(Un mes) Después de las elecciones europeas, por Emilio Fuentes Romero (@efurom1)

Demasiados ciudadanos consideran que las elecciones al Parlamento Europeo son unas elecciones de segundo orden y se permiten incluso el lujo de no acudir a las urnas. Es posible que en convocatorias anteriores esto haya podido ser en parte así. Pero en las elecciones del pasado 26 de mayo era  mucho lo que había en juego. Los medios han resaltado las consecuencias de estas elecciones a nivel europeo (el desgaste de los partidos políticos tradicionales, el avance de la extrema derecha no ha sido tan temible como se esperaba, los verdes van ganando posiciones...) y se preocupan más por lo que sucederá ahora:  ¿Quiénes ocuparán los top jobs -la presidencia de la Comisión Europea, del Parlamento Europeo, del BCE, del Consejo de la UE,  o el Alto Representante de Asuntos Exteriores- de las instituciones europeas durante los próximos cinco años? Sin embargo, tal vez la novedad de las elecciones europeas en esta ocasión es cómo están afectando a las políticas internas de los Estados miembros: - En Reino Unido, Theresa May, que  presentó su dimisión tras la jornada de votación el jueves 23 de mayo, parece que presentía el rotundo éxito del Partido del Brexit y de Nigel Farage. Menos previsible era, sin embargo, que el partido Liberal Demócrata, firme defensor de la permanencia en la UE, se haya convertido en la segunda fuerza política más votada, por delante de los dubitativos laboristas de Jeremy Corbyn y  a gran distancia de los 'tories'.
                                   Laurent Wauquiez - En Francia, los titulares  hablan más del ascenso de los seguidores de Le Pen y del voto de castigo a Macron, pero menos de la  "descomposición de la derecha francesa" tras las elecciones europeas, que ha llevado a Laurent Wauquiez, líder de Los Republicanos, a presentar su dimisión o del éxito de  de Yannick Jadot, líder de Europa Ecologista Los Verdes EELV, que se ha convertido en la tercera fuerza política en Francia.                                    Andrea Nahles  - En Alemania, casi al mimo tiempo que Wauquiez, Andrea Nahles líder de los socialdemócratas ha presentado también su dimisión, lo que no solo supone una nueva crisis del SPD, sino que pone en riesgo la Gran coalición que gobierna en Alemania y abre la posibilidad de adelantar las elecciones generales, esta vez ya sin Merkel.  -En Grecia, "la rotunda vitoria de la conservadora Nueva Democracia, que sacó nueve puntos a Syriza en las europeas, empujó al primer ministro, Alexis Tsipras, a adelantar las elecciones legislativas, previstas para otoño, al mes de junio"   - En Italia, La Liga de Matteo Salvini ha ganado las elecciones europeas, pero el Partido Democrático de Nicola Zingaretti se ha convertido en la segunda fuerza política, desbancando al Movimiento 5 Estrellas (M5S), lo que abre la esperanza de que la izquierda recupere su importancia en los próximos años.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*