Reyes y Velickovic rescatan a un Madrid sufridor

Con más problemas de los previstos. El Real Madrid completó el cuadro de semifinales de la Copa del Rey ACB al derrotar al Mad-Croc Fuenlabrada (75-66) en un electrizante derbi que no se resolvió hasta el ultimo cuarto.

La variedad de recursos de los que dispone la plantilla blanca acabó desnivelando la balanza. Tras una primera mitad igualada (35-37, al descanso), en la que Singler primero y Reyes y Velickovic después fueron sus principales referentes ofensivos, el equipo de Pablo Laso parecía dispuesto a poner tierra de por medio en la reanudación. Los triples de Llull, Carroll y Mirotic, sumados a la versatilidad y potencial de Felipe Reyes y de Velickovic en la pintura, se imponían momentáneamente a la fuerza de voluntad fuenlabreña.

Con un baloncesto casi de ‘playground’, y con ametralladoras como Penney, Hall o Mainoldi, el equipo naranja no se dio por vencido hasta -al menos- forzar la igualada gracias a dos triples estratosféricos de Laviña (53-53, min. 39). Sin embargo, la admirable gestión de Porfi Fisac se dio de bruces con la crueldad que algunas veces destila este deporte. Con 61-59 en el electrónico, el aro escupió cruelmente un triple de Mainoldi que pudo situar al ‘Fuenla’ por delante. Un pequeño detalle a priori, una jugada más que, no obstante, acabó pesando como una losa en el ánimo de la cenicienta, que acto seguido encajó un parcial de 14-7 que fulminó el derbi.

A pesar de su ausencia en las semifinales, el Mad-Croc se despidió de la Copa como un vencedor más. Alentado por la numerosa parroquia que no quiso perderse semejante episodio histórico, los jugadores naranjas tuvieron que volver a la pista concluido el choque para acercarse a saludar a su afición. Al más puro estilo del añorado Estudiantes, al que han apartado del segundo cajón del podio de la Comunidad. El primero, visto lo visto en el Sant Jordi, podría no estar tan lejos si el Real Madrid no ofrece algo más. El sábado, frente al Banca Cívica, le hará buena falta.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*