Blogs

¿Think o tank?, por @CarlosPenedoC

Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el comunicólogo Carlos Penedo había de recordar aquel día en que tuvo el cuajo de empezar una columna con las primeras palabras de Cien años de soledad, un modesto homenaje al autor que tenía también una segunda intención.
En las necrológicas escritas por la muerte de García Márquez se ha recordado la vinculación del escritor colombiano-mexicano con el periodismo, su ejercicio profesional durante décadas, su respeto por la profesión y por el reportaje-crónica, género que intenta trasladar una situación y un sentimiento al lector, más allá de otros como la entrevista donde casi todo el mundo miente.
Si uno se dedica al periodismo y García Márquez también, pues se comparte aunque sea un miligramo de Premio Nobel; igual que si uno se considera occidental pues comparte en alguna ínfima proporción la creación de Apple y la llegada del hombre a la luna, por poca intervención en el asunto que haya tenido.
“Siempre me he considerado un periodista, por encima de todo”, dejó dicho; creó en 1994 la Fundación Nuevo Periodismo, dedicada a formar periodistas iberoamericanos, y allí comentaba que “el del editor es el trabajo más importante"; quienes se encargan de la supervisión profesional de los textos "son la cara del periódico. Lo que hacen los editores es más importante incluso que el papel del director. Ellos consiguen la calidad del diario".
Se refería García Márquez a una función hoy en peligro de extinción en los periódicos, un revisor de estilo con criterio y experiencia que cogía el artículo acabado de las manos del periodista y lo revisaba antes de su envío a talleres.
El editor convertía el periódico en un producto mejor que sus periodistas, lección magistral ésta sobre el trabajo en equipo, que cuando funciona siempre es mejor que la suma de sus componentes, lo que desnuda la inanidad de los proyectos exclusivamente personales, en el ámbito político, en el mundo laboral, siempre limitados.
El editor podríamos decir que ejercía algo parecido a funciones de autocrítico. Los periódicos han empeorado desde que los periodistas no se autocritican, es decir, desde que las empresas periodísticas han considerado superfluo pasar un último filtro a los artículos antes de su publicación para ahorrase unos durillos.
El valor de la crítica para elevar la calidad de un texto es un principio trasladable al análisis de la política que en gran número de ocasiones encontramos bajo la etiqueta de una organización que se autodenomina como think tank.
El término hace referencia a un laboratorio de ideas, un instituto de investigación, un grupo de analistas con el sentido práctico de escribir sobre políticas públicas y la aspiración de influir sobre ellas, sobre los que toman las decisiones. Se podría situar a medio camino entre el ámbito académico y la inmediatez periodística.
Un primer acercamiento a este mundo de los think tank nos lo ofrece la Universidad de Pensilvania, que elabora una encuesta-clasificación anual y mundial de estas organizaciones encabezada en su última edición por Brookings Institution (EE.UU.), seguida de Chatham House (Reino Unido), Carnegie Endowment for International Peace (EE.UU.), Center for Strategic and International Studies (EE.UU.) y en quinto lugar el prestigioso y sueco Stockholm International Peace Research Institute –SIPRI-.
El think tank español mejor clasificado aparece en el puesto 60, la  Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales –FAES- , en el 64 el Barcelona Centre for International Affairs -CIDOB-, en el 72 la Foundation for International Relations and Foreign Dialogue –FRIDE-, en el 94 el Real Instituto Elcano y en el puesto 137 –sobre 150- la navarra Institución Futuro.
En clasificaciones parciales, en referencia a Europa occidental, se suma a las anteriores la Fundación Alternativas, en el puesto 74 del continente. En el capítulo de política exterior, Elcano aparece en el puesto 33; en ciencia y tecnología encontramos en el 28 a la Fundación de la Innovación Bankinter; y en el grupo de think tanks ligados a partidos políticos aparece, junto con FAES, la difunta Fundación Ideas.
En seguridad y defensa ningún think tank español aparece entre los 65 mejores, listado que lidera el Center for Strategic and International Studies –CSIS- (EE.UU.), RAND Corporation (EE.UU.), International Institute for Strategic Studies –IISS- (Reino Unido), Brookings Institution (EE.UU), Chatham House –CH- (Reino Unido), Carnegie Endowment for International Peace (EE.UU.), el ya citado SIPRI (Suecia), Royal United Services Institute –RUSI- (Reino Unido), Center for a New American Security –CNAS- (EE.UU.) y Atlantic Council (EE.UU.).
De todos los mencionados se puede decir que elaboran documentos solventes, incluso teniendo en cuenta su vinculación u orientación política más o menos camuflada; enriquecen la sociedad civil y alimentan el debate público con análisis y propuestas.
El informe de la Universidad de Pensilvania señala que actualmente hay en el mundo 6.826 think tanks. De ellos, el 29% se encuentra en Estados Unidos (1.984 centros), el 26% en Europa (1.818 centros), el 17% en Asia (1.201 think tanks), el 9,7% en América Central y del Sur (662), el 9% en el África Subsahariana (612) y el 7% en la zona del Mágreb y Oriente Medio (511).
Por países, el que más centros de investigación alberga es Estados Unidos con 1.828, seguido de China con 426, Reino Unido con 287, India con 268 y Alemania con 194. España se encuentra en la posición 21 con 55 think tanks.
Reconociendo que en los últimos años han surgido un buen número de iniciativas de análisis riguroso y especializado, en el mundo de la seguridad y la defensa hispana el tanque se suele imponer sobre el pensamiento, el papel de altavoz sobre el cuestionamiento crítico.

Imagen del blog "La casa huele a sopa".

Porque con toda la diversidad que existe en el mundo de los think tank, se observa que los más prestigiosos han conseguido desvincular sus productos de la fuente financiera, nadie piensa en el Gobierno sueco leyendo los informes sobre gasto militar del SIPRI. Se podría resumir el objetivo en la suma de crítica constructiva, propuestas y voluntad de independencia, de tensar la cuerda, romper tópicos.
Hay que juntar el think y el tank, por separado no funciona, el resultado sale insípido o incomestible por reconcentrado; en estos casos, muy frecuentes, mientras leemos y leemos y pasan lentamente los párrafos y las páginas, uno tiene la sensación de que huele a sopa.

Sugerencias

...

Blogs

Vacas flacas para los fabricantes de armas, por @CarlosPenedoC

  • Navantia registra el mayor descenso en facturación de una empresa europea, mientras que Indra sale del Top 100
  • Aumenta el número de empresas y ventas de países emergidos
  • La mitad de las 100 primeras empresas de armamento son de EE.UU.

Carlos Penedo. Artículo publicado originalmente en Estrella Digital.

La facturación de las 100 principales fabricantes de armas y tecnología militar en el mundo ha caído más de un 10% en dos años, por resultados negativos principalmente en Europa occidental –de forma destacada España- y EE.UU., y la salida norteamericana de Irak.

Las ventas de armas y servicios militares por parte de las principales empresas productoras en todo el mundo alcanzaron los 395.000 millones de dólares en 2012, según los últimos datos sobre la producción internacional de armas hechos públicos por el Stockholm International Peace Research Institute –SIPRI- en la Conferencia de Seguridad celebrada este fin de semana en Munich.
Esta cifra representa un 4,2% de descenso en términos reales en comparación con las ventas de las empresas del Top 100 en 2011 y continua con la tendencia de reducción del 6,6% que se produjo aquel año. Con todo, las ventas de armas del Top 100 se han incrementado un 29% en términos reales desde 2003.
El descenso en las ventas de armas en 2012 no fue uniforme: mientras que las de las empresas de Estados Unidos, de Canadá y de la mayoría de países de la Europa occidental continuaron bajando, las de las compañías rusas y de otros países emergentes o emergidos aumentaron significativamente.
El Instituto sueco destaca que en Europa la empresa con una mayor caída en la venta de armas fue Navantia, la única compañía española en la lista, que baja al número 63 del Top 100 frente a la posición 55 un año antes, con un descenso de la facturación del 27%, de 1.650 millones en 2011 a 1.130 millones de euros en 2012, año en el que aparece con una plantilla de 5.537 trabajadores.
Otra empresa española tradicionalmente presente en este listado era Indra, que abandona el club por la disminución de sus ventas el 8,8%.

Para el SIPRI, “estos descensos reflejan la gran caída del gasto militar español desde 2008”, que cifra en un 20% en términos reales, “como parte de las medidas de austeridad consecuencia de la crisis económica”, y que representan “a gran distancia los mayores descensos entre los principales países productores de armas de Europa occidental”.
Junto con Navantia, la presencia española en el Top 100 hay que rastrearla en el consorcio europeo EADS, que ocupa el séptimo lugar de la lista, con 15.400 millones de dólares de ventas en material militar y 140.000 empleados. Las factorías españolas de la antigua CASA contribuyeron al grupo EADS con 3.640 millones y 7.546 trabajadores. El Estado español, a través del holding público SEPI, es propietario hoy del 4% de EADS, tras desinvertir a lo largo de 2013 otro 1,5% del capital que ha supuesto unos ingresos de 380 millones de euros. En 2014 el grupo EADS se ha rebautizado como Airbus Group.
El Top 100 mundial de empresas de armamento elaborado por el SIPRI lo encabezan dos multinacionales de EE.UU., Lockheed Martin (36.000 millones de dólares en ventas y 120.000 empleados) y Boeing (27.610 millones de facturación en defensa y 174.000 empleados). La tercera plaza en la clasificación la ocupa la británica BAE Systems (26.950 millones de dólares en ventas y 88.000 empleados). Los tres siguientes puestos los vuelven a ocupar empresas norteamericanas, Raytheon (22.500 millones de dólares en ventas, 67.800 empleados), General Dynamics (20.940 millones, 92.200 empleados, multinacional propietaria de la española Santa Bárbara) y Northrop Grumman (19.400 millones y 68.000 empleados). La italiana Finmeccanica ocupa la novena posición mundial y la francesa Thales, la undécima.

El porcentaje de las empresas que no son de América del norte ni de Europa occidental también ha crecido desde 2005 hasta el 13,5%, el punto más alto en la historia de los Top 100, que no incluye a las empresas con sede en China por la ausencia de datos disponibles.
Las empresas rusas vieron un crecimiento particularmente grande en las ventas estimadas de armas en 2012. Las compañías de armas rusas continúan manteniendo altos niveles de exportación pero el incremento en las ventas estimadas de armas de 2012 refleja principalmente las grandes y crecientes ventas internas, como parte del Plan de Armamentos del Estado 2011 – 2020, de 700.000 millones de dólares.
“La industria de armamento rusa está re-emergiendo gradualmente de los escombros de la industria soviética”, afirma Sam Perlo-Freeman, director del Programa de Gasto Militar y Producción de Armas de SIPRI. “Aún así, la industria todavía está plagada de equipamiento desfasado, de una organización ineficiente y de una corrupción muy extendida que continuará limitando la habilidad de Rusia para competir tecnológicamente con occidente”.
Este año, por primera vez, el SIPRI Top 100 incluye datos de Ucrania, que ha consolidado la mayor parte de su industria de armas en una única compañía–holding, Ukroboronprom.
El fabricante de aviones brasileño, Embraer, entró en el Top 100 en 2010 y fue una de las empresas que más posiciones escaló en 2012, un 36% en términos reales, subiendo del lugar 83 al 66 con ventas de armas de 106.000 millones de dólares.

Por su parte, el crecimiento de la industria de Corea del Sur continuó en 2012 con un 4,2% de incremento real en ventas de armas por compañías de la Top 100. Las ventas totales de las empresas coreanas en la Top 100 se han más que duplicado en términos reales desde 2002.
Las ventas de las empresas de Estados Unidos, afectadas por la retirada de Irak
Las ventas de las 42 empresas de armas con base en Estados Unidos representaron el 58% del total del Top 100, y las 30 empresas con base en Europa occidental fueron el 28% del total. Mientras que estas empresas todavía representan el 87% de las ventas de armas, el declive de las ventas en estas regiones tradicionalmente productoras refleja el descenso del gasto militar, que empezó claramente en 2011. En particular, la retirada de las fuerzas de Estados Unidos de Irak a finales de 2011 tuvo un efecto significativo en un número importante de empresas.
La caída más grande en porcentaje en ventas de armas en el Top 100 en 2012 –del 60% en términos reales– fue de KBR, que proveía de apoyo logístico a las fuerzas de los EE.UU. en Irak y bajó sus ventas de 2.180 millones de dólares en 2011 a 880 millones en 2012. Las ventas de las empresas que proveían vehículos blindados a las fuerzas norteamericanas en Irak y en Afganistán, incluidas Navistar y AM General, también disminuyeron.

Sugerencias

...

Blogs

Defensa duplica el nivel de ambición militar de España, por @CarlosPenedoC

El Ministerio diseña una fuerza conjunta con 15.000 militares realmente operativos

Carlos Penedo. Artículo publicado originalmente en Estrella Digital.

En época de crisis, el Ministerio de Defensa no quiere hacer más con menos, quiere hacer el doble. Con presupuestos públicos y personal a la baja, y ante un escenario estratégico desconocido –porque es secreto-, el mando operativo de las Fuerzas Armadas ha diseñado una fuerza de acción conjunta con 15.000 militares, el doble de la hipotética capacidad militar actual para desplegar la fuerza en operaciones reales. En el fondo se plantea convertir los ejércitos en una organización más eficiente y centralizada, lo que despierta no pocas resistencias.
El jefe de Estado Mayor de la Defensa, mando operativo de las Fuerzas Armadas, JEMAD en acrónimo y de nombre Fernando García Sánchez, ha hecho público el nuevo diseño de la organización militar de nuestro país que tiene como eje una fuerza de acción conjunta compuesta en su núcleo por 15.000 militares realmente operativos y desplegables por el Gobierno a un escenario determinado en caso de necesidad, 10.000 de ellos para operaciones combinadas con países aliados o en el marco de organizaciones internacionales, y otros 5.000 en principio destinados a responder a operaciones en las que España debiera actuar militarmente en solitario. La cifra más que duplica el número de 7.000 militares que nuestro país tiene comprometidos con la OTAN como potencialmente desplegables.

El JEMAD explicando a la prensa la fuerza conjunta (Foto: PND).

“Hemos duplicado nuestro nivel de ambición”, ha sintetizado el JEMAD ante la prensa, explicando unos planes aprobados por el ministro de Defensa el pasado mes de junio, que en estos momentos estarían en la fase de capacidad operativa inicial y serían totalmente utilizables hacia el próximo verano. El planteamiento se enmarca en el esfuerzo continuado de transformación de las Fuerzas Armadas y responde a un objetivo de fuerza fundamentalmente expedicionaria y capaz de responder a los planes de actuación real sobre el terreno.
El almirante García Sánchez reitera la palabra “núcleo” al referirse a esos 15.000 integrantes de la fuerza militar, porque no significa que proponga unas Fuerzas Armadas con ese número. Para tener esa capacidad realmente disponible son necesarios adiestramiento y rotaciones de unos 67.000 militares que forman sobre el papel esa fuerza conjunta. El número es consecuencia de sumar a los 15.000 del núcleo y desplegables en planes de contingencia –operaciones concretas no habituales- otros 12.000 que se dedican a planes permanentes -seguridad marítima, vigilancia aérea, ciberdefensa, mandos conjuntos o colaboración con otros organismos del Estado, como la Unidad Militar de Emergencias-, en total hasta aquí 27.000 que requieren otros 40.000 para ir rotando en las misiones, en total 67.000.
Además de los anteriores, el diseño de las Fuerzas Armadas contempla otros 53.000 militares pertenecientes a unidades de apoyo a la fuerza y a los Cuarteles Generales de los tres ejércitos, lo que suma un total de 120.000 uniformados; más otros 20.000 civiles trabajando para el Ministerio de Defensa. En este segundo apartado es donde el JEMAD únicamente ve posibilidades de un mayor ajuste de personal, avanzando en lo conjunto y compartido o a través de nuevas tecnologías que permitan hacer lo mismo o más con menos personal.
La fuerza conjunta condiciona el diseño completo de las Fuerzas Armadas y limita la autonomía de cada unos de los tres ejércitos, pues toda su actividad debe con este planteamiento ir ligada a poner a disposición del JEMAD los efectivos así diseñados para actuar.
EL almirante no es ajeno a las resistencias que el modelo de fuerza plantea, y por ello presenta un escenario con tres variables: el concepto de empleo de las Fuerzas Armadas –el ámbito donde realmente es competente-, la estructura de la organización y una financiación adecuada.
En el apartado de cuestiones no aclaradas encontramos la realidad presupuestaria, la realidad estratégica y la capacidad política y organizativa de ministro y JEMAD para hacer realidad el planeamiento.

Escudo del Mando de Operaciones del EMAD.

En cuanto a la realidad presupuestaria, los fondos realmente disponibles para la Defensa –según criterios reconocidos internacionalmente- rondan los 9.000 millones de euros, una cifra a la baja aunque superior a los 6.000 millones que figuran en los presupuestos generales del Estado, ya que a lo largo del ejercicio se completan con financiación externa al Ministerio para sufragar los gastos de operaciones militares en el exterior y ya es norma también la aprobación a mitad de año de un crédito extraordinario para hacer frente a las facturas de una serie de grandes programas de armamento.
En relación con el escenario estratégico donde operarían nuestras Fuerzas Armadas, tienen un punto impredecible porque dependen de las circunstancias, que han llevado por ejemplo a nuestro país a intervenir en Afganistán durante una década para sorpresa generalizada, incluso interna. Y junto a lo anterior se une que el análisis de amenazas ligadas a un territorio concreto tiene carácter secreto.
La realidad de la actuación española en operaciones en el exterior es que España ha reducido a la mitad en 2013 los militares desplegados principalmente en Afganistán –repliegue de un 75%-, Líbano, Somalia y Malí que no alcanzan en la actualidad los 1.500; y que las operaciones exteriores que hoy se planean son más concretas y con menos personal que en el pasado reciente.
En cuanto a la organización, la realización efectiva de los planes avanzados por el JEMAD requieren un impulso político por demostrar, tanto hacia el exterior –captar recursos financieros- como hacia el interior, rompiendo inercias que aún perviven en los Ejércitos de Tierra, Aire y la Armada para actuar de forma autónoma.

Sugerencias

...

Blogs

Intereses 2013, por @CarlosPenedoC

¿Dónde ha interesado qué? Pues en este blog Contextos que nació el primer día de enero de 2013. Interés en el doble sentido de que ha atraído la atención; y también de que alguien defiende sus euros.
A continuación comparto y comento los nueve artículos más leídos del año, indicador claro no de calidad del texto pero sí de difusión, método indirecto de valorar el contenido.
Este blog, fuente de sorpresas desde su inicio, ha ido evolucionando, cuantitativamente al incrementar el número de páginas vistas y visitantes. Como hasta ahora la comparación la realizo conmigo mismo, la progresión es espectacular. Otra cosa sería comparar con la competencia o con mi ideal de blog. En otro momento analizaré visitantes y visitas.
Y quede constancia en lugar destacado que la mayor parte de lo aquí reproducido ha sido previamente publicado en Estrella Digital, periódico en la red que esta primavera ha iniciado nuevo proyecto profesional, medio generalista con interés por los temas relacionados con la seguridad y fuente siempre de satisfacciones personales y profesionales.
Este blog nació con la intención de hablar de política de defensa, comunicación y mundo árabe, no necesariamente unidos, y en su primer año se ha vencido hacia la primera pata, ámbito donde quien escribe tiene un criterio más solvente que en otros. Los artículos sobre árabes son bien recibidos, aunque me frena algo el gran respeto por los muchos expertos a los que sigo y por la circunstancia de no pisar ese suelo con la frecuencia necesaria. Sobre comunicación hay legión de blogs y fuentes, muchos de interés.
En los tres casos pretendo romper el corporativismo donde tan cómodamente viven y se quejan militares, periodistas y arabistas.

Defensa pone en marcha las cibermaniobras (19-11-2013).
El artículo habla sobre ciberdefensa, precisamente el último mando conjunto creado en las Fuerzas Armadas este mismo año. Nos quedamos con que lo cíber en seguridad es tendencia de futuro y combina bien con cualquier término (amenaza, delincuencia, pirata...). Lo más interesante de esa entrada, y si no queda claro es responsabilidad del autor, es que las Fuerzas Armadas son las únicas autorizadas por la legislación (cuando así sea) para atacar en las redes, el resto de actores sólo puede defenderse y si hacen algo distinto es ilegal. En poco más de un mes ésta es la entrada más vista del año a larga distancia del resto, por lo que debe haber circulado alegremente por todos los cibercírculos interesados.

Contabilidad creativa en Defensa (30-5-2013).
El presupuesto inicial del Ministerio de Defensa no incluye un 40% de lo que acaba finalmente gastando, porque en inicio no aparece el coste de las operaciones de paz ni los créditos extraordinarios que se aprueban a mitad de año para financiar programas especiales de armamento. Entrada veterana con un flujo continuado de visitantes. La transparencia sobre las cuentas de defensa es un requisito imprescindible si se quiere enlazar con la ciudadanía.

La factura de irse de Afganistán (27-9-2013).
No conocemos el coste exacto del repliegue de Afganistán, la mayor operación logística realizada por Defensa en décadas, entre otros motivos porque aún quedan allí tres centenares de militares y equipamiento en Herat a la espera de la próxima operación de la OTAN en el país y a la espera de que Karzai resuelva sus dudas. Aún así no se ha contado el coste, elevadísimo por lógica, por distancias. Durante el año el contingente se ha reducido a la cuarta parte y el coste ha sido el mismo, ahí está lo no contado sobre el repliegue.

La UE quiere crecer en Defensa (29-11-2013).
El mundo de la defensa y la seguridad se ha pasado gran parte del año debatiendo sobre la cumbre de jefes de Estado de diciembre que iba a tratar por primera vez en un lustro sobre estos temas. De tan largo embarazo salió un ratón. La decepción por los resultados ha sido directamente proporcional a las expectativas. Escaso impulso político y alguna iniciativa industrial que países temerosos como España se han encargado de desactivar.

Árabes..., pero ¿quién es esta gente? (26-1-2013).
Uno de los artículos más gratos de escribir, de falsa simpleza.
Por historia, entorno geopolítico, por conflictividad permanente en Oriente Próximo, por procesos políticos como las primaveras árabes, todo lo anterior justifica el interés por los árabes, y nada entenderemos si nos manejamos a brochazos, prejuicios y tópicos.
Este artículo me ha abierto la puerta a otras colaboraciones relacionadas con el mundo árabe, entre ellas con Córdoba TV, que no es un medio local sino un canal internacional islámico en español con una programación similar a cualquier otra televisión: un tercio de los programas son religiosos, otro de programas de cocina y el otro tercio de análisis de actualidad y debate (donde me incluyo).

La crisis destruye 11.000 empleos en medios de comunicación (14-12-2013).
Este año ha sido el peor para la profesión periodística desde 2008. La precariedad laboral de este gremio tiene un interés que sobrepasa el corporativismo, porque toda la sociedad es consumidora de información, y los encargados de elaborarla viven al borde del abismo.

Apadrina un cine (27-10-2013).
Movimiento ciudadano en Majadahonda (Madrid) para reabrir un cine, iniciativa cercana al crowdfunding (micromecenazgo) que ha convencido ya a 1.000 socios. Estas Navidades el cine ha vuelto a proyectar películas. Sus promotores están convencidos de que existe otra forma de distribuir cine y exhibirlo.

Cables y conexiones entre el CNI y EEUU (3-11-2013).
Junto con la guerra civil en Siria y la catástrofe humanitaria, el tema del año bien podría ser el descubrimiento del espionaje masivo de las telecomunicaciones realizado por una multinacional anglosajona con la Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU. a la cabeza y la complicidad de servicios de inteligencia de medio mundo. Dos comentarios: se trata de delitos, de actuaciones criminales aprovechando esos espacios sin ley nacidos de la lucha contra el terrorismo tras el 11-S, donde encontramos también los drones y los guantánamos. El segundo comentario es que hemos conocido el espionaje entre aliados, es decir, se ha filtrado voluntariamente el espionaje entre aliados y no otro. En resumen, la seguridad como coartada para el espionaje industrial, el control de la población y el ventajismo político.

Abuso de poder (3-4-2013).
En 2013 se han cumplido diez años de la invasión de Irak, que según las últimas estimaciones ha provocado medio millón de iraquíes muertos. España participó en aquella operación ilegal e ilegítima realizada al margen de Naciones Unidas, impulsó políticamente la invasión y contribuyó militarmente a la inmediata ocupación. Este mes de marzo el diario El País publicó y reprodujo documentos gráficos de torturas por parte de militares españoles. Han pasado más de nueves meses y seguimos sin reacción oficial, sin resultados de las investigaciones, sin resolución judicial.

...

Blogs

Empresarios, accionistas, gestores, españoles todos, por @CarlosPenedoC

The Washington Post ha cambiado de dueño. Fundado en 1877, perteneciente a la misma familia desde los años 30, el periódico que desveló el caso Watergate –con la inestimable colaboración del subdirector del FBI- y ganador de 47 premios Pulitzer, referencia mundial del periodismo, no ha podido resistir al hundimiento de la publicidad y la crisis generalizada de la prensa escrita. El nuevo propietario se llama Jeff Bezos. El importe de la operación ha sido de 250 millones de dólares, aproximadamente el 1% de la fortuna estimada del creador de Amazon.

La operación empresarial anterior es de agosto. Acercándonos en el tiempo, sin duda la gran noticia de las últimas semanas es el escándalo de espionaje masivo de las telecomunicaciones por parte de la Agencia Nacional de Seguridad de EE.UU. junto con otros países de la hermandad anglosajona y la colaboración parcial de servicios de inteligencia de medio mundo. Uno de los protagonistas de este caso es Glenn Greenwald, abogado, bloguero y periodista norteamericano, elegido por el ex técnico de la NSA Snowden para filtrar y difundir los documentos relacionados con el espionaje.
Pues bien, Greenwald acaba de abandonar el prestigioso periódico británico The Guardian, donde dio a conocer el masivo sistema de espionaje, y madura en Brasil la creación de un nuevo proyecto de periodismo de investigación en la red. Para ello cuenta con la apuesta de Pierre Omidyar, creador de eBay, como financiador de un proyecto cuyo coste inicial calculan también en 250 millones de dólares.
Lo contado hasta aquí tiene un interés claro en relación con la muerte del modelo de negocio de la prensa escrita –que no del periodismo-, el futuro que desconocen hasta los propios gestores actuales de cualquier empresa periodística –algunos de ellos incluso arquitectos de la Transición, pero no les pregunten sobre el negocio- y la apuesta doble que hacen con su fortuna personal dos de los empresarios más destacados del llamado ciberespacio, a quienes se supone conocimiento y éxito acreditado en la venta y financiación de cosas por Internet. Porque otra derivada de estas operaciones empresariales es que no cabe duda de que la financiación condiciona la gestión, el apoyo económico va vinculado a una estrategia empresarial determinada, la que sea.

Dios Indra de la mitología hindú (Fuente: conscienciacuantica.org).

El último párrafo deja de ser evidente si recordamos otras operaciones empresariales esta vez en el sector de las tecnologías de la seguridad y la defensa en nuestro país.
La multinacional Indra, empresa española que aparece en el top 100 de las mayores compañías de defensa del mundo –además de Navantia y el 3% que nuestro país conserva en EADS- ha vivido un cambio de accionistas de gran importancia: la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales –SEPI, holding empresarial público, Ministerio de Hacienda-  adquirió el pasado mes de agosto el 20% de Indra a Bankia por valor de 337 millones de euros. No se sabe si esta cantidad habría que añadirla o restarla a los 13.641 millones de euros públicos que ha recibido la antigua Caja de Ahorros de Madrid, pero la realidad es que el Estado es el accionista mayoritario de la “compañía española líder en tecnologías de la información”, como la definía la misma SEPI en 1999 cuando procedió a privatizarla. Como curiosidad, el fondo soberano de Noruega tiene otro 3% de Indra.
Dos ejemplos más. El penúltimo, la multinacional tecnológica hasta ahora española Everis ha sido comprada en su totalidad por la japonesa NTT Data Corporation. El último ejemplo lo ha protagonizado Abertis comprando este mes de noviembre al INTA (Ministerio de Defensa) su 16% en el operador español de satélites Hispasat, con lo que alcanza una participación del 57% y se convierte en accionista mayoritario y operador industrial. Está por ver qué ocurre en Hisdesat, operador de comunicaciones gubernamentales por satélite, donde Hispasat cuenta con el 43% de las acciones.
Dice la teoría que el objetivo de una empresa es crear valor para el accionista, los empleados y los ciudadanos-clientes, o que al menos estos tres grupos forman parte destacada de los públicos objetivo o de los stakeholders de una compañía.
Pues uniéndolo todo, está por ver cómo va a variar la estrategia empresarial de Indra, Hispasat, Hisdesat o Everis en función del cambio reciente de accionistas, cómo los gestores de estas empresas van a crear valor para sus nuevos propietarios, cómo encaja todo esto en un sector industrial de la defensa también en crisis.
El Estado tiene el poder de ser el regulador de un sector muy regulado, el cliente casi único de la industria de Defensa, su patrocinador a nivel internacional –la labor comercial de la Armada con Navantia no se paga con dinero, con el buque Cantabria todo este año dando vueltas por el mundo- y ahora su papel como primer accionista de Indra, como propietario único de Navantia y con presencia destacada en otras empresas de interés.
Entretanto los gestores-directivos navegan entre empresas, coyunturas y legislaturas, criticando la injerencia política en empresas públicas, la regulación pública de sectores regulados, rechazando la competencia en mercados sin libre competencia.
Con todos estos ingredientes, el Gobierno de Rajoy pretende montar una ensalada-ente industrial español del sector de las tecnologías de la defensa, la seguridad y el espacio, un Frankenstein que ha despertado entre la incredulidad y el rechazo de los actuales directivos que no saben por dónde llueve porque no se ha contado con ellos en el diseño inicial del plan.
Hasta que se vean los resultados de la capacidad del Gobierno para lograr ese objetivo y de las empresas para competir con éxito, todos hoy aparecen unidos como una piña contra la UE que quiere abrir algo el mercado de la Defensa, todos unidos en el rechazo, en el mantenimiento de un mercado cerrado. Catenaccio de la empresa española y del Ministerio de Defensa ante Europa. Más allá del cerrojo, nada se sabe.  Nos habíamos acostumbrado a otro tipo de juego de medio campo y más imaginativo.

******

Han pasado nueve meses desde que conocimos por El País que militares españoles torturaron en Irak. Esas personas o siguen dentro de las Fuerzas Armadas o andan tranquilamente por la calle. Los tiempos de la responsabilidad política, de la reputación de una organización, nada tienen que ver con los judiciales.

...