Sistema sanitario, por María Miret (@periodistia)

¿Qué financiamos? 

En octubre de 2012, la Fundación Vivo Sano y el Bufete Almodóvar & Jara organizaron en Madrid las Jornadas La salud que viene sobre "Las enfermedades emergentes y la medicalización de la vida", para abordar "los retos del bienestar" y "garantizar el sistema sanitario".

La Asociación de Economía de la Salud propone gastar mejor en un país en el que la sanidad está demasiado politizada. Algunos expertos aseguran que la sostenibilidad del sistema pasa por desinvertir en lo que no añade salud, pero sin dañar estructuras, e insisten en la necesidad de definir "rigurosamente" las prestaciones cubiertas, de gastar mejor y de acometer una "revolución sanitaria" que genere un cambio de valores. Julio Mayol, cirujano y director de Innovación del Hospital Clínico San Carlos, critica que "generamos gastos que a veces no están sustentados por la evidencia científica, basados en deseos, en gestión de envidias y de egos". Toda una lección de inteligencia emocional en palabras de un médico que reconoce que "los profesionales sanitarios a veces hemos lanzado mensajes de optimismo basados en nuestro ego".

En La sanidad en la encrucijada, el número 3 de Documentos Anisalud de diciembre 2011, Aser García Rada aseguraba que la gestión privada no es más eficiente aunque "a base de repetirse con perseverancia", el aforismo "parece haberse decantado en dogma" y criticaba, entre otras cosas, "la toma de decisiones por razones políticas y no técnicas, dejando de ser la sanidad un servicio para convertirse en objeto de interés económico".

Miguel Jara, escritor y periodista autor de Laboratorio de médicosLa salud que vieneConspiraciones tóxicas o Traficantes de salud, alerta de los peligros del negocio farmacéutico para la salud en este artículo. ElDiario.es denunciaba el negocio de las farmacéuticas con la crisis del ébola. Con mucha menos prudencia, Daniel Estulin habla de cártel farmaco-médico al denunciar lo que considera "una mafia". Incluso la psicología clínica es considerada por algunos una forma de lucro y hay quien habla de "sabotaje farmacéutico a la cura del cáncer" de la que se adueñan el médico origen polaco y doctor en bioquímica Stanislaw Burzynski. De forma mucho más sensata, el doctor Salvador Casado, médico de familia, habla de "la tentación" de la industria farmacéutica y pide responsabilidad a los profesionales sanitarios.

"El gran negocio" alcanza también a la salud natural. El periódico Chicago Tribune publicó en diciembre de 2011 una investigación sobre algunos estudios del National Center for Complementary and Alternative Medicine (NCCAM, Centro Nacional para la Medicina Complementaria y Alternativa), en los que ha gastado 2.800.000 dólares (2.121.000 euros) del presupuesto total anual de 128 millones de dólares, según se denuncia en El retorno de los charlatanes.

Discovery Salud se queja de que en España, el estado solamente subvencione la medicina convencional a pesar de las recomendaciones del Parlamento Europeo de introducir la medicina alternativa y complementaria. Fuerte crítica de esta revista al Ministerio de Sanidad, en una editorial sobre el sistema sanitario. José Antonio Campoy, director de la publicación, denuncia que se esté "al servicio de los grupos de poder" y especialmente de las multinacionales farmacéuticas.

Para el médico naturista Pablo Sanz, “los cambios en el estilo de vida y la incorporación de las terapias complementarias en el sistema sanitario reducen costes y mejoran la salud de la población”. Entre otras medidas, Podemos propuso en su momento financiar la homeopatía con dinero público e incluir el yoga en la cartera de servicios.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*