Inicio » Blogs »

Sobre la Agencia Europea del Medicamento, por Emilio Fuentes Romero (@efurom1)

 
El pasado día 20-N (!) recibíamos la noticia de que, finalmente, Barcelona era descartada como sede para la Agencia Europea del Medicamento (EMA). A renglón seguido se abre una guerra de declaraciones:  ¿Quién es el responsable de  que Barcelona haya perdido una inversión estimada en 320 millones de euros, 900 puestos de trabajo directos y unos 4.000 indirectos. El Gobierno culpa a Puigdemont y éste culpa al 155, mientras que Colau culpa a ambos... De todo esto han informado con pelos y señales los medios de comunicación. Pero algunos de ellos, por no decir la mayoría, pasan por alto contextualizar dichas informaciones: Los medios se lamentan, siempre en clave nacional, por la pérdida de la Agencia y hablan de "humillación", "otra derrota en Europa", "España no da una en la UE",  "otra vez la falta de unidad en un momento clave" (a pesar de que a última hora, en pleno proceso independentista, el Gobierno ha querido dar la imagen de que apoyaba el proyecto).
La torre Agbar, en la que se iba a instalar la Agencia Europea del Medicamento, busca inquilino. Lo que no dicen los medios, en clave europea, es que España ocupa en la actualidad el puesto número uno en el ranking de  Agencias Europeas. España es hoy la sede de 6 Agencias Europeas (el doble que Francia y el triple que Italia. Alemania solo tiene una). A saber: - Agencia para la Seguridad y Salud en el Trabajo (Bilbao, 1994) - Oficina de la Propiedad intelectual de la UE (Alicante, 1994) - Centro Común de Investigación Europeo (Sevilla, 1994) - Agencia Europea de Control de pesca (Vigo, 2005)  - Fusion for Energy (Barcelona, 2007) y  - Centro de Satélites de la UE (Torrejón de Ardoz, 2002). De los 27 países que conforman hoy la UE, diez no son sede de una Agencia Europea: Suecia, Eslovenia, Chequia, Eslovaquia, Bulgaria, Rumanía, Malta y Chipre. Con excepción de Suecia, se trata de países pequeños del Este de Europa incorporados recientemente a la UE. Eslovenia estaba entre los favoritos y la asignación de una Agencia Europea hubiera enviado una buena señal para este grupo de países...