Sobre la nueva Comisión Europea, por Emilio Fuentes Romero (@efurom1)

Está visto y comprobado que la maquinaria de las instituciones europeas dispone de un motor 'superelástico', capaz de pasar de una actividad 0 en agosto a 130 en septiembre.

Justo el día 30 de agosto se produjeron dos importantes acelerones: el nombramiento del Presidente del Consejo Europeo y el Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores, Donald Tusk y Federica Mogherini sustituyen respectivamente a Von Rompuy y Margaret Ashton, de los que seguramente nadie hablará... dentro de unos meses.















Jean-Claude Juncker  ha dado a conocer estos días la composición de la Comisión Europea y merece la pena destacar algunas novedades:

1. En cuanto a la orientación política, Juncker es consciente de que los recortes que se han propiciado desde la Comisión no son suficientes para salir de la crisis y que  necesita una política de estímulos. En el documento Un nuevo comienzo para Europa..., se dice:

 "...considero que es mi tarea esencial reconstruir puentes en Europa después de la crisis. Se trata de restablecer la confianza de los ciudadanos europeos, centrar nuestras políticas en los principales desafíos a los que se enfrentan nuestras economías y nuestras sociedades, y reforzar la legitimidad democrática sobre la base del método comunitario".





2. En cuanto a la composición de la Comisión, Juncker ha presentado también importantes novedades, hasta el punto de que algunos analistas las han calificado de "revolución".

En qué consisten estas novedades? Hasta ahora, la Comisión se componía de un Comisario por cada país y funcionaba de manera colegiada. Con los cambios introducidos por Juncker, el Presidente de la Comisión se rodea de siete vicepresidentes que controlarán las principales áreas de trabajo ( desde Empleo o Asuntos Exteriores hasta Competencia o diálogo social) que, a su vez coordinarán las tareas del resto de los comisarios.

3. Para España este nuevo organigrama tiene importantes consecuencias: Rajoy  ha conseguido situar a Arias Cañete como encargado del Clima y Energía, En principio se trata de una importante cartera, pero al no haber alcanzado ninguna vicepresidencia sus trabajos estarán bajo la supervisión de la Vicepresidenta Alenka Bratusek.

Bueno, esto en el mejor de los casos: Las declaraciones machistas de Arias Cañete han levantado ampollas en Bruselas y  tiene todavía que pasar el "examen" del Parlamento Europeo...


Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*