Somos de izquierdas, por Javier Astasio


Recuerdo que a la muerte del dictador, cuando cayeron las ataduras y las mordazas, este país se fue revelando como lo que en realidad había sido, también en aquel nefasto 1936, un país de izquierdas, en el que la libertad y el ansia de justicia social señalaban el rumbo de la mayoría de la población. También después de aquel fallido golpe de estado que quiso devolvernos al pozo negro de la Historia. Porque siempre que ha sido crucial  la definición de este país, la mayoría de os ciudadanos se han dicho de izquierdas. Es más, yo me atrevería a aventurar qué porcentaje de españoles, a la hora de la verdad, se considerarían de izquierdas y no es difícil hacerlo, porque quien ha definido ese porcentaje es el PP, fijando en un 40% de los votos la mayoría suficiente para obtener la alcaldía en el intento de reforma de la elección de alcaldes que quiere aprobar en solitario y contra viento y marea, para no perder una decena de ayuntamientos, cuando en las próximas elecciones, los ciudadanos le pasen la factura de tantas mentiras y tantos recortes.
Está claro que, salvo excepciones, por más que prometan volver a atar los perros con longanizas, y en el mejor de los casos los candidatos populares no van a sobrepasar nunca ese cuarenta por ciento que ellos mismos se han fijado como seguro de soledad ante la imposibilidad del pacto, O, lo que es lo mismo, el sesenta por ciento de los españoles que votan pueden volver a hacerlo por partidos de la izquierda, ahora que Podemos y otras fuerzas como Equo y los distintos Ganemos o Guanyem han venido a llenar el enorme hueco que dejaba el descontento, cuando no el asco, hacia la política, llamémosla tradicional, por parte de un importante sector de los votantes, especialmente los jóvenes.
Lo acaba de dejar claro una encuesta difundida hoy por la SER, según la cual, Podemos sería ya la tercera fuerza política en Andalucía, con un dieciocho por ciento de los votos, algo parecido a lo que parece estar pasando en Cataluña, encuestas en las que los socialistas ven como siguen perdiendo, pese al cambio de liderazgo, un buen puñado de votos, algo que debería hacer pensar a Pedro Sánchez sobre el rumbo que ha de tomar su partido, navegando ahora entre dos aguas, como ya lo hiciera con Rubalcaba al timón, esperando no sé qué milagro electoral o preparando el terreno para esa coalición PP-PSOE tan deseada por los grandes grupos financieros y sus bien amaestrados medios de comunicación.
Pedro Sánchez debe mirar más a aquello en que han fructificado la semilla del 15-M que a los imaginarios brotes verdes que ni siquiera el PP ve en la economía o a esas raíces vigorosas de las que habla Rajoy que no son otras que las garras crueles que, mediante los recortes, devaluación de los derechos y de la calidad de vida de los españoles, las sucesivas reformas laborales y el general deterioro del estado de bienestar, han clavado las multinacionales en un país al que quieren condenara servir de yacimiento de mano de obra barata para sus empresas o sus momentos de ocio.
Si trata de acercarse al PP se estará equivocando y no le quedará otra que poner en marcha el reloj que marque las horas le quedan a su partido como tal. Si analiza la situación con un poco de lucidez, verá que los ocho puntos perdidos en Andalucía, pueden ser el tapón de contención que impedía la hemorragia que, si no cambia, antes o después desangrará al PSOE, porque, ya, ni Susana Díaz parece poder salvarles de la catástrofe. 
Quizá los militantes del PSOE, adormecidos por tantos años de posibilismo, piensen que un cambio de cara, un nuevo cartel, puede devolverle a la situación de tiempos pasados, pero, en mi opinión, se equivocan porque, lo quieran o no, la mayoría de los españoles somos de izquierdas y no sólo eso, también tenemos ya memoria de muchos engaños y de muchas promesas rotas. Tantas, que ahora preferimos, al menos yo lo hago, ante lo malo conocido, lo bueno por conocer.


Puedes leer más entradas de "A media luz" en http://javierastasio2.blogspot.com/ y en http://javierastasio.blogspot.es y, si amas la buena música, síguenos en “Hernández y Fernández” en http://javierastasio.blogspot.com/


Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*