Blogs

Ansiedad, por @MilagroMendoza

Todo el mundo experimenta miedo y ansiedad. El miedo es una respuesta emocional, fisiológica y del comportamiento, ante el reconocimiento de una amenaza externa (por ejemplo un intruso o un vehículo sin control). La ansiedad es un estado emocional desagradable ...

Blogs

Por qué nos quejamos, por @MilagroMendoza

La queja es tan común en nuestra cultura latina que muchas veces expresamos disconformidad por situaciones que no experimentamos o padecemos.

En algunos momentos en la práctica privada llegan personas que una y otra vez visitan a un psicólogo diferente por la misma queja. Claro existen casos en el cual la persona no se siente cómoda con el psicólogo, sea por su método de trabajo, o reacciones inconscientes del sujeto. Sin embargo, en este caso abordamos a la persona que luego de un número considerable de sesiones rompe la relación terapéutica sin explicación alguna

En el motivo de consulta de estas personas suele revelarse un cumulo de quejas de distintas áreas de su vida.  Algunos asisten por iniciativa de familiares o amigos que le señalan la incomodidad que les produce la queja.

El diccionario de la Real Academia revela el significado de la queja:

1. f. Expresión de dolor, pena o sentimiento.

2. f. Resentimiento, desazón.

3. f. Acción de quejarse.

A primera vista concordamos que la queja es una expresión de dolor o resentimiento. Se busca cambiar una situación al expresar los sentimientos que nos embargan. Esa queja cumple la función de atraer la atención a un problema. Una vez resuelto, desaparece.

A pesar de ello, muchas personas luego de infructuosos intentos de familiares o amigos para solventar una situación, persisten en la queja. Se enganchan. Persisten en ver el vaso medio vacío.

¿Por qué una persona se engancha en la queja? De manera inconsciente la persona tiene beneficios secundarios ante la posición de víctima. El quejumbroso atrae la atención de otros que en otras circunstancias no obtiene.  Evade la toma de decisiones, así como la responsabilidad de sus acciones. La queja le permite mantenerse en una situación de vulnerabilidad.

Autora: Lic. Milagro Mendoza Twitter:@MilagroMendoza email: psi-milagromendoza@gmail.com

suscribete al blog para recibir mis artículos !Es gratis!

...

Blogs

Escuchando al cuerpo, por @MilagroMendoza

“Se contrae una neurosis por haber desconocido las leyes fundamentales del cuerpo viviente y por haberse alejado de él; el cuerpo entonces se rebela y aparece como un monstruo ante la conciencia que intenta instituir, suprimir o desplazar según su capricho, partes importantes del funcionamiento basal de la naturaleza del organismo humano” Carl G. Jung

Se reconoce que uno de los obstáculos de la humanidad para vivir en armonía es la falta de comunicación entre las personas. El ritmo con el que suele vivirse en las grandes urbes comienza a desplazarse a pequeños poblados obstaculizando los momentos de compartir. La innovación tecnológica ha establecido nuevas formas de relacionarnos. Prevalece la comunicación virtual por la conversación cara a cara.

Para comunicarnos con eficacia necesitamos aprender a escuchar. El Diccionario de la Real Academia, nos da el siguiente significado. Del lat. vulg. ascultāre, lat. auscultāre.

Prestar atención a lo que se oye.

Dar oídos, atender a un aviso, consejo o sugerencia.

Aplicarel oído para oír algo.

Sin embargo, en pleno siglo XXI las personas han perdido el contacto con sí mismas. Las preocupaciones de la vida diaria, el desempeño laboral, el cumplir con el rol de padres, profesionales, hijos, deja poco espacio para prestar atención al cuerpo. Mucho se publica en revistas y libros sobre el cuidado corporal; pero sigue sin escucharse al cuerpo hasta que aparece una enfermedad.  

Es importante notar que el verbo escuchar proviene del latin auscultāre. En la ciencia médica, auscultación: Es el método de escuchar los ruidos del cuerpo durante un examen físico.

El cuerpo grita, lo que la mente calla

Habitual en profesionales o personas que asumen muchas responsabilidades es ignorar las señales que da su cuerpo ante las enfermedades. Ignoran los síntomas posponiendo la atención que el cuerpo pide. En otras ocasiones, la persona acude a distintos médicos en busca de una cura inmediata sin resultados. De un especialista a otro sin causa física conocida para su malestar. Hasta que un médico lo deriva al psicólogo. .

Muchas personas se sorprenden ante tal derivación. La etapa en la cual, la medicina desconocía el componente psicológico en la manifestación de síntomas quedo atrás.

El cuerpo grita, lo que la mente calla

La mente se comunica a través de imágenes y palabras. Solemos recordar sucesos como pequeñas películas que despiertan emociones que han sido reprimidas. La persona que rechaza lo que siente utiliza la racionalización para disminuir la intensidad de sus sentimientos. Por lo tanto no expresa sus emociones de manera asertiva.  

El cuerpo se expresa a través del dolor, o de síntomas sin la presencia de causas físicas. Las personas que levantan una barrera que impide expresar los sentimientos, y pensamientos somatizan lo que callan. Los trastornos gástricos están relacionados con la rabia, así como los brotes de acné suelen desarrollarlo quienes carecen de habilidades para relacionarse con otros.

La enfermedad o el dolor corporal es una llamada de atención que dirige el cuerpo a las necesidades no satisfechas. Obliga a realizar una pausa. Quien se inhibe de expresar sus emociones, no realiza contacto con su cuerpo. Se insensibiliza. Lo oculto trata de ver luz. La sintomatología forma parte de la sombra.

La sombra es aquella parte que permanece oculta de nuestra conciencia. Los síntomas nos llevan a reconocer esa parte que no queremos ver. El desequilibrio en el cual nos encontramos se manifestará una y otra vez, hasta que prestemos atención. La farmacología busca disminuir o callar al síntoma. Evadir su significado provocará que se presente otra anomalía. Una enfermedad o dolor nos obliga a reconocer aquello que nos falta. Integrar y asimilar el significado del síntoma nos permite armonizar nuestro estilo de vida. Admitir lo que nos falta es parte del proceso de la individuación. Es importante reconocer el momento que vivimos cuando el cuerpo habla.

Para escuchar el mensaje del síntoma hay que plantearse dos interrogantes: ¿Cuál es su origen? y ¿Cuál es su propósito? Porque nada se presenta por casualidad. Todo  ocurre por un motivo. Analizar ¿Qué vida llevamos cuando se presenta el síntoma por primera vez? Permite que hagamos un corte en nuestra línea vital. ¿Dónde nos encontramos en nuestro proceso de individuación? Nos lleva a identificar la dirección por la cual nos lleva.

Frida Khalo, la famosa artista mexicana, creo las obras más importantes de su carrera cuando el síntoma de su enfermedad se manifestó con mayor intensidad. Su maternidad frustrada, la invalidez, y su relación con Diego Rivero fueron algunos de sus hitos. En medio del caos, brillo su creatividad. La sombra vio luz. 

El fin de la enfermedad es que subsanemos aquello que nos falta e impide nuestro libre desarrollo. Aprovecha la oportunidad de contactar con tu sombra en esos momentos de dolor, o cuando otro síntoma se manifieste. Es una oportunidad de conocerte y aprender. Aprovéchalo

Autora: Lic. Milagro Mendoza Twitter:@MilagroMendoza email: psi-milagromendoza@gmail.com

suscribete al blog para recibir mis artículos !Es gratis!

...

Blogs

El trauma, por @MilagroMendoza

Mientras ocurre o después el hecho traumático la persona experimenta altos niveles de angustia, hipervigilancia, irritabilidad, dificultad para conciliar el sueño o para concentrarse, problemas para la alimentación.
Suele ser común en la población referir a cualquier evento como trauma.  Importante es resaltar qué es el trauma psicológico:


 Trauma, que viene del griego "herida", y deriva de "perforar", designa una herida con efracción; traumatismo se reservaría más bien para designar las consecuencias sobre el conjunto del organismo de una lesión resultante de una violencia externa. Para Freud el trauma se trata de un único acontecimiento muy violento (emoción intensa) o de varios acontecimientos que producen consecuencias patógenas.

Los eventos traumáticos suelen ser inesperados e incontrolados. Golpea la autoconfianza y la sensación de seguridad del individuo. Es una violación a su espacio vital mostrando su vulnerabilidad lo que se traduce en un intenso temor.


La vida de la persona, cambia.


Los síntomas suelen presentarse 2 días después del evento traumático y permanecer por 4 semanas. Mientras ocurre el evento traumático la persona sufre embotamiento, desapego, desconocimiento de su entorno, parece estar aturdida con lo que sufre.


Siente que la situación que vive no la experimenta, sino que es un observador de los hechos. Puede presentar incapacidad para recordar los hechos más importantes del evento traumático aunque si recuerde lo más general. Afecta  el área global de su vida. Cualquier estimulo puede generar recuerdos del evento traumático.


Algunas de las situaciones que pueden provocar estrés agudo, son:


  1. Accidentes
  2.  Desastres naturales como huracanes, terremotos o inundaciones
  3. - Muerte inesperada de familiares
  4. - Asaltos, delitos y/o violaciones
  5. - Abusos físicos/sexuales durante la infancia
  6. - Torturas, secuestros y/o actos terroristas

La familia se siente abrumada al no saber como apoyar. Que hacer y no. En ocasiones sentirán culpa al despertar una reacción reactiva por los hechos vividos. Algunas familias por miedo tratan de continuar su vida para no preguntar a la persona.

Permita que se exprese, no con el objetivo de revivir los hechos, sino para que desahogue y elabore los eventos. No tiene que decir nada. Abrace y escuche en silencio. No reprima sus emociones. Los lazos familiares sólidos son un importante apoyo en el proceso de recuperación.

Es importante que la persona reciba atención psicológica profesional. Ubique en el Colegio de Psicólogos de su ciudad a los profesionales a los que puede acudir. 

Autora: Lic. Milagro Mendoza Twitter:@MilagroMendoza email: psi-milagromendoza@gmail.com

suscribete al blog para recibir mis artículos !Es gratis!

...

Blogs

Primeros Auxilios Psicológicos, por @MilagroMendoza

Las situaciones de emergencia y desastres pueden provocar en las personas que se han visto afectadas por ellas consecuencias psicológicas y reacciones que afecten al trabajo, familia y amigos. En ocasiones, para paliar esta situación y que se produzca una descarga emocional puede ser necesaria la intervención de un psicólogo 

El afectado de un desastre o victima de la violencia puede tener algunos de estos síntomas
  • Confusión para pensar.
  • Culpabilidad por las pérdidas, inseguridad.
  • Llorar con facilidad.
  • Problemas de concentración.
  • Fatiga, desgana.
  • Problemas de memoria.
  • Problemas para dormir o descansar.
  • Cambios en los hábitos alimenticios.
  • Pérdida de la confianza en uno mismo.
  • Culpar a los demás.
  • Frustración.
  • Desorientación en tiempo y lugar.
  • Sentimiento de impotencia.
  • Abuso de alcohol y drogas.
  • Depresión, tristeza.
  • Enojo, ira, irritabilidad.
  • Miedo.
  • Ideas de suicidio.
  • Ansiedad.
  • Sentimientos de aislamiento y abandono.
  • Dificultades para retornar a la vida normal.
  • Sentirse abrumado.
  • Intensa preocupación por los otros.
  • Nauseas, dolor de pecho o cabeza.
  • Temblores musculares.
  • Dificultad para respirar.
  • Taquicardia.
  • Aumento de la presión sanguínea.

  • Recomendaciones para las personas afectadas
  • Habla con la gente, el hablar es la medicina mas curativa.
  • Comparte tus sentimientos y pensamientos con otros.
  • Busca compañía.
  • Ayuda a tus familiares y amigos lo mas posible, compartiendo sentimientos, escuchándolos. 
  •  Recuerda que uno es una persona normal con reacciones normales ante un evento anormal.
  • Darte el permiso de sentirte mal, tenemos todo el derecho.
  • Realiza algunos ejercicios físicos suaves, alternándolos con relajación, esto aliviara algunas reacciones físicas.
  • Estructúrate el tiempo, mantenerte ocupado.
  • No trates de disminuir el dolor con uso de drogas o alcohol.
  • Trata de mantener un ritmo de vida lo mas formal posible (mantén horas regulares para comer y dormir).
  • Escribe durante las horas de insomnio. Haz cosas o piensa cosas que te hagan sentirte mejor.
  • Toma pequeñas decisiones cotidianas.
  • Descansa lo suficiente para aumentar las fuerzas.
  • Mantén una dieta equilibrada, come regularmente, aunque no tengas apetito.

  • Recomendaciones para los familiares y amigos
  • Ponte a su entera disposición, todo el tiempo que sea necesario.
  • Ofréceles tu compañía y tu ayuda
  • Escucháles tratando de compartir sus sentimientos. Muchas veces no es necesario que les digas nada, sólo necesitan tener a alguien que les oiga
  • Deja que expresen libremente su pensamientos y sus ideas
  • No les cuentes otros sucesos similares que conozcas, el suyo es único en este momento
  • Permíteles llorar, sentir rabia o ira.
  • Comprende que pueden tener reacciones o palabras negativas contra ti, es normal en estas situaciones
  • Ayúdales en las actividades que deban realizar: tareas cotidianas, trámites, papeleos...
  • Si lo desean , déjales que estén solos
  • Ante determinadas pérdidas, debes saber que al afectado le resulta muy difícil tener esperanza en el futuro
  • No les des ningún consejo si no te lo piden, pero mediante tu escucha activa ayúdales a pensar y a tomar decisiones
  • Piensa que recuperarse lleva tiempo; cada uno tiene su propio ritmo para adaptarse a la pérdida sufrida. Pero si los síntomas son muy extremos o perduran mucho en el tiempo habría que buscar asesoramiento especializado

Fuente Cruz Roja Española

suscribete al blog para recibir mis artículos !Es gratis!

...