Reporteros Sin Fronteras (@rsf_es) constata una erosión generalizada de las condiciones para ejercer el periodismo en el mundo

null

Con un emocionado recuerdo a Malén Aznárez, presidenta de Reporteros Sin Fronteras durante los últimos seis años hasta su fallecimiento, el pasado mes de julio, la conductora del programa “Hoy por Hoy” de la Cadena SER, Pepa Bueno, ha abierto, como cada año, la presentación del Informe Anual 2017 de RSF España, que en esta ocasión ha contado con la participación del editor turco exiliado en España Mehmet Siginir, así como con la de Siscu Baiges, periodista y profesor asociado de periodismo en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB). Invitando a ambos al acto, RSF España ha querido homenajear a los periodistas que, en 2017, “se han sentido solos” en el ejercicio de su labor, como ha explicado Pepa Bueno.

Evocando los versos del poeta Ángel González “Lo que queda -tan poco ya- sería suficiente si durase”, la periodista ha querido ilustrar la realidad que se esconde tras la primera buena impresión de las cifras registradas por RSF en 2017: 54 periodistas asesinados, 336 encarcelados y 54 secuestrados; unos datos globalmente mejores que los de 2016. Esta realidad no es la de un mayor respeto a la actividad de la prensa, sino, más bien al contrario, un desgaste paulatino de las condiciones para ejercer el periodismo, lo cual lleva al abandono de la profesión en muchos lugares del mundo.
Leer más

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*