Un informe de Reuters constata el aumento de noticias falsas, por @FeSPeriodistas

 

El trabajo se centra en el periodismo digital con una profunda investigación sobre la industria de las falsas informaciones, modelos de negocio fallidos y el poder de las plataformas.

El Instituto de la agencia de noticias Reuters ha publicado su informe anual sobre el periodismo digital. Este año 2017 se ha centrado en una profunda investigación sobre la industria de las noticias, es decir noticias falsas, modelos de negocio fallidos y el poder de las plataformas, según recoge el portal periodistas-es.com.

En el caso de Internet y el contenido multimedia, Reuters sostiene que la información que contiene puede llegar a tener muy poca credibilidad debido a las noticias falsas. En muchos de estos casos se produce una politización y una alteración en la percepción del contenido. Estas noticias falsas están muy ligadas al hecho de la producción de noticias indiferenciadas, es decir, cada vez es más común el consumo de noticas de las cuales no se conoce la fuente original.

Otro punto destacable del informe de Reuters son las perspectivas económicas; aunque sostiene que en la mayor parte de las empresas de medios siguen siendo extremadamente difíciles, no todos los indicadores son malos; ya que el crecimiento del bloqueo de anuncios se ha detenido y la suscripciones en línea y las donaciones están aumentando.

Reuters señala que el objetivo que se persigue es que en el futuro, más personas estén dispuestas a pagar por un contenido suficientemente valioso, conveniente y relevante. Así el periodismo digital está centrándose en la calidad del contenido, intenta demostrar la transparencia y la imparcialidad de su contenido y también adquirir una fidelización con la audiencia en vez de aspirar a grandes audiencias mediante hábitos como el correo electrónico y las notificaciones móviles. Estas tendencias no son mundiales ya que en Asia, América Latina y el sur de Europa el enfoque sigue estando dirigido a los ingresos por publicidad ya que la disposición de pagar por el contenido es más limitada.

Desde la perspectiva de las plataformas hay un reconocimiento de que los algoritmos normalmente no son neutrales y a medida que los legisladores y reguladores se acercan a las plataformas como Facebook o Google estas responden incluyendo en sus respectivas áreas de noticias a través de asociaciones con contenido independiente para intentar que la población global salga de la “burbuja” de los medios globales. Aunque el objetivo actual de las plataformas es generar niveles de confianza a largo plazo mucho mayores de los que gozan actualmente.

En España, un 10% menos de periódicos impresos
El informe que ha elaborado Reuters en España detalla que la impresión de periódicos ha continuado bajando casi un 10% el año pasado por debajo de los 2 millones de ejemplares. Las principales cabeceras son El País, –14 %, El Mundo, –18,5 % y ABC,  –14 %, respectivamente, que sufrieron las mayores pérdidas inteanuales de ventas en quiosco. Ningún periódico vendió más de 200. 000 ejemplares diarios según la OJD (Oficina de Justificación de la Difusión).

El País, El Mundo y 20 minutos siguen siendo los periódicos más populares en Internet al margen de las principales cabeceras, los sitios nativos digitales que continúan prosperando y alcanzan una audiencia mayor que en la mayoría de los demás países. Los medios más exitosos son El Confidencial centrado en una línea política y de negocios, seguido de Eldiario.es especializado en nuevas políticas, finanzas personales y de consumo y ahora en el deporte y Público.es que a pesar de nacer como un diario impreso ha escalado muchas posiciones siendo solo digital.

Respecto a la financiación de los diarios digitales en línea sigue siendo mayoritariamente por la publicidad, pocos editores utilizan el sistema de paywalls (muros de pago) aunque algunos diarios obtienen beneficios de sus ventas en quioscos digitales. Así la publicidad en Internet crece un 14 % anualmente, pero esto no compensa las pérdidas de los diarios impresos, ya que solo el 9 % de la población paga por la prensa digital.

Por otro lado la audiencia de la televisión sigue cayendo por cuarto año consecutivo pero sin embargo el uso de las redes sociales y de mensajería aumenta, siendo la primera respecto al uso global WhatsApp seguida de Facebook y YouTube.

Globalmente la confianza en la prensa aumenta después de haber alcanzado su nivel más bajo en 2015. Uno de cada tres usuarios comprueba cinco o más fuentes en línea durante la semana, pero el cómputo global sostiene que se confía en el 51 % de las noticias generales. Este informe contiene datos que abarcan a más de 30 países y cinco continentes; es un recordatorio de que la revolución digital es contradictoria y tiene excepciones puesto que ha aparecido y ha crecido a destiempo en los distintos países.