¡Un café, por favor!

 

El café es, sin lugar a dudas, el principal aliado y fuente de poder e inspiración de millones de personas alrededor del mundo, desde estudiantes buscando terminar ese trabajo de último minuto gracias a litros de café solo, hasta amigas de toda la vida hablando de su día delante de un buen cortado. Para muchos trabajadores, el café representa la única manera de despertarse temprano por la mañana y enfrentarse a los desafíos de la jornada: tráfico, colegas y las pequeñas cosas de la vida de oficina.

Foto: Pexels

Más que su grano y su sabor amargo, lo que atrae la atención es el aroma y la profundidad del café. El café es la bebida ideal: independientemente de si se prefiere tomarlo solo, con azúcar o leche, frío o caliente. El café se puede tomar con todos platos, desde los salados a los dulces, y Deliveroo ofrece una amplia selección de comida para satisfacer cada gusto personal.

Según cuenta la más antigua y repetida leyenda, en el siglo IX en la actual Etiopía, un pastor notó que sus cabras no conseguían dormir después de comer los frutos rojos de un arbusto, así que él mismo los arrojó al fuego. Al tostarlos, oliendo su tan particular aroma, decidió ponerlos a enfriar en agua y después beber la mezcla, entendiendo así el efecto de los granos de café en sus cabras y dando origen así a la primera taza de café.

Foto: Pexels

La noticia de este grano con poderes energizantes fue llevada hacia los monjes del monasterio más cercano, quienes siguieron experimentando con el café y expandieron su consumo hacia Arabia. A partir de ahí, los granos de café fueron llevados hacia Europa después de siglos de celosa custodia árabe, gracias a unos contrabandistas holandeses quienes se atrevieron a arriesgar todo por sacar las bayas de café fuera del control absoluto de los árabes.

Ya en Europa, a partir del siglo XVII, la bebida de café se popularizó y comercializó tanto que pasó de ser algo exclusivo de los más ricos y poderosos árabes a ser la bebida más comercializada de muchos pueblos europeos Esto dio paso a que los países colonizadores llevaran el grano de café a Java, Colombia o Kenia para continuar con su producción y poner la bebida de café al alcance de muchas más personas alrededor de todo el mundo. Hoy en día es unas de las bebidas más famosas, tanto que se ha convertido en un símbolo nacional de países como por ejemplo Italia.

Ya sea en un abarrotado bar en el centro de Roma, en un mercado callejero en Estambul, en un drive-thru en Toronto o en un micro apartamento en Hong Kong, una buena taza de café funciona siempre como impulso para iniciar o continuar con las tareas del día y para incrementar la sociabilidad entre las personas.

Foto: Pexels

The following two tabs change content below.

@Periodisticos

Comunidad virtual de periodistas, blogueros, comunicadores, profesionales de este sector en paro, en situación laboral precaria o estudiantes que buscan su primer trabajo o becas
 
¡Un café, por favor!  

Temas

,

Textos relacionados

Autor

Comunidad virtual de periodistas, blogueros, comunicadores, profesionales de este sector en paro, en situación laboral precaria o estudiantes que buscan su primer trabajo o becas