Un premio periodístico que todos desprecian, por @FeSPeriodistas

Los corresponsales extranjeros repudian una iniciativa del ya ex ministro Dastis que consideran un intenta de soborno a su independencia profesional.

El Gobierno saliente de Mariano Rajoy ha cerrado su lamentable visión del periodismo impulsando, en la misma semana que abandonaba La Moncloa, una vergonzosa iniciativa de su ya ex ministro de Exteriores, Alfonso Dastis: los Premios de Periodismo Palacio de Viana.

Lo singular iniciativa de la Dirección General de Comunicación e Información Diplomática ha sido recibida por sus destinatarios, los corresponsales extranjeros, como una forma de comprar sus voluntades; ya que los galardones -adornados con 12.000€- premiarán al mejor artículo sobre política exterior en prensa escrita y al mejor programa de radio y televisión sobre política exterior, del Gobierno español...

Como era de esperar, la reacción de esos corresponsales ha sido inmediata y de rechazo lo que consideran un intento de soborno de su independencia.

Uno de ellos ha sido el corresponsal en Madrid del diario británico "The Times", Graham Keeley, que ha publicado un artículo en el que señala “esta semana llegaron noticias de un premio que yo y cualquier otro corresponsal que se precie preferiría no ganar, a pesar del generoso premio de € 12,000. El Ministerio de Asuntos Exteriores de España está poniendo dinero para el corresponsal extranjero que escribe el mejor artículo "sobre el papel de España en el exterior". 

Por su parte el corresponsal de la BBC, de "Daily Telegraph" y "Los Angeles Times" en Madrid, James Badcock, se pregunta en su cuenta de Twuitte: "Si no pueden convencer a los periodistas , intentan comprarlos? ". No es menos severo el corresponsal de "Le Figaro", RadioFrance y la cadena BFMTV, Mathieu de Taillac, quien considera que se trata de un premio al propagandismo. "Me quedo atónito. Premio al 'artículo de un corresponsal extranjero que mejor contribuyente a la buena reputación de España'. ¡No creo que me lo concedan! Y si lo hicieran, espero que mis jefes me despidan.”

El corresponsal estadounidense Roger Evans considera que el premio es consecuencia de "su frustración para huir de las malas noticias, España está ofreciendo un premio de 12.000 ?? al corresponsal extranjero que juzguen escribir con más gracia (por lo tanto, censurar las cosas horribles) sobre España. Habrá unos concursantes ansiosos."

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*