Sin nada

¿Dónde estará el final de esta historia? Muchos, todos, o más bien la mayoría, la buscamos incansablemente, intentando atar los cabos con el sentido común que algunos han demostrado no tener. Tratamos de imaginar el desenlace de esta vida q

ue nos está tocando vivir, si es que a esto se le puede llamar ‘vida’, cuando a ciertas familias no les queda ni siquiera un techo bajo el que poder cobijarse. Los DESempleados que luchan con las fuerzas ya menguadas, afrontan con la escasa dignidad que les queda el DESahucio, sacando a toda prisa los resquicios de un DESignio sin futuro, envueltos en la DESgracia de afrontar un DEStierro DESgarrador. Mientras el DESgobierno ordena y manda, DESpilfarrando, muchos son los que se sienten como DEShechos DEShonrados que una DESafortunada mañana lo perdieron todo a manos de unos DESalmados DESpreciables. Las fuerzas del orden toman como un DESafío y DESobediencia el derecho a no querer renunciar a una vida, y el DESagradable castigo físico aparece nuevamente para brear a los DESamparados con brutales DEScargas. DESalentados, DESaparecen en mitad del DESastre, sin rumbo ni destino, inundados en la angustia y la DESazón, colmando este DESpropósito DEScabellado que se ha DESbordado. El DEScalabro general alimenta la DESesperanza, y el DESierto se abre al DESengaño, DESenvolviendo el horror de un gesto DESencajado y roto. El DESapego de los dirigentes, que solo saben DEStruir DESpiadadamente, echan la población al DESagüe, DESconectando la felicidad de las personas y DESolando un futuro, que tiempo atrás prometieron los cínicos y chulos que ahora DEStiñen, sonrientes y DESpreocupados.

 

Cada día me da más asco este gobierno.
Acerca de @Periodisticos 7547 Articles
Comunidad virtual de periodistas, blogueros, comunicadores, profesionales de este sector en paro, en situación laboral precaria o estudiantes que buscan su primer trabajo o becas

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*