The Brew: Fresca brisa británica, por @renacerelectric

A finales de este mes de enero comienza la gira española 2013 de los británicos The Brew, tour que les tendrá tocando a lo largo y ancho de nuestro país durante todo febrero. Tras reseñar su último disco, el fantástico álbum en directo Live In Europe, hoy Renacer Eléctrico se entrevista con Tim Smith, bajista del power trio, para hablar de la carrera profesional de su banda.

¿Cómo te metiste en la escena musical?

Bueno, siempre he estado relacionado con la música, desde mis días de escuela. Antes de ello, debo decir que mi padre fue un gran seguidor de la música en general y del jazz en particular. Por lo que ha sonado música en mi casa desde que era un crío. Lo mismo le ha pasado a Kurtis, que creció en un hogar lleno de música. Y sé que los padres de Jason eran igual, pues su padre siempre ha sido un gran amante de la música e introdujo en ella a su hijo desde muy temprana edad. En cuanto a la escena musical, comencé a tocar el bajo en la escuela y allí formé mi primera banda.

Háblame de tus influencias musicales, tanto del pasado como de la actualidad.

Mis influencias del ayer son casi las mismas que las actuales, los grandes: The Who, Pink Floyd, Led Zeppelin, Jimi Hendrix, etcétera. Por supuesto, también hay bandas modernas: Kula Shaker, Wolfmother o The Black Keys... Aunque, para serte sincero, hay tantas, tantas y tantas agrupaciones que han influido en nuestro estilo o que solemos escuchar, que terminaría siendo una lista demasiado larga para ser escrita.

¿Podrías describir para nuestros lectores la forma, el estilo y el camino que lleva la música de The Brew?

No creo que tengamos ningún estilo en particular pero obviamente, con nuestras influencias, queda claro que se determina cierto sonido para nuestra música, pues es en el que estamos interesados. Ponemos simplemente nuestro empeño en escribir buenas canciones de rock y música que nos suene bien. La mayoría de nuestros temas están compuestos en la carretera y tratan sobre la vida de una ciudad a otra y las experiencias que nos suceden en las giras. Es donde gastamos la mayoría de nuestro tiempo por lo que es natural que sea la materia principal sobre la que escribir. Aun así, también escribimos canciones sobre cosas que nos conciernen como individuos y seres humanos. Al final, sólo somos una banda de tres, guitarra, bajo y batería. Siempre decimos que cada tema que grabamos en estudio es una canción que puede ser tocada en directo.

Por cierto, ¿cómo llegasteis a juntaros cual grupo?

Bueno, Kurtis y yo comenzamos ensayando juntos en casa. De manera eventual invitaba a un amigo mío que tocaba la guitarra para que se nos uniese y acabamos haciendo pequeños bolos locales. Esta situación terminó siendo demasiado para el guitarrista y nos abandonó. Mi esposa y yo habíamos visto a Jason tocando con su anterior banda en un bar de nuestra ciudad, por lo que fue mi mujer la que sugirió que sería bueno para Jason, que por aquel entonces tenía catorce años, que hiciera equipo con nuestro hijo de quince. Yo no lo tenía muy claro pues él ya tenía su propia banda. Pero tras tantear el terreno, descubrí que Jason estaba listo para dejar su grupo y afrontar un cambio en el estilo; además tenía la habilidad de escribir la música que luego tocaba. En este punto decidimos invitar a Jason para que hiciese una audición. Para ser sincero, Jason ya había conseguido el puesto, pero teníamos que darle un toque de oficialidad a su entrada. (Risas) El resto, supongo, es historia.

Con el paso de los años, ¿has sentido una evolución en vuestros álbumes?

Sí, por supuesto, es algo natural. Cuando metes en una banda unas influencias o experiencias que crecen con el tiempo, también lo hace tu forma de componer. Es lo mismo que ver a un bebé crecer y convertirse en un adulto.

The Brew posee un magnífico sonido en el nuevo disco en directo. ¿Qué clase de equipo estáis utilizando actualmente en vuestras giras?

Usamos la clásica línea de amplificadores Marshall, al igual que altavoces, tanto para guitarra y bajo. Kurt usa un kit de batería Pearl y platos Zildjian. Sé igualmente que Jason tiene una pequeña selección de pedales pero básicamente para sacar algunos efectos como el delay o el boost.

Y siguiendo con este tema, ¿podríamos decir que The Brew es más una banda de directo que de estudio?

Bien, ciertamente ese camino es el que habíamos tomado. Aun así, ahora siento que, con nuestros trabajos más recientes, hemos alcanzado un sonido concreto, tanto en estudio como en directo. Al final no le vemos la gracia a hacer una réplica en el escenario de lo que se prepara en el estudio. Las dinámicas de tocar en directo son diferentes a las de encontrarse en un estudio de grabación. Además, tenemos mucha más energía y un impacto visual que ofrecer una vez nos subimos a un escenario. Pero, para ser honesto, sé que es en directo donde nos sentimos más felices.

Si tuvieses que escoger, dime cuáles serían tus cinco piezas favoritas de The Brew para interpretar en directo.

“KAM”: Por su sensación atmosférica, su gran emoción y ese tremendo clímax al final de la canción.
“Every Gig Has A Neighbour”: Por ser un gran tema de rock and roll directo.
“Imogen Molly”: Por ser también una buena pieza de rock and roll que nos deja sentirnos libres en escena, además de por sus secciones que tornan de la sombra a la luz.
“A Million Dead Stars”: Nuevamente por ser un buen corte de rock y que además se ha convertido en muy popular entre nuestros seguidores. Todos se conocen la letra, nos acompañan en los coros y es una genial forma de terminar nuestro espectáculo.
Y, por último, el solo de batería de Kurt: Como no tocamos mientras él lo ejecuta, es una gran oportunidad para quedarse atrás y mirar al público, sus reacciones frente a la actuación de Kurt. Esto nunca falla, siempre me pone una sonrisa en la cara.

Finalmente, ¿qué podemos esperar de The Brew en un futuro próximo?

¡Más rock and roll! Ahora mismo estamos componiendo nuevas canciones para el próximo disco de estudio, trabajo que saldrá a primeros de 2014. También estamos viendo cómo podemos ir metiendo partes de estas nuevas piezas en nuestros espectáculos en directo. Es algo que ya hemos hecho en el pasado y nos sirve para ver qué tal es la respuesta del público ante nuestros nuevos temas. Por supuesto, estamos en un nuevo año, lo que significa que volvemos a la carretera... y nos morimos de ganas de tocar en España, ¡nuestro país favorito!

por Sergio Guillén

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*