Javier Astasio
Blogs

Sobre ruedas, por Javier Astasio

Dijo ayer la ministra de Empleo que la recuperación económica de nuestro país "va sobre ruedas". Y, si asume la responsabilidad de decirlo debe ser porque en algún sitio lo habrá leído o alguien se lo habrá dicho.

De haberlo leído ha debido ser en alguno de esos argumentarios que reparten el Gobierno o su partido, como casi todos los gobiernos y casi todos los partidos, entre los ministros o dirigentes que deben enfrentarse a los micrófonos, las libretas y las cámaras, en estos tiempos de prensa acrítica y sin derecho a repreguntar o ni siquiera preguntar, tiempos en que los medios ya no pertenecen a gente que ama la verdad y a los lectores, sino a bancos, eléctricas o constructoras, o a grupos editoriales emparentados con el poder que trocean y seleccionan la verdad en pequeñas verdades a medias o, directamente, en pequeñas o grandes mentiras, para que la digestión de sus lectores no sobresalte su siesta. Y si no lo ha leído en uno de esos manuales de instrucciones para la supervivencia que le llegan cada mañana al despacho, se lo ha debido decir alguien y ese alguien o es un compañero de gobierno o, entrando en el terreno de lo esotérico, ha debido ser la virgen del Rocío, con la que parece tener línea directa, puesto que le pide y agradece cosas.

O eso o miente descaradamente, porque todos los indicadores económicos que tocan suelo, no esos que tanto gustan a los gobiernos y empresarios, los indicadores que hablan de excluidos, de parados, de gente que ha de alimentar a sus hijos con la solidaridad de otros, de gente que hace años que no estrena ropa, a no ser que sea de segunda mano o de mercadillo, esos indicadores, mucho más reales que los de papel, con los que yo me topo cuando pongo un pie en la calle y que dicen que, de momento, no estamos mal, sino peor.

Hay que tener mucho valor y mucho descaro para decir lo que dijo la ministra o hacerle leer al rey, ante representantes de países tan poco democráticos cono los de los emiratos, un discurso que aquí, en España, suena a eso, a mentira. Y hay que tener valor para hacerlo simultáneamente a la aparición de los datos de Eurostat que sitúan a cinco regiones españolas como las de mayor tasa de desempleo de Europa. O a las pocas horas de saberse que, frente al optimismo del Gobierno, los bancos de alimentos, los que suplen con el trabajo de sus voluntarios y la solidaridad de muchos la tarea de atender a los más necesitados que debería corresponder al gobierno, adviertan de que cada vez reciben más peticiones de ayuda y que esta situación puede empeorar. O coincidiendo con el informe de Save the children que, coincidiendo punto por punto con el presentado hace unos días por Cáritas y que tanto molestó al ministro Montoro, nos habla de tres millones de niños en serio riesgo de exclusión y medio millón de ellos por debajo del umbral de la pobreza. Lo que nos coloca en el penúltimo peldaño de la pobreza infantil en Europa.

Y lo peor es que, mientras eso sucede, danzan las cifras del dinero B del PP, de su escamoteo a la hacienda de todos, danzan las cifras vertiginosas de fraude en los ERE y en los cursos de formación para parados, hay consejeras que se asignan con el mayor de los descaros cheques para que su hija estudie entre tules y apellidos de postín y tenemos ministros a los que eso no parece preocuparles, hasta el punto de "inventarse" ayudas ya existentes que, en la mayor demostración de torpeza que recuerdo, desmentir a los postres el anuncio de ellas que hizo en el aperitivo.

Dice la ministra que la recuperación económica va sobre ruedas y no faltará quien nos hable del éxodo de semana santa y del dispendio de algunos para ver en vivo y en Valencia la final de la Copa. Yo le digo que siempre, o casi siempre, se mueven los mismos y que quienes no se mueven probablemente pasarán la Semana Santa, trabajando unos días si hay suerte, o dando patadas a los botes por las calles de su ciudad y que muchos ni siquiera verán el partido en casa, porque empeñaron la tele o no pueden pagar el recibo de la luz.

Puedes leer más entradas de "A media luz" en http://javierastasio2.blogspot.com/ y en http://javierastasio.blogspot.es y, si amas la buena música, síguenos en “Hernández y Fernández” en http://javierastasio.blogspot.com/

...