Reportaje gráfico: Sufriendo una agresión policial, por @ElMetronauta

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hace unos días, durante la manifestación de los mineros ante el Ministerio de Industria donde protestaban por los recortes y cierres de minas y que yo cubría como fotógrafo de madridiario.es fui agredido por policías antidisturbios que me golpearon con la porra en la mano de la cámara (haciendo caer la tapa y la batería) en el costado izquierdo y los muslos, como se puede ver en las primeras fotos, obra de Benito Ordóñez y Alvaro Minguito que estaban cerca. Como puede apreciarse yo estaba con ellos en un lugar donde no había manifestantes con los que confundirme sino fotógrafos de prensa y policías, los cuales me atacaron por la espalda mientras tomaba fotografías como la última que he puesto en la serie donde se les ve acosando a los mineros manifestantes ya en retirada, después eso si de haber hecho mucho ruido con petardos y lanzamiento de botellas de agua y alguna piedra. durante la manifestación ante el Ministerio los mineros estaban en Castellana y los policías detrás de la zona enrejada  y a distancia, pero al marcharse a sus autobuses la policía formó orden de combate con grupos de ataque (escudo delante, escopeta de bolas detrás y aporreadores como la famosa tortuga romana) y hostigó a los que se iban ya, lo que dió lugar a algunos altercados. Yo que estaba tras los polis me acerqué pero con más cuidado por si me caía algo de lo arrojado y sin esperar (bueno, hasta cierto punto teniendo en cuanta los últimos tiempos...) ser atacado por detrás con alevosía y saña, innecesaria y estúpidamente por un tipo encapuchado de negro como robocop que huyó de inmediato mientras yo protestaba diciendo "SOY PRENSA,... SOY PRENSAAAAA... AYY" al otro que me sujeta y acaba por pedirme unas vagas disculpas, como si se hubiera equivocado de portal o algo así... He interpuesto denuncia y espero que la Delegación de Gobierno, a la que mi periódico protestó me reciba para exigir: uno, que el culpable sea identificado y sancionado; dos, que se exija a los policías que respeten a los periodistas, gráficos o no, mientras hacen su trabajo informativo que la Constitución protege sin intimidarnos ni agredirnos porque ellos son los garantes de las libertades callejeras en teoría y no podemos estar al albur de algún descerebrado que por rabia o ineptitud profesional nos pegue o impida trabajar.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*