Unidad Editorial persiste en los 224 despidos, por @FeSPeriodistas

No ha variado su postura, a pesar del éxito de la huelga del día 3. Los trabajadores responden a ese "inmovilismo" con una propuesta para ahorrar dinero.

La dirección del Grupo Unidad Editorial no ha variado su propuesta de despedir a 224 personas, de las 1.433 que integran la plantilla, a pesar del éxito histórico de la huelga celebrada el día 3 de mayo, que impidió la publicación de El Mundo, hizo que Radio Marca sólo emitiera su sintonía y que las ediciones de Marca y Expansión salieran con muy pocas páginas.

A última hora de la tarde de ayer, tras la reunión mantenida durante todo el día por la compañía y los representantes de los trabajadores, estos últimos hicieron una propuesta, en respuesta al "inmovilismo" de la parte empresarial. Comunicaron a los trabajadores que la empresa se mantenía en su propuesta inicial y, unas horas después de ese comunicado, la compañía anunció que estudiará esa propuesta y responderá hoy, viernes 6 de mayo.

La propuesta presentada por los representantes d elos trabajadores incluye: retirada del ERE; abrir un plan de bajas voluntarias sin vetos, con indemnizaciones de 45 días por cada año trabajado y un tope máximo de 42 mensualidades; ahorrar en los planes de pensiones existentes para altos directivos; retirar los vehículos que la empresa tiene alquilados para los directivos, excepto para el presidente, Antonio Fernández-Galiano; prejubilaciones voluntarias para mayores de 55 años, con el 90% del salario neto, y algunas medidas más.

Durante la reunión, la empresa dijo que algunos trabajadores de los que se concentraron en la sede de la empresa en Madrid, en el día de huelga,  provocaron incidentes y coaccionaron a quienes entraron a trabajar. La parte social de la Comisión Negociadora negó esas acusaciones y explicó que incluso los agentes de la Polícia Municipal madrileña, que vigilaron en todo momento esas concentraciones, felicitaron a los organizadores porque se habían desarrollado de manera pacífica y sin incidentes, y les anunciaron que así constará en su informe.

Los economistas de CCOO y del Sindicato de Periodistas de Madrid (SPM-FeSP) asistieron ayer a la reunión, pidieron a la empresa diversa documentación económica, pusieron en duda algunos datos aportados por la compañía y afirmaron que el ERE les parece "claramente desproporcionado".

En las redacciones de El Mundo, sus delegaciones y las demás publicaciones del grupo persiste la indignación de la plantilla y afirman que, si la empresa no plantea una propuesta radicalmente distinta, el próximo martes día 10 irán de nuevo a la huelga, tal y como tienen previsto.

 

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*