Un año sin 'El Pitufo', por @AgenciaFebus

Primer aniversario de la muerte de 'El Pitufo', uno de los culturistas más relevantes del panorama nacional.

Hace casi un año, el 18 de abril, para ser más exactos, a los 44 años, tras sufrir un infarto, Jesús Adsuar, campeón de Europa de culturismo, se fue para siempre, dejando dolor y consternación en la familia del Gimnasio Francisco del Yerro.

El mencionado gimnasio Francisco el Yerro de Madrid se estremeció, hace un año, por el fallecimiento de uno de sus hijos pródigos: el culturista Jesús Adsuar, conocido como “El Pitufo”, debido a su estatura. El mencionado culturista era muy querido por todos los compañeros del gimnasio, entre ellos, Fernanda Gómez, propietaria del mismo, su hermano Alfonso, campeón de Europa, Alberto García, Vicente Mena, Virginia Sánchez, Miguel Osorio, Mintxo Lasaosa, Jaime Romero, Roberto del Amo, Jorge Serrano, Francisco Bravo “El Boss”, etc. Fue para todos ellos una gran perdida y un golpe muy duro de digerir.

Sus inicios en el gimnasio Francisco del Yerro

 

Jesús Adusar nació hace 44 primaveras en Madrid. Pronto despertó en él una gran afición por la cultura física por lo que se apuntó, con tan solo 15 años, en el gimnasio Francisco del Yerro del madrileño barrio de Pacífico. Allí, debido a su corta estatura le apodaron “El Pitufo”, así, de esa manera era conocido por todos. Comenzó a entrenar duro de la mano, del también desaparecido, Francisco del Yerro, en aquel momento, dueño del mencionado gimnasio y referente del fisicoculturismo español al ser el primer español en proclamarse campeón de Europa Junior de culturismo en 1976. Tras el fallecimiento de Francisco del Yerro en 1985, Alfonso Gómez, con la colaboración de Jorge Serrano, se encargó de preparar a Jesús Adsuar para sus competiciones.

 

En 1987 se proclamó subcampeón de España Junior

 

En el gimnasio Francisco del Yerro de la mano de Alfonso Gómez, que dirigía sus entrenamientos, su dieta, su suplementación y todos los detalles referentes a la competición, Jesús Adsuar consiguió un gran desarrollo muscular. En 1987, en Sevilla, en el campeonato de España Junior y Master, organizado magníficamente por los hermanos Ruz, Jesús Adsuar, en el peso medio, dio la gran sorpresa. Muchos de los presentes comentaban “su pecho es un portaaviones”. Y es que el pectoral de Jesús Adsuar era increíble, enorme, denso, rocoso, fibroso, muy bien acompañado de unos brazos poderosos, unos deltoides y dorsales amplios, una cintura estrecha y unos muslos equilibrados. No ganó, sí lo hizo Francisco Martínez, pero cada vez que Jesús Adsuar mostraba su pectoral el público alucinaba.

 

En 1988 se proclamó campeón de Europa Junior

 

Un año más tarde Alfonso Gómez, su preparador y gran amigo, le acompañó a Alemania al campeonato de Europa Junior y Master. Allí, Jesús Adsuar, presentó una gran mejora, más definición, unida a un mayor desarrollo muscular, eso, sí, destacando como siempre ese magnífico pectoral. Los jueces no tuvieron duda alguna, su superioridad era manifiesta, por lo que le proclamaron campeón de Europa Junior de culturismo, emulando a su ídolo Francisco del Yerro. En ese mismo año decidió competir en senior. Alcanzó la tercera posición en el trofeo internacional España/Portugal/Andorra y formó parte del equipo español en el campeonato de Europa, celebrado en Lisboa.

 

En 2010 su regreso a las competiciones

 

Tras unos años fuera de las competiciones Jesús Adsuar regresó a las mismas en octubre de 2010. Lo hizo en el campeonato de España Master alcanzando la tercera posición en la categoría de más de 40 años hasta 90 kg. Fue una de las revelaciones del torneo, presentó unos de los mejores desarrollos y el mejor pectoral de la categoría. Unos días más tarde, en una mejor forma, participó en campeonato nacional de Villarrubia de Santiago. Se alzó brillantemente con la victoria, fue el mejor en la categoría Master de más de 40 años. Fue uno de los más aclamados por el público, entre ellos, sus queridos Fernanda y Alfonso Gómez, Alfonso del Río y su pareja Irene Arévalo.

 

 

Un infarto acabó con su vida

Unos días de su fallecimiento Jesús Adsuar notó un dolor en la espalda, no le dio importancia, pensó que era una contractura. “Tienes que ir al médico” le dijeron, pero no hizo caso, “ya se me pasará” decía. Días después, se despertó con un dolor insoportable. Acudió al hospital, pero ya era demasiado había sufrido un infarto provocando un encharcamiento pulmonar que le arrebató la vida para siempre.

Jesús Adsuar pasará a la historia como uno de los culturistas más relevantes del panorama nacional, y como un compañero que ha representado los valores de la nobleza, la lucha, la camaradería, la simpatía, la generosidad y la humildad. Descansa en paz “Pitufo”.

Foto Febus

Publicado por

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*