Resumen diario de la prensa nacional (lunes 2 octubre 2017)

Los servicios de prensa de La Moncloa nos proporcionan cada día el resumen de las noticias más destacadas de los principales periódicos nacionales:

PUIGDEMONT ABRE LA PUERTA A LA DECLARACIÓN UNILATERAL DE INDEPENDENCIA

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, hizo anoche balance del 1-O y concluyó que, tras lo ocurrido a lo largo de la jornada, Cataluña "se ha ganado el derecho a ser un Estado independiente", por lo que "en los próximos días" trasladará al Parlament el resultado del referéndum para que decida si proclama una declaración unilateral de independencia, de acuerdo con la suspendida ley de transitoriedad. "Los catalanes tenemos derecho a decidir, tenemos derecho a la libertad, y queremos vivir en paz y fuera de España", afirmó Puigdemont, que compareció ante la prensa rodeado por todos los miembros de su Gabinete.

Puigdemont calificó de "brutalidad policial" la actuación de la Policía Nacional y la Guardia Civil para impedir que se votara en numerosos puntos de Cataluña. "Vejaciones y claras violaciones de los derechos humanos que no pueden quedar impunes", según dijo. En este contexto, realizó una llamada a la Unión Europea para que tome cartas en el asunto, porque, según dijo, "Cataluña ya no es un asunto interno de España, sino que se ha convertido en un asunto de Europa". "La Unión Europea ya no puede continuar mirando hacia otro lado", concluyó.

Según la Generalitat, el 90% votó 'sí' a la independencia

Según los datos facilitados anoche por el consejero de Presidencia de la Generalitat, Jordi Turull, de las 2.262.424 "papeletas no requisadas" por las Fuerzas de Seguridad del Estado, el  a la independencia de Cataluña habría obtenido 2.020.144 votos, lo que supone el 90,09% de los votos contabilizados. El no habría sumado 176.566 votos, 45.586 fueron en blanco (2,03%) y otros 20.129 nulos (0,89%). En base al censo de 5.343.358 electores anunciado por la Generalitat, la participación habría alcanzado el 42,34%. Según las mismas fuentes, el cierre de 440 colegios electorales impidió que alrededor de 770.000 ciudadanos ejercieran su derecho al voto. "Se ha pasado del votaremos al hemos votado. Un agradecimiento infinito a tantas personas", señaló Turull en su intervención.

La pasividad de los Mossos obligó a la actuación de las fuerzas de seguridad del Estado

Según reflejan la mayoría de los diarios, pese a la ofensiva judicial y policial de las últimas semanas contra el referéndum, centenares de colegios electorales abrieron ayer sus puertas en toda Cataluña, en una jornada cargada de tensión, en la que se registraron diversos enfrentamientos verbales y físicos entre los Mossos d´Esquadra, acusados de inacción, y miembros de la Policía Nacional y la Guardia Civil. Sobre las nueve de la mañana, los Mossos habían cerrado 90 colegios, la mayoría con poca gente apostada en las puertas.

En los casos en que los concentrados eran más numerosos, los Mossos se limitaron a levantar acta de que no se les permitió acceder al centro. Ni impidieron la apertura, ni la constitución de las mesas ni requisaron las urnas y el material del referéndum, como les había ordenado la juez. Agentes antidisturbios de la Policía Nacional y la Guardia Civil dieron cumplimiento a la orden judicial, lo que derivó en desalojos por la fuerza, cargas policiales con disparos de balas de goma y escenas de violencia.

En algunos colegios, grupos de activistas montaron barricadas para obstaculizar que la policía se incautara de las urnas y el material electoral. En otros casos, las urnas volvieron a aparecer tras las preceptivas incautaciones y los colegios volvieron a abrir, lo que motivó nuevas intervenciones policiales. Al término de los enfrentamientos, la Generalitat cifró en 761 las personas heridas y atendidas por los servicios médicos. Una decena de ciudadanos se vio afectada por gases lacrimógenos en Aiguaviva (Gerona), y un hombre fue hospitalizado tras ser alcanzado por una pelota de goma en un ojo en Barcelona. Los altercados también provocaron que fueran atendidos 19 agentes de la Policía Nacional y 14 de la Guardia Civil, según el Ministerio de Interior.

Respecto a la actuación de los Mossos, los diarios destacan que ocho jueces catalanes han abierto diligencias por posible desobediencia a los dictámenes del TSJC tras recibir denuncias de particulares. El juez de guardia de Barcelona investiga también una denuncia de la Generalitat contra las actuaciones de la Policía y la Guardia Civil "en todo el territorio".

Una consulta sin garantías legales

Pocos minutos antes de dar comienzo la jornada, los consellers de Presidencia, Jordi Turull, y de Asuntos Exteriores, Raül Romeva, anunciaron por sorpresa que aplicarían un "censo universal" para eludir el cierre de puntos de votación por orden judicial, por lo que cualquier persona podía votar en cualquier colegio que estuviese abierto, y que se podría votar incluso sin introducir la papeleta en un sobre. Pese a la actuación de la Guardia Civil, que cortó las comunicaciones por Internet en algunos colegios, el sistema funcionó de forma intermitente y el censo pudo ser consultado. No obstante, la mayoría de los controles se realizaron de forma manual. Varios diarios constatan, en este sentido, la facilidad para votar en varias mesas, y la irregular custodia de las urnas, trasladadas, en ocasiones, a casas particulares.

En otro orden de cosas, el partido de Liga entre el Barça y Las Palmas se disputó ayer en un Camp Nou vacío. Ante la negativa de la Liga a aplazar el partido, el Barcelona decidió disputarlo a puerta cerrada para hacer patente que se celebraba en circunstancias excepcionales. "Hemos decidido jugar con el estadio vacío para que el mundo vea cómo estamos sufriendo en Cataluña", dijo el presidente del club, Josep María Bartomeu.

Los sindicatos CC.OO y UGT, las patronales de pequeñas y medianas empresas Pimec y Cecot y las principales entidades soberanistas, finalmente, llamaron ayer a secundar una huelga general para el 3 de octubre "en respuesta a la violencia ejercida por las fuerzas de seguridad del Estado".

RAJOY AFIRMA QUE LA MAYORÍA DE LOS CATALANES "IGNORÓ UN REFERÉNDUM QUE NO HA EXISTIDO"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, afirmó ayer que "no ha existido un referéndum de autodeterminación en Cataluña". En una declaración pronunciada en el Palacio de La Moncloa, señaló que, si algo se debe destacar del 1-O, "es la constatación de la fortaleza de la democracia española, la eficacia de sus instituciones, la lealtad de sus servidores públicos y la unidad y responsabilidad manifestada por la gran mayoría de los ciudadanos". Defendió, además, su actuación como jefe del Ejecutivo, "obligado a cumplir y hacer cumplir la ley" y elogió la actitud de los catalanes que ayer no salieron a la calle a votar. "No hemos asistido a ninguna suerte de consulta, sino a una mera escenificación. En esa irresponsable estrategia política algunos han intentado hurtar la voz de los que piensan de forma distinta", dijo, apuntando a que "la gran mayoría de catalanes" había ignorado la cita del 1-O.

El jefe del Ejecutivo defendió la actuación de las Fuerzas de Seguridad del Estado en Cataluña, a las que agradeció el trabajo realizado. "Hemos hecho lo que teníamos que hacer, actuando con la ley y solo con la ley", afirmó, y añadió que "lo fácil era mirar para otro lado mientras se perpetraba un ataque tan grave" contra el Estado de Derecho. Rajoy agradeció también a los partidos políticos que le han apoyado "su lealtad con el Estado en esta difícil circunstancia", y agradeció a "jueces y fiscales" su defensa de la ley "frente al acoso antidemocrático de que han sido objeto en las últimas fechas". En este apartado de agradecimientos también citó "el apoyo sin fisuras de la Unión Europea y de toda la comunidad internacional" que, según dijo, han entendido "que lo que aquí está en juego es la vigencia de nuestro orden constitucional".

Finalmente, Rajoy subrayó que le gustaría seguir contando con los apoyos políticos que ha tenido hasta este momento y avanzó que el lunes registrará la petición de comparecencia en el Congreso a petición propia. También mostró su deseo de abrir una vía de diálogo, por lo que convocará a las fuerzas políticas con representación parlamentaria para abordar la situación.

SÁNCHEZ Y RIVERA SEGUIRÁN MANTENIENDO SU APOYO A RAJOY

El secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, aseguró ayer que el PSOE estaba con el Estado de Derecho y afirmó que el principal responsable de lo que ha ocurrido este domingo en Cataluña es el Govern de Carles Puigdemont. No obstante, también criticó con dureza el "inmovilismo" que detecta en Mariano Rajoy, al que exigió que "abra un proceso de negociación política con la Generalitat", tras constatar que "el Gobierno está siendo arrastrado por las circunstancias" una vez "superados los límites de su propia incapacidad". El dirigente socialista también anunció que exigirá responsabilidades por las cargas policiales registradas en la jornada electoral, con las que el partido "está en profundo desacuerdo". Pese a todo, aseguró, la dirección el PSOE seguirá apoyando al Gobierno "en defensa de la legalidad" y "para garantizar la estabilidad". El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, por su parte, pidió elecciones anticipadas si Rajoy y Puigdemont "no son capaces de abrir una negociación seria para solucionar la crisis".

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, y la líder del partido en Cataluña, Inés Arrimadas, denunciaron, por su parte, el "golpe de Estado" frustrado que, a su juicio, está intentando llevar a cabo Puigdemont, al que consideraron único responsable de la crisis generada. Además, reclamaron elecciones autonómicas para que los catalanes puedan decidir con garantías su futuro. "Lo de hoy solo ha sido una coartada, una excusa para declarar unilateralmente la independencia. El programa electoral de JxSí y la CUP es romper Cataluña por la mitad, separarla de España y sacarnos de Europa", dijo Rivera en rueda de prensa, tras mostrar su apoyo a la actuación "proporcionada y ajustada a la ley" del Gobierno de Mariano Rajoy.

En esta línea, el PP responsabilizó a Carles Puigdemont de los incidentes registrados durante la jornada. "Los únicos responsables de lo que está ocurriendo hoy en Cataluña son Puigdemont, el Gobierno de la Generalitat y sus socios" dijo Fernando Martínez- Maillo, coordinador nacional del PP, tras subrayar que "han convocado un referéndum ilegal, a sabiendas de que era ilegal, tratando de romper la Constitución, las leyes y la soberanía nacional".

PODEMOS PIDE UNA MOCIÓN DE CENSURA CONTRA RAJOY

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, exigió ayer al PSOE que rectifique su "grave error" de apoyar al "Gobierno de corruptos y violentos" en su estrategia de "represión contra el pueblo de Cataluña", y presente una moción de censura para echar de La Moncloa al PP, un partido que "está fuera de la ley" y que "no es digno de España". "Para abrir un nuevo escenario de diálogo, pacto y convivencia es necesario enviar al PP y a Ciudadanos a la oposición", destacó Iglesias. En esta línea, Izquierda Unida exigió a través de un comunicado la dimisión Rajoy por su "rotundo fracaso" en Cataluña, al responder con "represión" a la "legítima y pacífica demanda de parte de la sociedad catalana" de votar en el referéndum convocado por la Generalitat.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, por otra parte, emplazó ayer al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a que, a la vista de lo sucedido en Cataluña, tome la determinación de empezar a trabajar en la búsqueda de una consulta pactada con los dirigentes catalanes. "Me ratifico en que el referéndum legal y pactado de Canadá-Quebec y Reino Unido-Escocia nos ofrece un modelo de solución dialogada a la altura de nuestro tiempo y de nuestras sociedades", reclamó, después de "lamentar profundamente" los enfrentamientos violentos acaecidos en el 1-O.

Desde el PNV, además, la dirigente Itxaso Atutxa denunció en nombre de su formación que "la violencia haya sido la respuesta dada a la demanda política, pacífica y democrática del pueblo de Cataluña". Tras lamentar que el Gobierno español "siga sin asumir que tienen un grave problema de modelo de Estado", consideró que la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado es "el menor problema que tienen" el PP y el Ejecutivo de Rajoy.

EL PAÍS 1,14-42/EL MUNDO 1,8-25/ABC 1,2-16, 18-39/LA RAZÓN 1,14-52/LA VANGUARDIA 1,16-46/EL PERIÓDICO 1,2-25/CINCO DÍAS 1,8-12/EL ECONOMISTA 1,6-16/20 MINUTOS 1,2-7

Y ADEMÁS…

NACIONAL

  • El PSOE dinamita el pacto educativo al plantear medidas sin consenso. Se salta el acuerdo de negociar en el marco de la subcomisión los cambios en la LOMCE (ABC 57)
  • Un hombre mata a su mujer y su hijo recién nacido en Barcelona, en lo que se considera un nuevo caso de violencia de género (TODOS)

ECONOMÍA

  • Expertos del Gobierno cifran en hasta 13.000 millones el coste de aplacar al soberanismo con un concierto como el vasco (EL MUNDO 52)
  • Autónomos y funcionarios, afectados por la prórroga presupuestaria. Rebajas del IRPF e IVA y la dotación para la ley de autónomos quedan en el aire por la falta de acuerdo entre PNV y Gobierno para las cuentas(ABC 50)
  • Mantener el poder adquisitivo de las pensiones exige 25.000 millones al año (EL PAÍS 63)
  • UGT pide evitar penalizar a quien cotiza 40 años. El sindicato solicita cambiar la norma sobre pensiones (LA VANGUARDIA 93)
  • El conflicto de la estiba espera las nuevas reglas del sector. Sindicatos y empresarios urgen al Gobierno a aprobar el desarrollo de la reforma (LA VANGUARDIA 92)
  • Tomás Pascual presidirá la patronal alimentaria. El empresario encabezará la FIAB gracias al apoyo de las multinacionales (TODOS)
  • Werner Hoyer, presidente del Banco Europeo de Inversiones: "La UE debe reforzar sus pilares financieros y ampliar la Eurozona" (ABC 52 Entrevista)

INTERNACIONAL

  • Un hombre mata a cuchilladas a dos mujeres en la estación de Marsella. El atacante, que gritó "Alá es grande", fue abatido por la policía (TODOS)
  • Austria prohíbe el uso del burka en pleno debate migratorio. La medida entra en vigor a dos semanas de las elecciones generales (TODOS)
  • Donald Trump avisa de que negociar con Corea del Norte es "perder el tiempo" (TODOS)
  • Elecciones Municipales en Portugal: El partido del primer ministro Costa retiene la Alcaldía de Lisboa, y en Oporto renueva su mandato el independiente de izquierdas Rui Moreira (TODOS)
  • Miles de personas se manifiestan contra el Brexit en Manchester. Theresa May lucha por su supervivencia política en un duro congreso tory (TODOS)

OPINIÓN

FRENTE A LA INSURRECCIÓN, LA LEY, PERO NO SOLO LA LEY

El Gobierno de la nación y el de la Generalitat se apresuraron ayer a cantar victoria tras la vergonzante jornada que los ciudadanos de Cataluña se vieron obligados a vivir por culpa de la arrogancia xenófoba de Carles Puigdemont y la absoluta incapacidad de gestión de Mariano Rajoy. Lo de ayer fue una derrota para nuestro país, para los intereses y derechos de todos los españoles, para el destino de nuestra democracia y para la estabilidad y el futuro del sistema de convivencia. Los culpables principales son el presidente de la Generalitat y la presidenta del Parlament que pusieron en marcha un proceso para enfrentar a los catalanes entre sí y a Cataluña con el resto de España. Ambos han dado muestras de un increíble sectarismo, con desprecio a la Constitución, al Estatut y al Código Penal. Pero ni sus flagrantes delitos ni sus bravuconadas pueden justificar la pasividad e impericia del presidente Rajoy, su afasia política, su medrosa delegación de responsabilidades en la administración de Justicia y su escudarse en las decisiones de otros. Hoy toca saber cómo va a seguir enfrentando este desafío el Gobierno. Los españoles tienen derecho a que Rajoy se lo explique, sin necesidad de repetir lo que ya sabemos, que es preciso garantizar el imperio de la ley. Tiene que aclarar el presidente lo que quiere y está dispuesto a hacer para que este país y sus 17 autonomías tengan un proyecto de futuro en democracia y pacífica convivencia.

EL PAÍS 1,10. Editorial

NI UN MINUTO QUE PERDER FRENTE AL INDEPENDENTISMO

El 1-O se recordará como el día ominoso en que la irresponsabilidad de una Generalitat ocupada por iluminados y la inoperancia de un Gobierno largo tiempo ausente se confabularon para alumbrar el caos. El referéndum fue un fracaso como consulta, pero ese fracaso degeneró en instantes puntuales de represión: el botín emocional que perseguía el independentismo. Ese era el plan de Puigdemont, una vez desmantelada la logística de una consulta presentable. Los responsables son quienes decidieron tomar a la parte adicta de su propia sociedad como rehén de un proyecto unilateral de segregación, vestido de designio patriótico. Y esos son Puigdemont, Junqueras y Forcadell y el resto de cabecillas cuyo comportamiento tiene que ser juzgado por un tribunal. Puigdemont concretó anoche su amenaza y anunció que en 48 horas trasladará al Parlament el resultado de la farsa de ayer para proclamar la independencia. Rajoy declaró que el 1-O fracasó. Formalmente hablando tiene razón. Pero su estrategia de esperar primero y mandar después a la policía se ha revelado otro fracaso quizá mayor. No ha logrado impedir que las imágenes cargadas de dramatismo den la vuelta al mundo. La gravedad que supone la amenaza de declarar la independencia exige una respuesta contundente por parte del Estado. Ante esta insurrección al orden legítimo, el Gobierno no puede dilatar la asunción de medidas que frenen los planes independentistas, lo que incluye la aplicación inmediata del 155. El Gobierno no puede perder ni un minuto ni le debe temblar el pulso a la hora de hacer frente, con la ley en la mano, a la felonía del independentismo.

EL MUNDO 3. Editorial

EL INDEPENDENTISMO ROMPE CATALUÑA

Los acontecimientos han demostrado que la convocatoria del 1-O no pretendía celebrar un referéndum, sino provocar una ocupación de las calles para buscar la confrontación con el Estado y fracturar Cataluña. Desde el 6 de septiembre, con el golpe de Estado en el Parlament, el nacionalismo apostó por la ilegalidad. Con el eslogan Votar no es delito han captado voluntades y confundido opiniones. El discurso del nacionalismo nunca fue legal sino político. El del Gobierno central siempre fue legal y apenas político, y por eso le faltó estrategia. Ayer se llegó a lo que no era deseable, pero fue inevitable. La intervención de la Guardia Civil y de la Policía Nacional respondió a la necesidad de restaurar el orden legal, asegurar la primacía de la Constitución y cumplir las órdenes judiciales. No hubo referéndum el 1-O. El Estado lo ilegalizó, pero el nacionalismo logró otros objetivos. Ni jueces, ni fiscales estaban capacitados para afrontar la dimensión constitucional de este conflicto, que debió encauzarse con la aplicación del 155 al día siguiente de la aprobación de las leyes secesionistas. El 1-O ha pasado sin que uno solo de sus responsables haya sido inhabilitado o encarcelado. El drama es que hoy no hay motivos para pensar que se abre una puerta al acuerdo. Por eso es necesaria la unidad de los constitucionalistas. Ayer mismo, Pedro Sánchez volvió a moverse en la ambigüedad que le caracteriza. Rajoy debe estar preparado para afrontar en soledad, y con un frente opositor reactivado, la toma de nuevas y más firmes decisiones.

ABC 4. Editorial

EL ESTADO DEFIENDE LA DEMOCRACIA

Los actos de desobediencia perpetrados por los secesionistas, algunos cargados de violencia, obligaron ayer a la Guardia Civil y a la Policía a emplear la fuerza para hacer respetar las decisiones de los tribunales como corresponde a un Estado de derecho. Son rechazables las acusaciones de brutalidad lanzadas por quienes en razón de su responsabilidad política deberían ser prudentes al enjuiciar la actuación de las Fuerzas de Seguridad del Estado. Ayer, guardias civiles y policías actuaron con su profesionalidad acostumbrada y proporcionalmente a la violencia ejercida por los radicales. No hay más que un único responsable de lo ocurrido: el Gobierno de la Generalitat que preside Puigdemont, cuyas responsabilidades le serán reclamadas. El referéndum ilegal no podía celebrarse y así ha sido. Si alguien pensaba que el Gobierno de Rajoy iba a transigir con un ataque directo a la democracia, a la soberanía nacional, a la Constitución y al propio Estatuto de Cataluña, se equivocaba. Los separatistas tratarán de camuflar su fracaso invocando supuestas represiones y trasladando el foco a la actuación policial, pero la opinión pública española no se confundirá. Los separatistas aún tienen la oportunidad de renunciar a sus propósitos. Pero que Puigdemont anunciara ayer la declaración unilateral de independencia en los próximos días muestra su intención de volar cualquier posibilidad de que el conflicto puede tener una salida ordenada. El Estado tendrá que responder en consecuencia.

LA RAZÓN 3. Editorial

HAY QUE ABRIR DE INMEDIATO VÍAS DE DIÁLOGO

Las escenas de tensión de ayer en Cataluña están dando la vuelta al mundo. ¿Se podían haber evitado? Sí. Los gobernantes catalanes nunca debían haber forzado el camino de la unilateralidad. Y el Gobierno de España debía haber impulsado hace tiempo un marco de diálogo capaz de crear nuevos consensos en Cataluña. El Gobierno ha atajado un acto de desobediencia con un elevado coste. Ayer no hubo un referéndum digno de tal nombre. El Gobierno de Rajoy ha querido enviar un mensaje de autoridad al conjunto de la sociedad española, a los catalanes, en primer lugar. El precio de esa política, nunca acompañada de una propuesta de diálogo alternativa, es muy alto. El Govern de la Generalitat también es responsable. Nadie puede sentirse orgulloso de lo ocurrido. Nadie puede considerarse vencedor. Hemos perdido todos. Y ahora ¿qué hacer? Hay que intentar abrir de inmediato vías de diálogo porque el desgarro es enorme. En el Congreso de los Diputados debería haber un debate sobre la situación orientado a la búsqueda de soluciones. En el Parlament son necesarias nuevas mayorías porque la política catalana no puede seguir en manos de la CUP.

LA VANGUARDIA 48. Editorial

LA CRISIS DE ESTADO NO SE SOLUCIONA A GOLPE DE PORRA

Puigdemont cometió ayer un error que puede tener consecuencias gravísimas. Al amparo de una sociedad catalana en estado de choque tras una jornada de durísima represión policial, y sin esperar a tener los resultados de participación y escrutinio de un referéndum realizado sin garantías democráticas, el Presidentinició el proceso para la declaración unilateral de independencia. El despropósito es de una magnitud jamás vista. Su anuncio fue la rúbrica a un día que escenificó el gran fracaso colectivo del encaje de Cataluña en España. El 1-O fue una jornada de infamia, de enfrentamiento entre ciudadanos que pretendían votar y los antidisturbios, que se emplearon con contundencia para reprimir a una multitud pacífica. El motivo y la naturaleza del referéndum pasaron a un segundo plano ante escenas de violencia policial que dejan dos fotos fijas: la determinación de una gran parte de la sociedad catalana a decidir en las urnas su encaje con España, y la represión, desproporcionada y fuera de lugar, como única respuesta de Rajoy. Tras la jornada de ayer, el panorama es de tierra quemada. La crisis de Estado no se soluciona a golpe de porra ni acelerando en la irresponsabilidad política. No hay que engañarse: la desproporcionalidad de la acción policial no convierte al referéndum en legal, ni a sus resultados en democráticos. Solo hay una salida: diálogo político y responsabilidad dentro del Estatut. Lo demás lleva al abismo.

EL PERIÓDICO 26. Editorial

Y ahora qué: parlem-ne (CINCO DÍAS 5. Editorial) El nuevo encaje de Cataluña en España precisa de cambios normativos de calado financiero y político, algunos ya apuntados en el Estatut y después amputados.

Golpe a la imagen de España en un momento económico delicado (EL ECONOMISTA 3. Editorial) El Banco de España ya ha alertado de cómo la inestabilidad institucional puede lastrar la inversión y el consumo.

Convivencia democrática(20 Minutos 23 Editorial) El 1-O no cumplió su objetivo pero sí escenificó una fractura que debe ser restaurada. Ojalá consiga abrirse paso un diálogo leal y respetuoso con la legalidad democrática.

Separatistas en el callejón del gato (J. M. García Margallo EL MUNDO 29) El Gobierno debe garantizar que la ley se cumpla y, a la vez, abordar las necesarias reformas constitucionales.

Parar el golpe (Bieito Rubido ABC 2) Los únicos culpables del dislate vivido en Cataluña son los sediciosos que han perpetrado un golpe de Estado disfrazado de participación democrática.

El fracaso político (Màrius Carol LA VANGUARDIA 2) No se puede delegar en jueces, fiscales y policías la solución de los problemas políticos, y menos cuando son un problema de Estado.

Del 9-N al 1-O, un punto de no retorno (Enric Hernández EL PERIÓDICO 2) La suma de las presbicias de Puigdemont y Rajoy cristalizó en la ominosa jornada de ayer.

Los Mossos con el golpe (Puntazos LA RAZÓN 3) Uno de los aspectos más deplorables fue la constatación de que los Mossos prestaron su colaboración para que el golpe separatista.

España y el cálculo político (Puntazos LA RAZÓN 3) El PSOE debe tener claro que no es momento para especular sino de estar con el Estado frente a los enemigos de la convivencia.

La independencia del balconet (Amelia Valcárcel EL PAÍS 12) No es digno montar un referéndum que no lo es para salir de nuevo al balcón a lanzar proclamas.

Hemos perdido todos (Javier Ayuso EL PAÍS 20) PP, PSOE y Cs deben dar una respuesta política para frenar la insurrección y proponer alternativas para un nuevo marco de convivencia.

Pucherazo consumado (y tolerado) (Rubén Amón EL PAÍS 22) La irresponsabilidad de Puigdemont no contradice la negligencia con que ha actuado Rajoy.

Bajo la mirada del mundo (Lluís Bassets EL PAÍS 25) La imagen en el exterior no puede ser peor para el Gobierno y para España. No gustaba Puigdemont y ahora no gusta Rajoy.

La vergüenza (Manuel Vilas EL PAÍS 28) Hay dos cosas que ya unen a catalanes y españoles: el sentimiento de la vergüenza política y del sórdido ridículo histórico que hemos hecho.

Gobierno de emergencia (F. Jiménez Losantos EL MUNDO 2) Rajoy usurpó las funciones del Rey convocando a los partidos para ver qué hace cuando los golpistas proclamen la secesión.

Desbordados (Ferrán Caballero EL MUNDO 2) El Estado, que ha ganado la batalla al precio de ser hoy más débil, tiene que saber que su futuro no puede depender de su poder represivo.

Miedo y tristeza (Lucía Méndez EL MUNDO 5) Rajoy auguró que hoy regresará la normalidad. Que Santa Lucía le conserve la vista porque hasta el 155 hubiera sido mejor que el funesto 1O.

Desproporciones (Santiago González EL MUNDO 10) Al Gobierno no le quedará más remedio que aplicar el 155 de la Constitución.

La paz, la ley, la fuerza (Arcadi Espada EL MUNDO 23) Nadie razonable puede reprochar nada al Gobierno en su actuación de ayer.

De una puta y un español (Cayetana Álvarez de Toledo EL MUNDO 25) La restitución del orden democrático, aunque sea por la fuerza, nunca es un error.

Clavel de fuego (Rafa Latorre EL MUNDO 28) Si el mayor de los Mossos no se hubiera insubordinado, restablecer la ley habría sido una tarea menos cruenta.

España, a 2 de octubre de 2017 (Javier Rupérez ABC 3) Hay que desarmar la osadía separatista y ayudar a que la patria recupere la estabilidad doméstica y el prestigio exterior.

El otro bucle melancólico (Jaime González ABC 5) Que se abran todas las puertas al diálogo, pero no a quienes han hecho de la ilegalidad un negocio político.

Memoria de un día para olvidar (Mayte Alcaraz ABC 7) Ayer no hubo referéndum. Y si hubo algo bueno fue la exquisita profesionalidad de unas Fuerzas de Seguridad del Estado.

El golpe de Estado es hoy (Gabriel Albiac ABC 12) Si el mando supremo de los Mossos, que ayer incurrió en rebelión armada, no duerme esta noche en la cárcel el golpe habrá triunfado.

Reos de sedición (Isabel San Sebastián ABC 13) Si no se activa el artículo 155 y se detiene a los sediciosos acabará quebrándose España, pero antes caerá Rajoy.

Ausencia de España (Ignacio Camacho ABC 13) Es la primera vez que los golpistas continúan en sus puestos tras un golpe, en condiciones de volver a intentarlo.

Frustración (J. María Carrascal ABC 14) Las Fuerzas de Seguridad han actuado de forma comedida para frenar un auténtico golpe de Estado que no ha dejado más que frustración.

La mentira de la foto (Ramón Pérez-Maura ABC 15) Lo de ayer no fue un referéndum. Fue una escenificación preparada para presentar al mundo al Gobierno español como un represor.

El día que nunca debió llegar (Luis Ventoso ABC 40) Una pregunta recorre el país: ¿Qué más tienen que hacer los golpistas del Govern para que se aplique el artículo 155?

Todos a una con Rajoy (Eduardo Inda LA RAZÓN 2) Apoyen a Rajoy ante la pugna entre legalidad e ilegalidad, entre democracia y golpismo, entre proporcionalidad y matonismo.

…Y volvieron cantando (Julián Cabrera LA RAZÓN 4) No es tarde para que las miserias partidistas den paso a la altura de miras.

El no referéndum (Enrique López LA RAZÓN 4) Sólo hay una vía y un tren. El problema es que algunos quieren desenganchar un vagón.

El oasis de los buenos catalanes (Maite Pagazaurtundúa LA RAZÓN 5) El amor por la lengua y la cultura catalanas han servido para ocultar los desmanes de un régimen de manipulación.

Trapero: que el trabajo sucio lo hagan los pikos (J. M. Zuloaga LA RAZÓN 21)Como el 'España nos roba' ya no cuela, tratan de vender el 'España nos pega'.

Un día para la vergüenza (Abel Hernández LA RAZÓN 41) El 1-O quedará marcado como un día nefasto en la historia de Cataluña y España, todavía más grave que el 23-F.

El 23-F de Felipe VI (Fernando Rayón LA RAZÓN 42) Hoy le toca pasar por el mismo trance que su padre, pero de sigue teniendo la ley y la mayoría de españoles y catalanes de su parte.

Primeras grietas en el frente constitucionalista (Antonio Martín-Beaumont LA RAZÓN 45) Las líneas rojas frente al independentismo deberían estar claras en el PSOE.

Todo puede empeorar (Lola García LA VANGUARDIA 17) Del referéndum pasamos a la revuelta y de ahí a la declaración de independencia, ya sea de inmediato o en diferido.

This is the end (Sergi Pàmies LA VANGUARDIA 32) El independentismo multiplicará su influenciadespués de haber ganado todas las batallas y guerras mediáticas.

Escenario pírrico (José Antonio Zarzalajos LA VANGUARDIA 36) Rajoy y Puigdemont podrían decir, como Pirro frente a los romanos: "Otra victoria como esta y volveré solo a casa".

El día de la infamia (Luis Mauri EL PERIÓDICO 12) La abominable violencia policial deslegitima a Rajoy, pero no legitima el trágala independentista.

Hacer política, Mariano (Antón Losada EL PERIÓDICO 15) A Rajoy no le va a quedar más remedio que meterse en política y empezar a negociar aquello que siempre ha querido evitar.

Vergüenza y dignidad (Esther Vivas EL PERIÓDICO 18) Se abre una nueva etapa en la que es imposible seguir judicializando o criminalizando el conflicto.

Acerca de @Periodisticos 7608 Articles
Comunidad virtual de periodistas, blogueros, comunicadores, profesionales de este sector en paro, en situación laboral precaria o estudiantes que buscan su primer trabajo o becas

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*