#UDSalamanca 90 años de historia se han dejado morir, por @ppozaperez

Los administradores concursales que gestionan a la Unión Deportiva Salamanca después de que se acogiera a un concurso de acreedores han dado este martes por liquidado al club salmantino.

Tras salir de la junta de acreedores del Salamanca, convocada para las diez de la mañana y que no se ha celebrado por no acudir el número mínimo de personas necesario, Máximo Mayoral, uno de los administradores concursales, ha asegurado ante los medios de comunicación que “hoy se puede decir que la Unión ha muerto”.

Despedida_UDS_798333244

La Unión, nombre con el que los seguidores coreaban al Salamanca en El Helmántico, ya es historia. La junta de acreedores no alcanza el quórum necesario y se procederá a la apertura de la fase de liquidación del concurso de la UD Salamanca. Hoy es el día más triste de mis 90 años de historia. Estoy en cada una de vuestras lágrimas. Viviré siempre en vuestros corazones. #HalaUnión”, confirmó el club charro en su cuenta de Twitter.

El club, que actualmente militaba en el Grupo I de Segunda División B, tendrá ahora que refundarse y comenzar una nueva andadura en categoría regional. El último tuit del club no deja lugar a dudas.

El pasado día 28 de mayo, Juan José Hidalgo, el que fuera presidente de la Unión Deportiva Salamanca y también presidente del grupo Globalia, anunció su intención de comprar los derechos federativos del conjunto salmantino para abrir un nuevo club. Sin embargo, desde esa fecha hasta ahora ha habido un cruce de declaraciones de Hidalgo Acera y de los administradores concursales, sobre el coste económico de los derechos federativos. Más de 15 días después, el Juzgado de lo Mercantil de Salamanca ha convocado una junta de acreedores, que ante su no celebración, ha llevado a la disolución del club salmantino. Uno de los administradores concursales, Máximo Mayoral, ha criticado la actitud de Juan José Hidalgo, quien “dijo en octubre que se comprometía, junto a su familia, a aportar lo que hiciera falta, literalmente, hasta el 30 de junio y no ha sido así, no han cumplido con la palabra dada”. Ante la ausencia de un compromiso firme, según el administrador concursal, se han buscado nuevos inversores “pero los Hidalgo dijeron que se hacían cargo y han disuadido a otras personas”.

Los charros deben volver a hacer vibrar a su afición, a mantener vivo ese sentimiento que nace desde su escudo, no es solo fútbol, no es solo un equipo, se viven los colores, la constancia, el esfuerzo, la lucha. El alma de un club es la afición, y en este caso, es la que verdaderamente pierde. Ánimo a La Unión!!! #UDSalamanca #HalaUnión #ÁnimoCharros

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*