ según algunos, que está demostrando que el papel solo podía ser para ella. Y con el 9×16 lo ha terminado de dejar claro.

Hablo  del capítulo 200 de la serie, que se emitió anoche y, por supuesto, tenía que ser especial. Este episodio está centrado exclusivamente en ELLA (con mayúsculas, porque se lo merece). Ya en el episodio 100 descubrimos algunos detalles y  pudimos ver su pie. Y en este ‘How your mother met me’ (Como me conoció vuestra madre) hemos visto mucho más de este personaje, que aún no tiene nombre.

Creo que no me quedo corta si digo que este capítulo es oro, porque une a la perfección toda la vida de ella con la de Ted. Todos esos ‘casi’ encuentros que han tenido a lo largo de estos años. Además, bien aderezado con muchas referencias de capítulos anteriores (The Naked Man, esos carteles de Save the Arcadian, por supuesto el paraguas amarillo, etc.)

How Your Mother Met Me

En 20 minutos nos resumen lo que Ted ha tardado 9 años en contarnos. La madre tenía un novio perfecto, que murió el día de su cumpleaños dejándola destrozada para siempre (o casi). Desde entonces no ha sido capaz de seguir adelante, apenas ha podido tener una relación seria, pero no funciona. También hemos visto por qué decidió estudiar economía, cruzando su destino con Ted. Hemos conocido su ambiente, que parece un mundo paralelo, donde hay otro McLaren’s y tiene un grupo de amigos del mismo estilo que los de Ted.

 

Al igual que Mr. Mosby, la madre se ha pasado todos estos años un poco perdida, incapaz de asentarse. Tiene un novio al que en realidad no quiere, por eso cuando le pide matrimonio no acepta. A pesar de eso, parece que hay un cambio en ella, decide avanzar en vez de estancarse y encerrarse en el pasado.

Acabamos el capítulo en la actualidad, con ella sin novio, sin un miembro de su banda y completamente sola en el pequeño hotel de Farhampton. Solo está ella y su ukelele.  Y comienza a cantar La vie en rose (por un momento pensé que empezaría a cantar la famosa Moon River de Audrey Hepburn, porque la escena me ha resultado parecida). Este es un señor momentazo, de esos que pasarán a ser de los más recordados de la serie. Lo mejor: Ted escuchando al otro lado de la pared, oyendo la voz de la que será su gran amor, la madre de sus hijos. Una vez más, los dos tan cerca, pero aún no se conocen. Espero con tantas ansias que se produzca el encuentro, el momento mágico en que por fin se conozcan. Y han estado tan cerca. Ay, mi corazón de fangirl sufre.

Y aquí estoy, después de muchas decepciones, sobre todo entre las temporadas 7 y 8, después de quejarme y enfadarme por algunas decisiones sobre el rumbo de la serie, tengo que cerrar mi boca y tragarme mis palabras. Nueve años imaginándonos a la mujer ideal para nuestro arquitecto favorito, divagando, buscando a la actriz perfecta, imaginando su personalidad, su vida y aquí la tenemos: divertida, extraña, adorable, con un sentido del humor muy Ted, perfecta. No podrían haberlo hecho mejor, ya no soy capaz de imaginar a otra madre que supere a esta. La espera ha valido la pena y todo este viaje (con sus bajones incluidos) también.

¿Lo peor? Que tendremos que despedirnos de ella y de Ted, de Lily, Marshall, Barney, Robin, el McLaren’s,  el día de Acción de Tortas, la piña, la cabra, el paraguas y un largo etc. HIMYM finalizará el 28 de abril y yo no estoy preparada, pero después de capítulos como este creo que tendremos un final a la altura.


Archivado en: Series

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*