Un año marcado por la barbarie del ISIS, por Reporteros Sin Fronteras (@rsf_es)

El año comenzó con la matanza de ocho conocidos periodistas y dibujantes del semanario satírico Charlie Hebdo, en París, cuando dos terroristas encapuchados y fuertemente armados quisieron vengar el honor del profeta Mahoma por las caricaturas que el semanario había publicado. Una masacre, reivindicada por Al-Qaeda de la Península Arábiga, que conmocionó a Europa y contribuyó a invertir la tendencia de que los periodistas asesinados en el mundo lo fueran mayoritariamente en zonas de guerra. En 2015, dos tercios del más del centenar de periodistas asesinados lo fueron en países sin conflictos o “en paz”.

La idea, mantenida por la maquinaria de propaganda del terrorismo yihadista, de que los informadores independientes son “soldados enemigos” y “objetivos a apresar o matar”, junto con su creciente actividad internacional han convertido la libertad e independencia de la información en un verdadero desafío global. La masacre de París simbolizó, lamentablemente, la gran conexión del ejercicio de la profesión periodística con el contexto histórico en el que vive. Pocas veces en la historia el periodismo ha sido protagonista de la realidad internacional como en 2015, un año marcado por la barbarie del ISIS que ha copado las portadas, las calles y, por desgracia, las redacciones de medio mundo.

Leer más

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*