Rehenes alla turca, por Javier Astasio

 
Ayer, qué casualidad, nada más enterarme de que Telefónicahabía contratado a los cónyuges de la vicepresidenta Sáenz de Santamaría y eldiputado socialista Eduardo Madina, vi un interesante documental sobre la vidade Dracul el Empalador, el sanguinario tirano de Transilvania en el que estáinspirado el personaje de Drácula.
 
Os preguntaréis qué tienen que ver las decisiones deTelefónica con la vida de un tipo tan delirante que, al menos eso se cuenta deél, tenía el cuajo suficiente como para almorzar al pie de las estacas en lasque agonizaban sus enemigos, empalados vivos. Pues bien la relación entre unosy otros es que ambos fueron tomados como rehenes:
 
Me explico: Dracul, hijo del tirano del mismo nombre que,durante años, frenó la progresión de los turcos en Europa, fue víctima de laestrategia de los turcos que obligaba a los adversarios con los que firmabapactos y treguas a enviar a sus hijos a Estambul, como garantía de que elacuerdo iba a ser respetado.
 
El que luego sería conocido como El Empalador sufrió en lacapital otomana todo tipo de abusos y vejaciones, incluida la sodomización porparte de sus guardianes, lo que, según sus biógrafos más generosos podríajustificar su crueldad. Sin embargo, finalmente fue devuelto a Transilvania quegobernó con una crueldad y arbitrariedad extrema.
 
No quiero decir con ello que la esposa de Madina o el maridode la vicepresidenta puedan llegar a convertirse en sádicos empaladores, lo queme hace asociar la situación actual con la vida del tirano es el hecho de queTelefónica, al igual que los turcos, los ha tomado como rehenes, porque ¿quién`puede creer que, a partir de ahora, uno y otra no van a ver con simpatía a laempresa en la que trabajan sus parejas?
 
Fina estrategia de una empresa privada heredera de unmonopolio público que ha tenido y tiene a sus clientes empalados con una seriede tarifas y condiciones inéditas en el resto de Europa, sin que, desde elgobierno -los sucesivos gobiernos- se la haya metido nunca en cintura. Finaestrategia que, sobre el papel, es incontestable, pero que se parece mucho aesa reserva de sillones, generosos en sueldo, de determinados consejos deadministración para hermanos, cuñados o cónyuges de altos cargos o a losmillonarios fichajes de ex presidentes o ex altos cargos, no se sabe muy biensi para agradecer favores, para obtener información y contactos privilegiadoso, quién sabe, tomarlos como rehenes.
 
Y eso, en tiempos en los que lo habitual es ser despedido y lo extraordinario obtener un puedto de trabajo, duele y escuece como debe doler y escocer que te metan una estaca por donde podéis imaginaros.
Puedes leer más entradas de "A medialuz" en http://javierastasio2.blogspot.com/ y en http://javierastasio.blogspot.es y, si amas la buena música, síguenos en “Hernández y Fernández” en http://javierastasio.blogspot.com/

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*