Un baño de ética, por Alberto Calero (@acaleroj)

La cifra es alarmante. Es indecente, inmoral, indigna. Es triste. Es más que preocupante. No hablamos de dinero. No es la cantidad robada por esos mangantes que andan sueltos. No es la cifra que ingresan algunos cuando acaba el año, o el mes o vete tú a saber. Los 2.200.000 son los niños que viven por debajo del umbral de la pobreza en España. Las conciencias de los políticos no se van a revolver. No soñemos. Ellos van a seguir durmiendo a pierna suelta y disfrutando del sol y las palmeras. Seguramente no van a implantar ninguna medida para frenar la desolación. Ayudarán a los bancos y a los defraudadores pero los pobres ya saldrán de la miseria solos. Solos o ayudados por los solidarios. La cifra sale hoy en algunos medios aunque ya se conoció hace meses. Hay más voz para este número maldito tras el asalto (o como quieran llamarle) liderado por el diputado Sánchez Gordillo: sacar a la fuerza alimentos básicos de un supermercado para darlos a los más pobres.

DOS MILLONES DOSCIENTOS MIL. Casi nada. Y son niños. Si hay un Dios que haga algo ya. Si hay moral en nuestra clase política que reaccionen YA. Si tenemos conciencia deberíamos actuar. La cifra provoca dolor de estómago. Nuestros representantes tienen que tomar cartas en el asunto. Estos días que disfrutan de sus vacaciones pueden aprovechar para darse un baño de ÉTICA, poner medidas y ayudar. El baño de ética también puede servir para prorrogar los 400 euros de los parados sin ingreso alguno. Esos 400 euros pueden salvar a algunas familias. Sí, son sólo 400 puñeteros euros pero algunos sobreviven con esa cantidad. Confíemos en quienes nos representan. ¿Se moverán sus conciencias? Puede ser. Se moverán si las tienen. El interrogante ahora es: ¿Las tienen? ¿Son humanos o son marionetas sin sangre? Todo puede pasar. Ya nada sorprende. Estimados gobernantes, dénse un chapuzón en las aguas de la ética. Ahoguense bajo las aguas de la moral y salgan a flote.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*