Blogs

La reivindicación del Periodismo de Guerra, a pesar de la crisis (I) #periodismoIPECC, por @sandrafgere

Tres grandes reporteros del periodismo internacional se reunieron en un debate para reivindicar la existencia del corresponsal y del enviado especial en conflictos mundiales

periodismo
    Tres incomparables profesionales que ejercen su profesión de reporteros en terrenos muy hostiles y territorios en guerra protagonizaron una más de las conferencias del “Ciclo Periodistas y Periodismo”, organizado por la IPECC, la FAPE y la Agencia EFE centradas en un complicado oficio hoy en día.
“Periodistas de Guerra” fue el título de este encuentro, moderado por Aurelio Martín, vicepresidente de la FAPE, y protagonizado por OlgaRodríguez, periodista del Diario.es y escritora especializada en Oriente Medio; Pilar Requena, redactora del programa de TVE “En Portada” y durante 25 años en los Servicios Informativos en el Área Internacional. Además es profesora de Relaciones Internacionales en la Universidad Complutense de Madrid; y JavierMartín, redactor jefe del Área de Internacional de la Agencia Efe; fundador de El Cairo, servicio de noticias en árabe de la agencia y periodista con gran experiencia sobre el terreno en Oriente Medio.

La reportera del Diario.es comenzó el debate recordando que su trabajo más conocido ha sido la invasión de Irak en 2003 y que para los medios de comunicación convencionales, aquella fue una forma de trabajar que ahora se está extinguiendo.

Situación terrible y compleja

“Fuimos como enviados especiales y los más numerosos éramos los españoles. Yo no he vuelto a vivir nada igual. El caso iraquí es, en un periodo de tiempo relativamente corto, la transformación de un país como no ha habido nunca más nada igual.
periodismo

Para mí esa destrucción permitida de la sociedad fue una situación terrible y compleja”. Rodríguez explicó además que la cara opuesta es el casoegipcio de 2011, donde todo fue un fenómeno político y social tremendo que ocurrió de manera rápida “pero que se vivió con un optimismo más generalizado”.

El jefe de Internacional de la Agencia Efe quiso comenzar su exposición reivindicando en primer lugar que “el periodismo de guerra es una parte del periodismo internacional y una pieza importante para la sociedad, aunque lo tenemos olvidado”.

Así, recordó que se aprendía mucho sobre el terreno y que los periodistas nuevos seguían a los más reconocidos y nunca faltaban medios para cubrir un conflicto, por lo que la gente estaba muy bien informada de lo que, por ejemplo, ocurría en Irak. “Ahora miro lo que pasa en Siria y me dan ganas de llorar porque se informa poco y mal. No se manda a nadie; ése es el problema. A pesar de la crisis no podemos olvidar las cosas que están pasando y a esos freelances que luchan por intentar meter su información en los periódicos.

periodismo
En este sentido, Martín comentó que hay que ser conscientes de que hemos dado un paso atrás y de ello depende el conocimiento social de lo que está pasando en el mundo. Por eso, aprovechó para reivindicar, tanto a los directores de periódicos como a los lectores la necesidad de una información más amplia y precisa. “Estamos viviendo desde principios del siglo XX en el Mundo Árabe una época de distintas dictaduras y regímenes autoritarios, donde hay sociedades sin derechos y la única oposición son los islamistas. El problema es que aún no se ha dado una revolución necesaria para que los movimientos progresistas o liberales lleguen al poder, ya que aún están bajo los gobiernos del siglo anterior”.

Periodismo en crisis

Requena, por su parte, también consideró que el periodismo está en crisis y el periodismo internacional más, seguramente porque es más caro y es donde más se notan los recortes, prescindiéndose de la experiencia. “Yo odio el término periodista de guerra porque yo cubro sólo en zonas donde me considero conocedora. Creo que es importante cubrir más el pre-conflicto para evitarlo y el post-conflicto para darnos cuenta de lo que está ocurriendo de verdad. Lo que debemos preguntarnos es porqué tropezamos con la misma piedra y nos dejamos llevar por la misma potencia, que es la que toma las mismas decisiones”.


Y además ¡No te pierdas la II parte de "Periodistas de Guerra" en este mismo blog!

...

Blogs

Libertad de presión, por Mar García Martinez-Albelda (@mar_y_tal)

Esto es una carta abierta a cualquiera que viva en este país, a cualquiera que tenga una cámara de fotos.  Es una carta abierta a la Delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes y a su brazo ejecutor, los agentes de policía. Esos que cumplen órdenes sin cuestionarse nada más, los que son cómplices de la represión, los que pegan con ganas y los que no (que dicen, alguno hay).  Es una carta abierta al colectivo de periodistas –del que formo parte- independientemente de sí tenemos carnet o no. Es una carta abierta a esas asociaciones que, ante el atropello que ha sufrido hoy la libertad de expresión y de información, guardan silencio.
Conciudadanos, porque eso son, ni más ni menos. Conciudadanos ocupando un puesto de poder que nosotros mismos les hemos dado. Conciudadanos que nos persiguen, nos criminalizan, nos asustan. Conciudadanos que van a nuestro domicilio a deternos. Y hablo en plural porque lo que está pasando hoy –aquí y ahora- con compañeros como Raúl o Adolfo, nos puede pasar a cualquiera. Porque ya ha pasado antes. Hablo en plural porque puede que, incluso este post, se convierta en un motivo para que me detengan. Pero me da igual, soy libre muy a su pesar porque no tengo miedo. No me lo permito.
Y es que ustedes, tienen la mala costumbre de castigar al que cuenta el error y no al que lo comete. Deben tener tanto miedo que ya ni disimulan y sus prácticas, más típicas de esos tiempos que se niegan a condenar, no van a dejar de ser denunciadas. Cada día más prepotentes, más cumplidores, más expedientados y aún así ven –impotentes- cómo no nos vamos. Como hay gente que sigue saliendo a las calles a luchar por lo que cree. A pesar de las patadas, de las palizas, de los atestados inventados….
Toda esa Dignidad ciudadana –póngale las siglas que quieran- es, sin embargo, silenciada por propios periodistas que se escudan en ejercer el activismo desde su profesión para callar. O incluso es criminalizada por otros que mienten deliberadamente. Medios de comunicación que distorsionan, que hacen de casposo altavoz. Ha tenido que ser @Fotogracción -colectivo fotográfico que pretende tener una filosofía de autogestión, denuncia, transformación social activismo político, a través de la fotografía como arma de transformación social- quien lance un comunicado en apoyo a Raúl y Adolfo. Mientras, organizaciones “oficiales” como la Federación de Asociaciones dePeriodistas de España (FAPE) o la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) guardan silencio. Un silencio denso, pastoso y maloliente.
Ya no valen las medias tintas, hay que posicionarse. Si nosotros no defendemos nuestra profesión, si no defendemos nuestro derecho a ser informados de forma veraz y si no defendemos nuestros derechos, ganarán la partida. Somos parte de lo mismo, más allá de acreditaciones y chalecos blancos.  Mañana tienen la oportunidad de demostrarlo a las 18:00 en Delegación del Gobierno. 

...