Retratos balcánicos: el general Torbica, por @BorjaDiazMerry

   Esconde su mirada bajo unas gafas de sol. Tiene el gesto serio, apenas sonríe y expone sus argumentos con serenidad y firmeza. El intérprete no comparte sus opiniones, tampoco su credo, pero transmite sus palabras sin demostrar asombro ni perplejidad. No es fácil. 
El general Torbica conversa con la prensa, imagen de Reporter Academy
    El general Milan Torbica proclama que Srebrenica no fue un genocidio y no duda en argumentarlo, enredándose a veces en sus propios argumentos. El primero es que el general Ratko Mladic, que fue su compañero en la academia militar y al que define como un patriota, ordenó evacuar a las mujeres y los niños en autobuses cuando los militares serbobosnios llegaron a Srebrenica. Si las mujeres y los niños se salvaron, Srebrenica no pudo ser un genocidio. Es su razonamiento y lo defiende con vehemencia. La realidad no cuadra con su premisa.
   Luego asegura que la cifra oficial de fallecidos en Srebrenica (más de 8.000 musulmanes muertos a manos de militares serbobosnios en julio de 1995) no es cierta y que nace de la manipulación de añadir bosniacos que fallecieron en otros lugares durante la guerra de Bosnia. Por último, expone una nueva versión, contradictoria con sus exposiciones anteriores: los musulmanes bosnios se mataron entre ellos y dejaron marchar a mujeres y niños.
   Un periodista le pregunta por la cifra de muertos que él cree que se registró en Srebrenica, Torbica se enreda de nuevo sin aportar un sólo dato ni una sola estimación. Quizá  no esperaba una pregunta siguiendo su línea argumental. La idea fuerza del general serbobosnio es que Srebrenica no fue un genocidio y que ese término nace de la manipulación de los bosniacos y de la comunidad internacional. 
Misa en recuerdo de los serbobosnios muertos en la guerra de Bosnia, La  Trinchera Informativa

   Torbica es la principal autoridad política que participa en el homenaje a los serbios fallecidos en la guerra de Bosnia, un acto sencillo, precedido de una misa funeral y que se celebra sólo un día después de que los musulmanes lloren a sus fallecidos en el memorial de Potoçari. Este año han sido enterrados 520 musulmanes muertos en Srebrenica. Al igual que en años anteriores, las autoridades religiosas y políticas serbobosnias han vuelto a elegir el día después del funeral colectivo de Srebrenica para honrar a los serbobosnios muertos en la guerra.

   Han pasado 17 años desde la masacre de Srebrenica pero algunos políticos serbobosnios siguen negando la mayor atrocidad  cometida desde la Segunda Guerra Mundial. El general Torbica lo hace sin sonrojarse, sin bajar el tono de voz y desde su puesto de asesor del Ministerio de Veteranos de la República Srpska, la entidad serbia de Bosnia. La OTAN no le permitió que continuara en su puesto de general y provocó su cese en los primeros años tras el final de la guerra (1995). El Gobierno de la República Srspka le mantiene ahora en nómina.
Un instante de oración en la misa funeral por los serbobosnios muertos en la guerra de Bosnia, La Trinchera Informativa
   Durante el periplo por Bosnia Herzegovina, la Trinchera Informativa ha conocido a bosnios de todas las edades y de las diferentes comunidades (serbios, musulmanes y croatas) y ha comprobado las diferencias conceptuales e  ideológicas que se mantienen pero también los avances y el deseo mutuo de convivir en paz. 
   
  Hace casi dos décadas que terminó la guerra pero algunos argumentos de determinados políticos, como la negación del genocidio de Srebrenica, siguen anclados en la misma dinámica que llevó a la contienda, la separación.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*