Una nueva variante para el Barça de Luis Enrique

En su presentación oficial como técnico del Barcelona insinuó que en la libreta traía novedades tácticas más allá del clásico 4-3-3. En la concentración de Saint George's Park (Birmingham) ha enseñado alguna de sus cartas. El as en la manga podría ser un revolucionario 3-2-3-2 más ofensivo incluso que el 3-4-3, que ya puso en funcionamiento en alguna ocasión Pep Guardiola.

Luis Enrique será fiel a los principios del Barça, pero al igual que su mentor ya busca maneras de plantear partidos que se intuyen atascados. En este 3-2-3-2, que ha dejado entrever en Saint George's Park, Leo Messi tendrá un papel similar al que asume en Argentina por detrás de los dos delanteros, dos puestos asignados a Luis Suárez y Neymar. De momento, ninguno de los tres ha practicado este sistema, al no haberse todavía incorporado a la dinámica culé como tampoco Mascherano. El retorno de los argentinos está previsto para el cinco de agosto junto con Neymar, mientras que en el caso del uruguayo la fecha dependerá de una instancia superior como el TAS. Se espera que Luis Súarez pueda formar parte de las primeras apuestas en Champions League, competición para la que Real Madrid y Bayern son favoritos junto con el conjunto azulgrana.

Ahora cobra más sentido la continuidad de Mascherano y el fichaje de Mathieu. En la nueva variante táctica serán fundamentales por la velocidad y facilidad de ambos para salir al cruce ante un posible desbarajuste defensivo. Mathieu estaría en la izquierda, Mascherano en el centro y la última plaza se la rifarán entre Piqué y Bartra. En los tiempos de Guardiola en una defensa de tres Piqué era normalmente el descartado. Bartra parece más capacitado sobre el papel para este dibujo, aunque Bale dejara su velocidad en evidencia en la pasada final de las apuestas en la Copa del Rey.

Los laterales naturales (Alba y Alves) darían el salto hasta el centro del campo con Busquets y Rakitic o Iniesta cubriéndoles las espaldas. Alba y Alves se disputarían el puesto por las bandas con Pedro, Delofeu y Neymar si jugase más retrasado. El objetivo es que dos de ellos tengan mucho recorrido y abran lo máximo posible el campo. Se cuenta con que alguno deberá hacer de Luis Suárez hasta octubre. Además, la figura del portero-zaguero cobrará más importancia, de ahí los fichajes de dos guardametas duchos con los pies como Bravo y Ter Stegen.

El lugar asignado a cada uno quedará más claro a lo largo de los amistosos pendientes en pretemporada, ya que en los entrenamientos la táctica figura en un segundo plano por detrás del aspecto físico. El asturiano no quiere que sus jugadores lleguen al final de temporada sin energía, como pasó en el año del Tata. El Barça no tuvo fuerzas para rebatirle al Madrid la final de Copa ni al Atlético de Madrid el título de Liga en la última jornada. El conjunto culé tiene cuatro amistosos por delante antes de la primera jornada de Liga frente al Elche. Debe enfrentarse al Niza, el Nápoles, el Helsinki y el Club León. De los cuatro el que más respeto impone es el equipo italiano, al ser el vigente campeón de la Coppa de Italia y un firme candidato a la próxima Serie A con Higuaín como máxima estrella.

Acerca de @Periodisticos 7562 Articles
Comunidad virtual de periodistas, blogueros, comunicadores, profesionales de este sector en paro, en situación laboral precaria o estudiantes que buscan su primer trabajo o becas

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*