Sorpresiva destitución de Fernando Garea en la agencia EFE, por @FeSPeriodistas

Fernando GareaEn su despedida a la plantilla afirma que «una agencia pública de noticias no es una agencia de noticias del Gobierno, ni siquiera una agencia oficial. Efe es propiedad de la sociedad en su conjunto».

El Gobierno ha destituido de manera sorpresiva al periodista Fernando Garea de su puesto de presidente de la agencia Efe, para el fue votado por unanimidad de todos los grupos del Congreso de los Diputados en julio de 2018, a propuesta de Pedro Sánchez. Le sustituirá la periodista Gabriela Cañas, que ha desarrollado prácticamente toda su carrera profesional en el diario El País, una vez que se cumplan los trámites reglamentarios.

La destitución de Garea ha sido recibida con sorpresa por la plantilla de Efe, porque había puesto en marcha una serie de iniciativas para renovar la agencia y adaptarla a los cambios que ha experimentado el mercado de la comunicación y los medios. También ha implantado nuevos servicios multimedia, una unidad de verificación de noticias, un departamento interno de auditoría, el servicio de noticias Efeminista, un plan de igualdad y ha reactivado el Consejo de Redacción.

Esta destitución se interpreta en medios periodísticos en clave política, y no como consecuencia del trabajo que ha desempeñado al frente de Efe, porque Fernando Garea siempre ha defendido que la agencia estatal -que depende de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI)- debe trabajar con independencia del Gobierno de turno, cualquier que sea el color político de éste. Esa posición coincide con la de la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP), que siempre ha pedido a los candidatos en las elecciones generales que incluyan en sus programas la defensa de la independencia de las radios y televisiones públicas y la agencia Efe, y la elección de sus presidencias por concurso público de méritos.

En distintos medios de comunicación se ha recordado ahora que, cuando compareció en la Comisión Constitucional del Congreso, Garea abogó porque la Presidencia de la agencia Efe sea elegida por el Parlamento, como se ha aprobado en una ley para el Consejo de Administración y la Presidencia de RTVE, proceso que lleva más de un año paralizado.

En aquella comparecencia afirmó: «Si al acabar mi mandato alguien se siente molesto, me gustaría que fuera antes el poder quien está molesto con mi gestión que la oposición. Creo que esa es la esencia de un medio público”.

El todavía presidente de Efe ha enviado ayer una carta a los trabajadores de Efe, titulada «Gracias», para que fueran los primeros en conocer su destitución, que le fue comunicada el sábado día 15 por el secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver, por decisión del presidente Pedro Sánchez.

En esa carta afirma que los trabajadores de Efe «tienen muy claro, ellos sí, que una agencia pública de noticias no es una agencia de noticias del Gobierno. Repito y subrayo porque es oportuno: nos enseñan [los trabajadores] que una agencia pública de noticias no es una agencia de noticias del Gobierno, ni siquiera una agencia oficial. En esta despedida me reafirmo en que, como dice el Estatuto de la Redacción: Efe es propiedad de la sociedad en su conjunto”.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*