Regla de oro del defensa: no conceder peligro a una jugada que no lo tiene, por @FutbolRH

Hace tiempo que vengo observando la facilidad con la que los defensas van al suelo para defender en el fútbol actual. Pareciera que si un defensor no se emplea yendo al suelo, entonces no es competitivo, lo que a mi me parece un error. Si analizamos un poco las ventajas e inconvenientes que puede tener un futbolista que va al suelo, en mi opinión, la cuestión se explica sola.
¿Qué ventajas puede sacar un jugador que va al suelo? Respuesta evidente: abarcar más espacio y cortar una jugada de raíz. Cuando el defensor se lanza al suelo, obviamente puede llegar a un balón antes que con la simple carrera, y además, también evita que el rival pueda seguir su progresión, puesto que ocupa el espacio que tiene inmediatamente delante. Parece una buena ventaja. Pero, ¿y los inconvenientes? Cuando un jugador va al suelo y no corta la pelota, prácticamente se borra de la jugada; el jugador que tiene el balón controlado no sólo se encuentra con un defensor menos, sino que además elimina a una posible ayuda defensiva para una segunda acción. Así, se puede dejar a su proprio equipo en inferioridad numérica o una situación de desventaja defensiva, concediendo peligro a una jugada que de otra manera no tendría. Me parece que un defensa que va al suelo tiene, en demasiadas ocasiones, más que perder que ganar.
Demasiadas veces creo que reculando un poco y esperando el error del delantero, el defensor tendría más opciones de llevarse la pelota con menos riesgo para su equipo. Y es que a la hora de defender no sólo es importante la intensidad física. La inteligencia, la colocación, la anticipación, el saber recular para esperar el error del delantero o dar tiempo al compañero para que venga en una ayuda defensiva son a menudo más importantes. No es casualidad que los defensas más recordados - Beckenbauer, Baressi... - hayan sido aquellos con colocación y saber estar por encima del físico, y que habitualmente defendían con pocas faltas. La intensidad física está bien y también es necesaria en el fútbol actual, pero bien medida, o se corre el riesgo de conceder peligro a una jugada que no lo tiene.
Foto

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*