Un islamista mata; Le Pen cae en las encuestas: ¡vive la France!, por @pablombelena

La comparación fácil es pensar en el 11-M de 2004 en España: unos atentados islamistas contra el régimen democrático poco antes de unas elecciones. Pero no, no deberíamos caer en esa comparación. En España murieron casi 200 personas, y fue organizado y orquestado para dañar a un partido, el PP, que al frente del Gobierno de la nación había autorizado la presencia de nuestras tropas en Irak y Afganistán. Lo de Francia es obra de un loco que, aunque dice formar parte de Al Qaeda, actúa solo y sin planificación. Actúa, como ha demostrado, improvisando objetivos.

Y el resultado podría ser, además, otro, en cuanto a la repercusión pública: no es que insinúe que los españoles hicieron mal al cambiar claramente la orientación de su voto en apenas 3 días de margen, pero a los franceses hay que ensalzarles por no ir a la solución fácil: radicalizarse. Marine Le Pen, la representante de la ultraderecha, hijísima de Jean-Marie Le Pen, cae en las encuestas. Crece Sarkozy y se estanca el socialista Hollande. Cosas que dan para una reflexión. Insisto que no para castigar a la opinión pública española por lo del 11-M-14-M, sino porque lo de los franceses merecen un elogio.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*