BLACK LIGHT BURNS - The Moment You Realize You’re Going To Fall (Rocket Science, 2012), por @renacerelectric

 

Con los años la agrupación Limp Bizkit se me ha ido convirtiendo de apuesta briosa o con cierta originalidad en cita aburrida de la que a los pocos minutos te acabas cansando. Sin embargo, si algo mantuvo durante estos años mi interés por el conjunto fue la figura del enigmático Wes Borland. Este multiinstrumentista componía guitarra en mano arreglos fascinantes, enfermizos fraseos, mefistofélicos arranques de rabia que complementaba con unas actuaciones en directo de pura ciencia ficción –quién puede olvidar sus disfraces o pinturas de extraño ser de otro planeta–.

Gracias a Cruel Melody, el primer disco del invento de Wes Black Light Burns, hallamos a un guitarrista y vocal que casi parecía amante de las filias de artistas del corte de Trent Reznor. The Moment You Realize You’re Going To Fall realmente no le aleja de la base ya planteada con su obra de 2007, aunque sí de esa desbordante imaginación a las cuerdas de la que se enorgullecía en los mejores lanzamientos de Limp Bizkit. Borland no es John 5, y en cierto modo resulta una verdadera lástima. No hablo de copias, pero sería fantástico que Wes pudiese mostrarse tan suelto y desligado a etiquetas como hace el camarada de Rob Zombie en sus correrías cual solista.

The Moment You Realize You’re Going To Fall está trufado de escenas oscuras, arreglos industriales y una carga cruda, lacerante; pero en ocasiones llega a arrancar un par de bostezos a la espera de esas brillantes barrabasadas a las que nos tenía acostumbrados aquel muchacho de Richmond al que un miembro de la iglesia presbiteriana –de la que su padre era ministro– enseñó sus primeros acordes de guitarra.

 

por Sergio Guillén

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*