Blogueros

Súper Community Manager, con un 33% de discapacidad, por @CarlosPenedoC

Si te dedicas a la Comunicación tienes que entrar en el mundo digital. Y en ese pantano ha germinado la figura profesional del Community Manager, estrella emergente de la Comunicación Corporativa.
Curiosamente una asociación con prestigio en el sector (AERCO-PSM) huye de esta denominación inglesa y lleva hasta en su nombre “responsables de comunidad”, que a mí me sugiere la figura del presidente de la comunidad de vecinos.
¿Y qué es un community manager? Pues el profesional que maneja las relaciones externas de una marca o empresa en el ámbito digital, en las redes y medios sociales; es el responsable de la imagen digital de una compañía.
Hasta aquí casi todo el mundo de acuerdo, porque más allá entramos en la niebla de sus funciones y el perfil requerido, y podemos encontrar unas veces a un superhéroe experto en mil disciplinas (comunicación, tecnologías, marketing, derecho, psicología y diplomacia, estos dos últimos los menciono por molestar); otras a un lector y escritor de mensajes; a veces a a un friki digital.

Oferta de empleo real de abril de 2013

Población: Madrid.  Puesto vacante: Community Manager. Categorías: Marketing y comunicación - Comunicación corporativa. Descripción de la oferta: Escuela de Formación necesita para su delegación en Madrid un/a Community Manager.
Se ofrece: contrato fijo discontinuo. Jornada parcial. Trabajo 4 meses al año hasta un máximo de tres años. Estudios mínimos: Bachillerato. Experiencia mínima: Al menos 1 año.
Requisitos mínimos: será necesario disponer de un Certificado de Discapacidad de al menos el 33%.
Se requieren nociones de posicionamiento web, conocimiento desde la arquitectura de la web hasta la preparación de la misma para SEO, teniendo en cuenta el contenido y la información que se transmite a través de las redes sociales y cómo esto afecta al posicionamiento en buscadores. Capacidad para diseñar páginas Web con buena usabilidad orientadas al usuario/a. Conocimientos de Analítica Web. Capacidad de gestión, comunicación y difusión de contenidos para construir una comunidad. Capacidad para proponer acciones de Marketing que incrementen el tráfico a los blog y páginas web previamente definidos. Capacidad para proponer estrategias de Social Media.
Salario:  6.000 € Bruto/año″.
En síntesis: la supuesta Escuela de Formación busca a Leonardo da Vinci, con estudios de Bachillerato, experiencia laboral y 6.000 eurillos al año. Y discapacitado. Digo supuesta porque no hay que descartar que los portales y servicios de empleo, visto el panorama, estén aprovechando la coyuntura para engordar sus bases de datos y se inventen a veces las ofertas que publicitan.

Nativo digital 

La primera vez que me encontré con la expresión nativo digital creí que se refería a haber nacido dentro de un PC, como Tony Leblanc nació dentro del Museo del Prado. Afortunadamente equivale a cierta familiaridad con el entorno, que el lugar de nacimiento es algo bastante aleatorio.
De mi paso por la Universidad Autónoma de Madrid recuerdo una puerta siempre cerrada, en el piso menos uno, con un logo (isotipo) extraño parecido al de peligro nuclear: era el laboratorio de informática. Nunca entré y juraría que quienes cruzaban el umbral llevaban bata blanca y unas tarjetas de cartón con agujeros.
La mezcla de admiración y recelo que provocaba aquella puerta creo que se produce hoy con la figura del community manager, una necesidad imperiosa para cualquiera que se precie de vivir en el planeta y una indefinición propia de su novedad, el chamán de la tribu que opera en un mundo tan atractivo como desconocido.

Los jueves, milagro

¿Qué no es el community manager? No es el director del departamento de Comunicación (dircom), tampoco el director de Márketing, no procede de FP electrónica, no es Leonardo da Vinci, no es el vecino más simpático de su escalera.
La Comunicación siempre ha tenido algo de mala conciencia en el mundo de la empresa por aquello de trabajar con intangibles, reputación, resultados a medio y largo plazo, historias poco concretables económicamente. Por eso se inventó esa milonga del valor equivalente de publicidad, un falso cálculo de la información publicada como si fuera espacio pagado.
Lo que ha ocurrido ahora y es novedoso es que cualquier movimiento en el planeta digital deja huella y se puede registrar. Y entonces para justificar su labor y darle una apariencia empresarial el profesional de la comunicación hace hoy un acopio de métricas, datos, seguimientos, indicadores, visitas, digno de un Nobel en matemáticas.

Epílogo

¿Dónde hay que firmar para asegurarse un 77% de capacidad? Todos somos discapacitados, decía alguien y es cierto. Certificar ciertas minusvalías ya me parece más difícil.

Los norteamericanos de EE.UU. son únicos para convertir la actualidad en arte pop, a lo que sumamos la moda de transformar en infografía todo lo que vuela (hay también mucho diseñador gráfico en paro). Aquí dejo un par de enlaces con distintos perfiles infográficos sobre los superpoderes del nuevo superhéroe de la Comunicación, el community manager, y todo por 6.000 euros al año, brutos. Los héroes a secas creo que se quedan en 3.000. Los profesionales normales trabajan gratis, o eso pretenden.

Hay que ser muy hombre para mirar como un perro, dejó escrito en algún sitio Umbral, antes de perder la cabeza.

Sugerencias

...

Blogs

Abuso de poder, por @CarlosPenedoC

Está claro que se puede ser cura y no pederasta, y se puede ser militar y no torturar, la inmensa mayoría no actúan así. Se trata de dos colectivos de tal amplitud que las generalizaciones en positivo o en negativo deberían estar prohibidas por prudencia estadística, en 18.000 curas o 135.000 militares hay de todo, incluso delincuentes.
Pero la tolerancia sólo puede ser cero para quienes confiamos la educación de nuestros hijos, nuestros miedos o el monopolio de la violencia. Si no se puede evitar la comisión del delito -como sería exigible-, sí debiera existir tal cúmulo de filtros y cortocircuitos que ante un caso de este tipo al minuto siguiente saltaran todas las alarmas.
Afortunadamente para nosotros, en España, Europa y mundo anglosajón (el término Occidente despista) juzgamos a cada uno de los nuestros por lo que hace, a diferencia de lo que suele ocurrir con árabes y musulmanes, a quienes juzgamos en grupo y por lo que son, y en su caso un delito o actuación negativa representa a toda la comunidad.
El pasado 17 de marzo El País difundió un vídeo que muestra torturas infligidas por soldados españoles a iraquíes a comienzos de 2004 en Irak. Hace nueve años. La reacción más habitual ha sido preguntarse por el momento de su difusión, por qué ahora, a quién beneficia y cuidado con no generalizar, incluso aparecen rencillas entre periodistas, sobrevolando todo el mundo la extrema gravedad del suceso.
Se cumplen 10 años de la participación de España en la coalición de apoyo a la invasión de Irak, cuando nuestros responsables políticos confundieron jugar en primera división internacional con meter al país, y a los militares, en una guerra justificada con engaños e ilegal.
Primero, Irak: no es decente hablar de la invasión de Irak obviando a los iraquíes, debatir sobre geopolítica sin mencionar a los muertos. ¿Cuántos? 109.000 documentados por el Pentágono entre 2003 y 2009, conocidos gracias a Wikileaks. Súmense los no documentados y las condiciones de vida destrozadas por la invasión que aún hoy no ha recuperado los niveles del dictador, lo que también provoca muertes (sanidad, alimentación, agua); situación extrañamente compatible con una producción de 2,6 millones de barriles de petróleo diarios. Si pusiéramos en fila una estimación moderada de iraquíes muertos por la invasión del país en el arcén de la N-II llegaría de Madrid a Zaragoza. Todos evitables, todos con nombre y apellidos, con esposa, padres, hijos, vecinos, suegra y algunos incluso con hipoteca.
Segundo, la guerra. El artículo 2.4 de la Carta de las Naciones Unidas afirma que “los Miembros de la Organización, en sus relaciones internacionales, se abstendrán de recurrir a la amenaza o al uso de la fuerza contra la integridad territorial o la independencia política de cualquier Estado, o en cualquier otra forma incompatible con los Propósitos de las Naciones Unidas”. Desde 1945 la guerra está prohibida, salvo en legítima defensa. La misión principal hoy de cualquier ejército civilizado y de cualquier ministerio de Defensa es evitarla. No ocurrió así en 2003.
Está bien un nivel medio de mitificación de la guerra por si nos toca defendernos de una agresión externa, pero sin olvidar en el fondo que una confrontación bélica implica el caos y la matanza de otras personas. Sorprende la ligereza con la que se habla de la guerra, inadmisible hasta en el caso hipotético de un corresponsal en campaña promocional de su libro.

Fernando Botero, "Abú Ghraib 60".

Las torturas conocidas gracias a El País ocurrieron porque España participó en la invasión de Irak, y por supuesto no pudo escapar, sino que fue parte, de la ruptura de la ley que supone una situación de este tipo. En las guerras se mata a los civiles, se viola a las mujeres, se tortura, se profana a los cadáveres, se graba todo o fotografía con el teléfono móvil y se roba a manos llenas al amparo de la defensa de valores excelsos.
Las guerras hay que evitarlas, no inventarlas, y si caes en una, blindarte legalmente y ser consciente de que acabas de entrar en la sinrazón que permite acabar con la vida de los demás.
Hace 15 días El País publicó lo que parecen ser pruebas de militares españoles torturando a iraquíes. El Ministerio de Defensa y el Ejército de Tierra ya llegan tarde para ofrecer todo tipo de explicaciones y que los autores paguen el delito.
La Base Naval de Rota ha duplicado su capacidad de atraque desde el año 2007, con una confusión entre OTAN y EE.UU en la justificación de las obras muy similar a lo que ocurre con el escudo antimisiles.
Precisamente durante estas semanas se encuentra en trámite parlamentario la reforma del convenio de Defensa entre España y EE.UU., ha pasado por el Congreso, va hacia el Senado, con una indiferencia entre la opinión pública que debería de hacer pensar a los parlamentarios. Detrás de la reforma está la participación de Rota en el escudo antimisiles de EE.UU. Las últimas amenazas de Corea del Norte darán nuevos y falsos argumentos para justificar una de las decisiones más importantes de política exterior de los últimos años, no explicada por el anterior Gobierno ni por el actual.
Dentro de las noticias probables y no confirmadas se encuentra que Francia puede reducir sensiblemente su presupuesto de Defensa y el número de militares; y que el Ministerio de Defensa, el nuestro, no tardará en pedir-conseguir 1.000 millones de euros con aparente destino a contratos de armamento (en 2012 se aprobó un crédito extraordinario de 1.800 millones a mitad de ejercicio, una subida del 28% en el presupuesto inicial del Ministerio), lo que no puede generar más que confusión sobre las cuentas de Defensa y dudas de por qué Alemania, Reino Unido o Francia están renegociando contratos y España no, o aún no.
Frente a la confusión, voluntaria o accidental, se agradece la aparición de informes como el elaborado por Bernardo Navazo para la Fundación Alternativas sobre el impacto y la necesaria reacción de la Defensa ante la crisis económica. Pone sobre la mesa los suficientes datos, actuaciones de países cercanos y elementos para el debate y el análisis que justifican su lectura incluso sin tener en cuenta la reacción que ha provocado entre buena parte de un ámbito político y económico poco dado a la autocrítica, un atractivo más.

Sebastián Terraga, "Guantánamo Fashion".

Defensa creará una gran centro de I+D+i con el INTA y La Marañosa, lo que parece una decisión razonable.
Los aviones sin piloto siguen volando, y Obama da un paso y asegura que no empleará drones para atacar a ciudadanos en EE UU.
Y finalmente parece que ahora descubrimos el papel de los lobbies y de los intermediarios en los grandes contratos internacionales, que en todos los casos actúan a comisión. No es criticable esa función, quizá lo pueda ser las formas y la personalidad de algunos que dedican buena parte de su tiempo y esfuerzo a estas tareas. El pasado idealizado ya no va a poder tapar comportamientos dudosos.
Enhorabuena a la Revista Española de Defensa por su 25 aniversario, editada por el Ministerio de Defensa y sin duda lo mejor de entre la veintena de publicaciones periódicas que financia esa casa.

Sugerencias

...

Blogs

Buscando pistas tecnológicas, por @CarlosPenedoC

Asistimos a una profusión de comunicación sin contenido y de contenido sin comunicación. Buena parte de los mensajes que se intercambian no tienen excesiva sustancia; y al mismo tiempo ámbitos profesionales y económicos de gran relevancia se manejan sin conceder importancia a la comunicación, intercambian ladrillos y se sorprenden luego de cómo su visión de la realidad no ha sido entendida y recogida por los mortales.

Este segundo párrafo que ahora comienza es más flojo, he decidido escribir un párrafo sustancioso -los impares- y en el siguiente explico algo del anterior o directamente desbarro. La teoría del primer párrafo me la encontré escrita en una libreta, pero sin autor, supongo que la frase es mía como su soporte. Tiene sus matices:  no toda la comunicación es intercambio de información, mucha es simplemente para establecer contacto y sentirse acompañado; y en la comunicación  hoy aparecen con fuerza las emociones, hay una auténtica pasión por el storytelling y otros parientes, que nos puede llevar a la niña de Rajoy (debate en TV con ZP en febrero de 2008) y a otros inventos importados que no tienen por qué funcionar en territorio nacional. A propósito de esto hace poco leí que la niña de Rajoy había quemado sus cuentos y se entretiene ahora con sus rotuladores haciendo pancartas.
Para los que nos dedicamos a la comunicación -párrafo tres, impar, serio- es importante identificar tendencias de futuro, por curiosidad profesional y salud laboral, y un camino posible es analizar indicios tecnológicos. Las empresas de este sector de las TIC tienen un interés interesado en analizar y vislumbrar tendencias, y financian fundaciones con ese fin y publican anuarios repletos de datos.
Un ejemplo de lo anterior -párrafo par- se produjo hace unas semanas, cuando coincidimos en un mismo espacio físico y temporal de la calle Fuencarral de Madrid César Alierta, Eduardo Zaplana y yo, una concentración de energía que no provocó pequeños agujeros negros capaces de hacer desaparecer el planeta, como se temía con el acelerador de partículas, sino que era simplemente el marco de la presentación del anuario "La Sociedad de la Información en España 2012". A continuación mezclo algunas de las tendencias que destaca la Fundación Telefónica filtradas o deformadas por mi visión personal (considérense los puntos siguientes como párrafo impar):

  1. La crisis afecta también a la sociedad de la información: en 2012 bajó la facturación en telefonía fija, en telefonía móvil, en banda ancha fija y en servicios audiovisuales.
  2. Multiacceso: además de la conexión a Internet desde un puesto fijo y único, el acceso se diversifica y a través del teléfono móvil se ha triplicado en un año (del 14% al 43%). Las tabletas crecen mucho pero aún representan sólo el 2,7% del acceso a Internet.
  3. El usuario se ha apropiado de la tecnología,  nos dicen, en el sentido de que se utilizan dispositivos distintos según la hora del día, destacando el portátil y los smartphones. Nos cuentan también que las descargas de contenidos se han ralentizado a favor del consumo online y el manejo de información en la red o en nubes.
  4. La cuarta parte de los usuarios españoles de Internet, unos seis millones de ciudadanos, está permanentemente conectados. La tecnología nos permite hoy el intercambio de información y mensajes permanentemente, y en este campo destaca la tendencia a la baja de los mensajes SMS y el crecimiento intenso de la comunicación a través de microblogging (Twitter), mensajes a una red social (Facebook) y mensajes instantáneos (Whatsapp). 
  5. Administración y Gobiernos se intentan hacer más transparentes, y el ciudadano se lo exige.
  6. Smartphones, centro de la vida digital. En España utilizan estos dispositivos el 63% de los usuarios de móvil, el porcentaje más alto de la UE (la realidad no hay que criticarla, porque va a seguir tozuda, hay que analizarla).  
  7. Generación de cantidades ingentes de contenidos y de la infraestructura que los soporta. Se estima que el 90% de los datos almacenados en el mundo actualmente se han generado en los últimos dos años. La fibra óptica en España se ha duplicado en 2012 (algo no nos han contado porque llevo 20 años viendo tapas de Madritel en la acera, aunque parece que no ha reventado hasta ahora). Presente y futuro del llamado Bigdata, almacenamiento, gestión, análisis de un volumen tremendo de datos.

Juan Gris, "Verres, journal et bouteille de vin",
de la Colección Cubista de Telefónica .

Sugerencias

...

Blogs

Yawm el Baba, por @CarlosPenedoC

De mayores podrán gustar más o menos, pero hay que reconocer que los nenes árabes son muy ricos. Como a todos, cuando son bebés hay que dormirlos -enlazo dos nanas, dan ganas de comerse al niño y a la madre cantora- y cuando crecen algo les gusta el baile y la coreografía -aquí con dinero kuwaití, bien empleado-.
El título de esta entrada es una engañifa orientaloide, si hubiera puesto "Día del padre" no habrías cliqueado y no estarías leyendo esto.

...

Blogs

Árabes..., pero ¿quién es esta gente?, por @CarlosPenedoC

Árabes, mejor que Mundo Árabe. Hay personas detrás de las noticias.

Cada uno de ellos tiene nombre y apellidos, familia, hijos, vecinos, algunos hasta suegra, deudas, sueños y pesadillas.
Voy a contar todo lo que nunca quisieron conocer sobre los árabes; y ayudar a responder a algunas preguntas: ¿cómo es que existe esta gente?

La empatía es la capacidad de identificarnos mental y afectivamente con el estado de ánimo de otro, diferencia a la raza humana del resto de los animales y su carencia o avería se observa en algunas enfermedades mentales.

Uno de los caminos para empatizar e incluso simpatizar con otros es la cultura, el conocimiento. Nadie se interesa por lo que no conoce.
A continuación, algunos puntos básicos para conocer a los árabes, algunos bien sabidos, otros menos.

¿Quiénes son los árabes?

En negativo

  • No son una religión. Árabe no es sinónimo de musulmán: sólo son árabes alrededor del 20% de todos los musulmanes del mundo. Hay importantes comunidades árabes cristianas en muchos países de Oriente Próximo como Líbano (maronitas, ortodoxos griegos, melquitas), Irak (caldeos, siriacos) o Egipto (el 10% de la población son coptos, alrededor de 8 millones).
  • Por tanto, no son países árabes y sí musulmanes Turquía o Irán. Se podría decir que los países árabes están limitados por el Mediterráneo, el Sáhara, la frontera sur turca y la frontera este de Irak.
  • Los árabes no son una plaga ni un castigo divino.
  • No son una raza, las razas no existen, aparte de la humana. Quizá es más apropiado hablar de grupo étnico, que hace alusión a la identidad cultural, mientras que raza hace referencia a la biología e implica cierta clasificación y jerarquía entre unas y otras. El grupo étnico comparte o puede compartir cultura, ancestros comunes, costumbres, historia, idioma, religión, símbolos, tradiciones.

En positivo

  • Dicen los diccionarios que árabe significa perteneciente o relativo a los pueblos de lengua árabe; persona de Oriente Próximo o del Norte de África que habla árabe como primera lengua.
  • Parece por tanto importante la historia y el idioma. Los árabes hablan árabe y comparten siglos de historia y referencias culturales comunes.
  • Son 350 millones de personas y comúnmente se considera que forman esta comunidad 22 países.
  • Una clave para acercarse a los árabes es tener en cuenta su tremenda diversidad, económica, social, demográfica. Los tópicos funcionan normalmente mal para referirse de un brochazo a un mauritano y a un qatarí. Otro consejo es evitar los frecuentes viajes de 13 siglos que mucho investigador emprende para acabar no entendiendo nada, la explicación suele estar mucho más cerca.

Otros indicadores

  • PIB: 2,41 billones $, billones españoles (PIB de España, 1,47 billones $). La economía española triplica en volumen la saudí, país con mayor PIB de la región; y es 14 veces mayor que la marroquí. 
  • PIB per cápita 6.297 $ (España, 30.000 $).
  • Esperanza de vida al nacer: 70 años. 
  • Gente joven: la mayoría de los árabes -54%- es menor de 25 años. En comparación, el 48% de la población en países en desarrollo y el 29% en países desarrollados está por debajo de esa edad. Esta circunstancia tiene su importancia en relación con la llamada Primavera árabe y para identificar presentes y futuros movimientos migratorios o la práctica imposibilidad de que muchos jóvenes encuentren empleo en su propio país.
  • La media mundial de número de hijos por mujer ha caído drásticamente desde 1979 desde 4,3 en el periodo 1970-1975 hasta 2,6 niños por mujer en 2005-2010. Los países árabes han seguido la misma tendencia, con una tasa de fertilidad a la baja desde 6,8 niños por mujer en 1970-75 hasta 3,6 hijos en 2005-2010.

¿Dónde están?

Los 22 países árabes se pueden agrupar en subregiones conocidas como Mágreb y Máshreq.
Mágreb significa Occidente y comparte raíz lingüística con Algarve y abarca Marruecos, Mauritania, Argelia, Túnez y Libia.
Máshreq significa Oriente y comparte raíz lingüística por ejemplo con Axarquía, una zona situada al este de Málaga, y encuadra países como Egipto, Sudán, Palestina, Jordania, Líbano, Siria, Iraq, Arabia Saudí, Kuwait, Bahrein, Qátar, Emiratos Árabes Unidos, Omán y Yemen.
Al margen de estas dos subregiones quedan Yibuti, Somalia y las Islas Comoras.
Las dos únicas ciudades árabes con Metro son El Cairo y Dubai, que reflejan la primera la mayor ciudad y centro en muchos aspectos de este entorno cultural (Egipto es el mayor productor de culebrones para TV y películas de cine), y la segunda refleja la pujanza económica y también política del Golfo en estos tiempos.
Además de en su propio país, los árabes están... en otros países árabes. La región vive fortísimos movimientos migratorios, causados en muchas ocasiones por motivos laborales. El país árabe más poblado, Egipto, tiene al menos tres millones de ciudadanos emigrados, un millón en Arabia Saudí y otro millón residía en Libia, aunque muchos regresaron a casa durante el conflicto de 2012.
Otro aspecto poco destacado por los medios de comunicación es que cada conflicto político o situación de violencia en un país árabe tiene como consecuencia directa grandes desplazamientos de población, movimientos sur-sur, entre ellos: ocurrió con la invasión de Irak en 2003, de donde se vieron obligados a abandonar el país un millón de egipcios que en esas fechas vivían allí, además, por ejemplo, de dos millones de iraquíes que escaparon de la violencia y recalaron en Siria, donde ahora les ha encontrado la actual guerra civil. Éste último conflicto ha provocado medio millón de refugiados, en su mayoría acogidos en Líbano, Jordania y Turquía.
Los árabes han emigrado también por todo el mundo. Muchos de ellos a América, sobre todo entre el último tercio del siglo XIX y la primera mitad del XX, una buena parte procedentes de lo que hoy es Líbano, Siria o Palestina, que por pertenecer hasta la primera Guerra Mundial al imperio otomano aparecen en muchas novelas hispanoamericanas referidos como "turcos". Haciendo un recorrido de norte a sur, puede haber más de 3 millones de ciudadanos de origen árabe en EEUU y hasta 10 millones en el resto de América; son hijos/descendientes de esta emigración árabe Yubrán Jalil Yubrán, poeta y escritor de gran éxito en nuestras ferias del libro antiguo y de ocasión; Carlos Slim, empresario mexicano; Salma Hayek; Shakira; y hasta tres presidentes con origen árabe han gobernado, Carlos Ménem en Argentina, y Yamil Mahuad y Abdalá Bucáram en Ecuador.
En Europa se estima una población inmigrante árabe de aproximadamente 5 millones de personas, donde destaca Francia como destino y el Norte de África como origen.
En España la cifra se acerca al millón, con Marruecos como segundo origen de nuestros inmigrantes, tras la europea y comunitaria Rumanía, y una colonia de 800.000 personas en nuestro país, de los cuales 130.000 tienen la nacionalidad española.

¿Por qué merecen nuestro interés?

  • Vecinos a 15 kilómetros, la distancia entre Algeciras y Tánger. Hay que interesarse por los vecinos.
  • Primavera árabe, revoluciones árabes, despertar árabe o como lo etiquetemos, este mundo está viviendo un proceso político del mayor interés, ampliando espacios de libertad y de participación política inimaginables hace poco más de dos años, cuando arranca en Túnez y fuerza el cambio de los regímenes autoritarios en ese país y en Egipto, Yemen y Libia, hasta hoy.
  • No es posible entender nuestra historia sin los árabes. Europa y España han conformado su identidad luchando y en contacto con el imperio otomano, en el primer caso, y con los árabes en la Península durante ocho siglos (711-1492). La expulsión de 300.000 moriscos se produce en 1609, por lo que la presencia árabe se prolonga un siglo más de las fechas más repetidas. En cualquier caso, por reacción exagerada, nuestra afición a comer cerdo está muy relacionada con esta prolongada relación con lo árabe y musulmán; Cervantes nos cuenta que Dulcinea era una experta en salar cerdos, como prueba de que era cristiana sin sombra de duda.
  • Los árabes fueron elegidos como enemigo de sustitución a la URSS cuando ésta se derrumbó a comienzos de los 90 y la guerra fría se quedó sin contrincante. El chicle no da ya más de sí, pero seguiremos viviendo las inercias durante bastante tiempo. Mucho politólogo, sin entender gran cosa, se ha tenido que estudiar el temario y se ha especializado en este asunto y no lo va a soltar mientras viva.
  • Los árabes son monoteístas como muchos de vosotros.
  • Sienten una sincera simpatía hacia los españoles.
  • Oportunidades de negocio: muchas empresas españolas están buscando y encontrando contratos en los cercanos Marruecos y Argelia, están presentes en el sector turístico en Túnez, abren mercados en el Golfo en infraestructuras y energía.

¿Qué hablan?

Los árabes se sienten muy unidos a su lengua, a la poesía, a la caligrafía y al uso artístico del alifato (su alfabeto).
Y hay una circunstancia clave: Dios habló en árabe al profeta Mahoma y el Corán está escrito en árabe, por lo que el idioma está en la mano también de 1.500 millones de musulmanes.
El alfabeto árabe, que no el idioma, está también presente en otros países e idiomas como Irán (farsi) o Pakistán (urdu); y fue utilizado en Turquía hasta principios del siglo XX.
El árabe es lengua oficial de Naciones Unidas junto con inglés, español, francés, ruso y chino.
Hace unos años estaba muy vigente en el campo del arabismo el debate sobre la diglosia, el peligro más o menos real de que los dialectos hablados en la calle árabe acabaran formando lenguas propias e independientes del árabe clásico o normalizado, fenómeno similar al latín y el nacimiento de las lenguas romances. La creciente alfabetización de los árabes (en torno al 80% de media) y el canal de TV Al Jazeera (léase Al Yasira) reman en sentido contrario, es decir, que no parece haber peligro futuro de pérdida de pujanza o unidad de la lengua árabe, sino todo lo contrario.
Por último, el árabe se escribe de derecha a izquierda y sólo consonantes que van enlazadas una con otra, sus únicas tres vocales van encima o debajo de las consonantes o directamente no se escriben.

¿Y qué más?

Casa Árabe
Casa Árabe-Instituto Internacional de Estudios Árabes y del Mundo Musulmán es un consorcio institucional creado en julio de 2006 en el que participan el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, la Junta de Andalucía, la Comunidad Autónoma de Madrid, el Ayuntamiento de Madrid y el Ayuntamiento de Córdoba.
Los principales objetivos de Casa Árabe, con sedes en Madrid y Córdoba, son reforzar las relaciones políticas bilaterales y multilaterales, fomentar y acompañar las relaciones económicas, culturales y educativas, así como la formación y el conocimiento sobre el mundo árabe y musulmán. En definitiva, Casa Árabe quiere ser un espacio de conocimiento mutuo y de reflexión compartida: un punto de encuentro (dicen ellos de sí mismos).
En Madrid está situado en las Escuelas Aguirre, un edificio neomudéjar de finales del siglo XIX a las puertas del parque del Retiro.
Casa Árabe es el mejor lugar donde ver una película árabe, asistir a una conferencia, tiene la mejor librería de Madrid sobre estos temas, se puede estudiar árabe y dialectal marroquí y ha debido de cambiar recientemente la contrata del restaurante, hay que ir a conocerlo, pero creo que aún se puede comer hummus y cuscús a precios asequibles.

Fuente de los datos (2011)
Naciones Unidas - Arab Human Development Reports
http://www.arab-hdr.org/
Banco Mundial - Middle East & North Africa
http://web.worldbank.org/WBSITE/EXTERNAL/COUNTRIES/MENAEXT/0,,menuPK:247603~pagePK:158889~piPK:146815~theSitePK:256299,00.html

...

Blogueros

Algo estamos haciendo bien en Líbano, por @CarlosPenedoC

La frase de mayor éxito en un reciente debate celebrado en Madrid sobre la primavera árabe fue que "algo está ocurriendo en Oriente Próximo cuando el país más estable es Líbano". Ironía para explicar lo chocante de que en un Oriente Próximo convulso, el país tradicionalmente convulso no lo esté, al menos, al nivel que auguraban los derrotistas, a quienes nunca se busca para contrastar los resultados de sus predicciones.
España ha trabajado por la estabilidad de este país durante los últimos siete años, participando con un contingente militar en la operación de Naciones Unidas.
La fama violenta de Líbano procede principalmente de la guerra civil 1975-1989 (140.000 muertos, 18.000 desaparecidos y más de 200.000 heridos) que este país vivió con una dedicación digna de mejores causas, con participación entusiasta de todo tipo de actores locales y extranjeros, durante una época lo suficientemente larga para marcar a muchos de los hoy adultos, en un paisaje y una geografía familiar por mediterránea, con iconos visuales como Yasir Arafat saliendo in extremis de Beirut rumbo a Túnez (1982); con inventos macabros como los del coche bomba o el terrorista suicida.
Líbano ha sido en los últimos 150 años escenario de injerencias externas permanentes y enfrentamientos internos entre comunidades. La historia nos puede enseñar que Líbano tal como hoy lo conocemos es una creación del mandato francés de 1923 (el único territorio que no dependía administrativamente de Damasco era la montaña libanesa); que se trata de un territorio donde históricamente se han refugiado diferentes comunidades; que en la segunda mitad del siglo XIX se produjo un ascenso social y político de la comunidad maronita, que se tradujo en su enfrentamiento con la comunidad drusa y una fortísima emigración; y que en el último cuarto del siglo XX se ha producido un fenómeno similar de la comunidad shií.

Tradicional cedro libanés dando sombra a un cartel de Heineken.

El conflicto del Líbano forma parte indisoluble de la ocupación de Palestina, recibiendo refugiados palestinos desde 1948 que hoy ya rondan los 400.000, el 10% de la población del país.

Después del denominado Septiembre Negro de 1970, cuando el ejército jordano expulsó con las armas a los milicianos palestinos de su territorio, los episodios más violentos del conflicto Israel-Palestina se trasladan a Líbano y allí los encontramos durante las siguientes tres décadas.
Es en este contexto palestino y también el de la guerra civil libanesa iniciada tres años antes cuando en 1978 Israel invade Líbano, y permanecerá ocupando la franja sur del país directamente o mediante subcontratas hasta nada menos que el año 2000.

La FPNUL fue creada por el Consejo de Seguridad en 1978 para confirmar la retirada de Israel del Líbano, restaurar la paz y la seguridad internacionales. Durante cerca de tres décadas la FPNUL ha observado la ocupación israelí del sur libanés y el nacimiento y crecimiento del movimiento Hezbolá. Tras el ataque de Israel a Líbano en el verano de 2006 en represalia por un incidente en la frontera, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas amplió su mandato original, los efectivos y las reglas de enfrentamiento.
España ha participado desde septiembre de 2006 con 1.100 militares en la denominada Fuerza Provisional de Naciones Unidas para el Líbano (siglas en español FPNUL; en francés, FINUL; en inglés UNIFIL). La más importante operación exterior de nuestras Fuerzas Armadas después de Afganistán.

Ha participado porque se encuentra en estos momentos en una acelerada reducción del contingente no explicada ni justificada.
Desembarco español en Líbano en 2006, un punto exagerado.

Un total de 11.000 uniformados y 1.000 civiles trabajan en FPNUL a 31 de diciembre de 2012. Aparte de la referencia a las constante violaciones del espacio aéreo libanés por parte de Israel, con aviones tripulados y sin tripular (por aquí también abundan los drones), el Secretario General de Naciones Unidas señalaba en su último informe sobre Líbano dirigido al Consejo de Seguridad el pasado noviembre que "España retiró su equipo de remoción de minas y tiene la intención de reducir progresivamente su contribución a la FPNUL a aproximadamente 558 personas".
Ban Ki-moon recuerda también en su informe que "el despliegue de la FPNUL en el sur del Líbano no sustituye un alto el fuego permanente y una solución a largo plazo", e insta a las partes a seguir negociando y acercando posturas. Detrás de sus palabras descansa la idea de que las operaciones de paz con tropas nunca resuelven los problemas de fondo, pero consiguen ganar tiempo para encontrar una solución política entre las partes enfrentadas.
Por su parte, el ministro de Defensa decía el pasado 27 de diciembre en el Congreso que "nuestra  participación actual es de 661 militares, lo que nos convierte en el octavo país contribuyente, liderando el sector este en el que, además del batallón español, se integran batallones de infantería pertenecientes a India, Indonesia y Nepal, una compañía malasia y un hospital chino (...). En la brigada española se integran un contingente salvadoreño tipo sección y otro serbio de similar entidad (...)". Me entero leyendo el Diario de Sesiones que militares salvadoreños y serbios integran la brigada española.
"En cuanto a los resultados -seguía Morenés-, la misión se desarrolla de acuerdo con lo estipulado en la citada Resolución 1701: el Ejército libanés despliega junto a las fuerzas de Finul en el área de operaciones, donde desarrollan numerosas actividades conjuntas. No hay presencia visible de elementos armados y se mantiene una vigilancia estrecha de la Blue Line. Es decir, el cumplimiento de los objetivos es muy elevado, por lo que se están aplicando con mucha facilidad las conclusiones de la revisión estratégica de la operación que se llevó a cabo el pasado semestre y que permite una racionalización del contingente, así como de las posiciones de Naciones Unidas, para dar un mayor protagonismo a las Fuerzas Armadas libanesas y focalizar los cometidos de Finul hacia la Blue Line. Por ello, y como pueden apreciar, España ha reducido notablemente el contingente, disminuyendo con ello las capacidades que tenemos destacadas allí (...). En la actualidad, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha prorrogado el mandato de Finul hasta el 31 de agosto de 2013. Los planes de España son los de continuar con la reducción de efectivos siempre con el respeto a los tres parámetros que cito permanentemente: seguridad de nuestras fuerzas, coordinación con nuestros aliados y cumplimiento de la misión".
Aparentemente nuestra participación en la misión de Naciones Unidas en Líbano va a depender entonces de la seguridad de nuestras fuerzas (auténtica obsesión del Ministerio), coordinación con aliados (inexistente, porque si existiera se explicaría) y cumplimiento de la misión, aún pendiente.
En clara contradicción con lo anterior, añadía el ministro en diciembre que "efectivamente, Siria es un desastre político, es un desastre humanitario y es un desastre desde el punto de vista de la enorme capacidad de influencia que pueda tener la crisis Siria en la estabilidad de Oriente Medio, y no solo de Oriente Medio", para luego anunciar el probable envío de un hospital de campaña a Turquía como contribución española a la estabilidad de Oriente Próximo.
Por ofrecer un dato, la guerra civil en la vecina Siria ha enviado a Líbano más de 200.000 refugiados en los últimos dos años.
Naciones Unidas ha sido y es el principal freno para impedir una balcanización de Oriente Próximo y Líbano sobre bases étnicas y religiosas, antigua pretensión de actores locales, vecinos e internacionales.
La estabilización de Líbano está indisolublemente unida a la resolución del problema palestino, es decir, la creación de una entidad nacional creíble y viable; y ahora también a la resolución de la guerra civil siria.
Como tantas veces en Líbano, el futuro dependerá de que los agentes políticos internos (no monolíticos por comunidades) se muestren convencidos de que es más útil para sus intereses la participación política a través de las instituciones del Estado libanés que defender sus posiciones a través de su comunidad respectiva  y por la violencia.
Y el futuro dependerá también del papel positivo o negativo del intervencionismo exterior sobre Líbano, que se seguirá produciendo. Como mero testigo desde 1978 y con un papel muy activo desde 2006, la presencia de FPNUL ha sido imprescindible para un Líbano estable y pluriconfesional en el corazón de Oriente Próximo. No es una casualidad que los últimos dos conflictos armados protagonizados por Israel se hayan producido en Gaza.

Líbano es un tozudo ejemplo de convivencia multiconfesional en una región donde hay mucho partidario de que esa fórmula, secular, no funcione. Y España ha contribuido en los últimos siete años a la estabilidad de ese país. ¿Hasta cuando? ¿Puede decir hoy el ministro Morenés "Objetivos cumplidos, volvemos a casa"? La mitad de la decisión, al menos, es económica, lo que no parece el mejor argumento sobre el que pivotar giros trascendentales de política exterior.

Sugerencias

...

Blogueros

Inercias frente a las crisis, por @CarlosPenedoC

El año político y en Defensa comienza con la Pascua Militar, en fechas de resaca navideña y sequía informativa que asegura buena cobertura, aunque esta vez ha ofrecido poco detalle sobre planes en curso, más allá del recurso tópico a la ciberguerra (parece que algo se hará en 2014, dando 2013 por amortizado, como en otros muchos campos) y una nueva referencia a evitar duplicidades entre la administración militar y los servicios centrales del Ministerio de Defensa, sin avance reseñable. Llama la atención que se dé por finalizada la participación militar española en la operación de Naciones Unidas en Líbano, sin resolución, posición de la UE o balance conocido, sin pensar en su contribución a la estabilidad de una zona convulsa.

Las referencias retóricas a las Fuerzas Armadas como institución, a que están tranquilas a pesar de tanta provocación, a su labor abnegada, el cumplimiento de su deber (¡!), se entienden porque la Pascua es un acto corporativo, como la cena del Patrón de los administradores de fincas -por hacer un símil-; aunque no se puede ocultar que dichas referencias responden a una visión de los Ejércitos algo desfasada, visión que destaca los valores morales de los militares, al parecer exclusivos y superiores a otras profesiones, más que su buen ejercicio profesional.
Algunas alusiones del ministro y de algunos otros inciden en una imagen de las FAS como actor político que hoy no se corresponde con la realidad, pero sí era real hace 35 años cuando los que hoy opinan ya habían empezado a opinar. Por interés o desgana, se dejan llevar por la inercia.
Cambian los mimbres, pero los cestos que se van elaborando en el debate y respuesta internacional ante crisis tienen un parecido extraordinario. Avanza el calendario, cambia la geografía de los conflictos, aparecen nuevos actores, y curiosamente se sigue con la misma plantilla de una supuesta multinacional del terrorismo salafista dando órdenes a sus peones por medio mundo desde un ignoto cuartel general (imposible que fuera la casa donde Bin Laden fue ejecutado en Abbottabad, con sus cintas de video en VHS); se responde exclusivamente con seguridad a conflictos multifacéticos; se sigue reduciendo la seguridad al instrumento militar.
Los militares suelen hablar tras los conflictos -y los políticos cercanos lo repiten- de lecciones aprendidas, que casi nunca se han aprendido, sino que se estudian; errores que andamos estudiando, deberían llamarse. Y entre ellos figuran en la última década las consecuencias de impulsar una intervención militar en los márgenes de la legalidad internacional  y de espaldas a una ciudadanía que financia unos presupuestos de Defensa calificados de raquíticos por unos pocos directamente afectados y de excesivos por los más.
Sorprende cómo se ha contemplado de forma acrítica la intervención militar francesa en Malí, al margen de cualquier legalidad internacional más allá del llamamiento recibido de un país paupérrimo que ha sufrido dos golpes de Estado en ocho meses.
España ha acabado apoyando la intervención francesa con un avión de transporte Hércules enviado al margen del Parlamento y de la Ley Orgánica de la Defensa Nacional, participación que el Congreso ha convalidado a toro pasado.
Esto de actuar militarmente bajo la legalidad internacional y el amparo parlamentario y social es cualquier cosa menos un lujo prescindible en tiempos de crisis o ante emergencias que no se ha sabido prever. No se critica la necesidad de intervenir, sino cómo se está haciendo.
La imagen en el Telediario de militares con equipo de combate bajando las escaleras mecánicas del Metro de París es obscena, porque no deberían dejar entrar a la gente con tanto armamento en el transporte público, por la desproporción entre amenaza y respuesta, por la utilidad discutible de la ocupación militar de una estación de Cercanías, porque no se han contado las causas de la intervención en Malí y se ha ido allí sin respaldo legal. Por interés o inercia, se vuelve a utilizar el miedo para justificar una decisión política.
Nueva legislatura en Estados Unidos, con el consiguiente cambio de sus responsables de Defensa. El segundo y último mandato de Obama le libera de algunos frenos, pero esta vez ya no cuenta con el capital de confianza de hace cuatro años. Habrá que juzgar qué hace con Guantánamo, con un presupuesto de Defensa en niveles de guerra fría, con Oriente Próximo y con el cacareado giro asiático de EEUU mientras que su mando africano -Africom- bulle de actividad.
Hotel Sofitel Amitie en Bamako (Malí).

Se juzgará a Obama también por la evolución de los miles de drones de EEUU volando por el planeta (debe de ser el pájaro más abundante hoy en el Sáhara-Sahel). Sobre este asunto Morenés le ha dicho al Ejército del Aire que empiece a pensar en UAV (pensando lleva una década o dos); y aviso a navegantes aéreos sin piloto: Naciones Unidas ha puesto ya el foco sobre el asunto.

Y habrá que seguir también un problema muy serio: el número de suicidios entre los militares de EEUU es superior a los muertos en combate. El problema se trata allí desde hace años, y el suicidio allí y acá es un fenómeno importante y oculto (en España los suicidios superan a los muertos en accidente de tráfico).
Por último, el Consejo de Ministros acaba de analizar el anteproyecto de Ley de Garantía de la Unidad de Mercado, que aumentará la capacidad de competir de nuestra economía y la creación de empleo, y que se anuncia con la ya consabida cifra astronómica e incomprobable de ahorro económico, que va a suponer en este caso nada menos que 15.000 millones de euros en 10 años. La defensa de la unidad del mercado es un modo moderno, indirecto y extraño de defender la unidad de la Patria sin que te acusen de carca, algo así como la pegatina del toro en el coche. Por la evidente relación entre mercado y Nación, deberían destinarse los 15.000 millones ahorrados a Defensa.

Al pulpo Paul, in memoriam.

La supuesta amenaza se concreta en que un instalador electricista parece que hoy necesita dos licencias de actividad para ejercer en Almansa (Castilla-La Mancha) y Yecla (Murcia), a 34 kilómetros, lo que tampoco supone gran trastorno para la Patria cuando en EEUU te pueden achicharrar en la silla eléctrica o no si cometes un delito en uno u otro Estado, y a patrióticos no hay quien les gane.

Para acabar en alto, hay gente que no se deja llevar por la inercia, ni por desgana ni por interés, y podemos encontrar analistas, por ejemplo, que nos hacen dudar y pensar porque cuestionan que Malí sea igual que Afganistán (Jordi Vaquer), o que las religiones sean la causa única o esencial de los conflictos (Georges Corm).

PD: Abbottabad, esta gente empeñada en complicarnos la vida, llenando sus nombres de consonantes, qué lengua es ésa que llaman urdu... Pues no: la ciudad fue fundada a mitad del XIX por James Abbott, un oficial británico en la India colonizada, de ahí su nombre.

Sugerencias

    ...