Salvo algunas cosas..., por Javier Astasio

 
 
Todos recordamos, al menos yo lo hago, aquella intervención "impostada y en directo", una mañana de sábado, en la que, muy a su modo, Mariano Rajoy dio las hasta ahora únicas explicaciones que ha rendido a propósito de los por entonces aún recientes papeles de Bárcenas. Fue una intervención en la que trató de desmentir con firmeza la autenticidad de lo publicado, al tiempo que anunciaba acciones judiciales contra todos los que diesen pábulo a unos documentos que entonces tildó de apócrifos. Sin embargo, y para desgracia del rey de la ambigüedad, lo que perdura de aquella artera comparecencia, además de su cara de pánico y la cera de su piel, es la frase que pretendió lapidaria y, muy a su pesar, colocó en la sala de trofeos de la torpeza, aquel "Todo es mentira, salvo algunas cosas que se han publicado".
A estas alturas son pocos los que dudan de la autenticidad de aquellos papeles, que muy bien podían servir como ejemplo en un curso de contabilidad, nadie que los hubiese fabulado podía tener tanta puntería como para "cuadrar" asientos y fechas que luego se han mostrado ciertos. Además nadie, y mucho menos quienes la conocían, ha puesto en duda hasta ahora que la letra con que están escritos es la del ex tesorero del PP nombrado en su día por el propio Rajoy, salvo como balbuceante excusa para salir del paso ante tamaña evidencia.
Hoy sabemos, lo publica EL PAÍS, querellado por el Partido Popular por publicar aquellos papeles, que de las pruebas periciales pedidas por el PP en la querella se desprende que no se busca conocer al autor de la caligrafía, sino determinar si el documento ha sido manipulado o, en todo caso, fabricado por el propio Bárcenas para chantajear al partido. De modo que ya podemos deducir que, como titula el diario, el partido asume que la letra de los papeles es de Bárcenas y, de paso, que puede haber alguna otra cosa de este asunto que tampoco sea mentira. Porque, con esta actitud, ya estarían admitiendo dos cosas hasta ahora negadas una y otra vez. Una, que el autor de las anotaciones fuera Luis Bárcenas y, la otra, que están sufriendo un chantaje. O sea, que la lógica de quienes, más allá de los prejuicios, venimos observando este caso desde lejos, poco a poco se va materializando ante nuestros ojos.
Siempre que me veo ante casos como éste, recuerdo lo que en una ocasión escuché a un alto cargo, no de este gobierno, sino de otro bastante anterior. "Las cosas, decía, normalmente son como parecen". Y tenía razón, porque cualquier intento de maquillar la realidad acaba traicionando a quien se empeña en camuflarla. La verdad, sobre todo si es comprometedora, da vueltas en la cabeza del que trata de esconderla y le atormenta. Comportarse como lo está haciendo el Partido Popular en este asunto no lleva más que a convertirlo en una historia tan interminable como inverosímil que, sólo si es capaz de minar el proceso, como ya hizo con el caso Naseiro, hasta conseguir que el tiempo o la complejidad en que lo están sumiendo, lleven al error del juez o la prescripción que lo desactive.
Otra cosa es desentrañar, al margen de los juzgados, en qué consiste el chantaje con que Bárcenas tiene paralizado al PP. Tal y cómo están las cosas, parece imposible que el propio Bárcenas se vaya "de rositas" de la Audiencia. Está claro que algo le va a caer por delitos fiscales, falsedades, etc. y yo, que soy muy mal pensado, creo que -visto el afán que el ex senador tiene por la buena vida- lo que se está negociando es con qué parte del dinero que hay en las cuentas que Luis Bárcenas controla en el extranjero se va a quedar después de pasar una temporada en prisión, lejos de las pistas de esquí y las motos de agua, a cambio de su silencio. Total, no sería el primero ni el último que ha considerado la cárcel un mal menor a la espera del paraíso.
Quién sabe si, al final, esto que digo se cumple... salvo algunas cosas. Estómago para digerir el sapo, a unos y otros, les sobra.
 
 
Puedes leer más entradas de "A media luz" en http://javierastasio2.blogspot.com/ y en http://javierastasio.blogspot.es y, si amas la buena música, síguenos en “Hernández y Fernández” en http://javierastasio.blogspot.com/

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*