Redes sociales para empresas, parte 2, Twitter, por Enrique Jiménez (@EnriqueMarketer)

Continuamos la serie de artículos para aquellas personas que quieran aprender a utilizar las redes sociales para gestionar sus perfiles profesionales eficiéntemente.

En esta segunda parte hablaremos de Twitter, quizás la segunda red social más popular por detrás de Facebook, pero la cual nos ofrece grandes oportunidades de negocio. Nunca nadie pensó que una red social en la cual nos limitaban a 140 caracteres tendría tanto éxito, pero finalmente ha conseguido ser un éxito rotundo, y por ello, cualquier empresa con cierta presencia en Internet, está prácticamente obligada a crear y actualizar constantemente su perfil de Twitter.

Lo principal que debemos hacer es modificar el diseño de nuestro perfil, incluyendo nuestro logo corporativo, creando un fondo con los colores corporativos y modificando los colores de los enlaces, todo ello debe crear una sensación de armonia con el logotipo de tu empresa. Además debemos de idear una descripción original y a la vez informativa de nuestro perfil que ayude a que la gente se decida a seguirnos, todos estos detalles conseguirán que el usuario recuerde nuestra marca cuando tenga una necesidad concreta, lo que hace que nuestro valor de marca aumente considerablemente.

Una vez tenemos un diseño correcto, debemos ir llenando nuestro perfil diariamente con el contenido adecuado ¿como hacemos esto? Pues debemos insertar contenido de diferente tipo, ya sea informativo sobre la actividad que realizamos, o contenido corporativo con noticias u ofertas, cursiosidades, fotos…. En la variedad del contenido está la clave, además debe ser contenido interesante que incite a la viralidad, o en este caso a retweets.

El contenido debe ser una mezcla perfecta entre redacción profesional y redacción humana, es decir, estamos escribiendo un contenido realizado por personas y para personas, no debemos dar la impresión de ser un robot.

Twitter también puede ser una pasarela de tráfico hacia tu web, además de ser una métrica de enlaces bastante importante de cara al posicionamiento web de nuestro sitio. Por ello, debemos publicar contenidos alojados en nuestra web, de forma que, en un tweet de este tipo, podriamos poner un título llamativo acompañado de un enlace a la fuente original (residente en nuestro sitio web) de forma que despierte la curiosidad del usuario e incite a este a hacer click en el enlace y llevarlo a nuestro terreno, o lo que es lo mismo, a nuestra landing page dentro de nuestro sitio web.

Otra forma de conseguir visibilidad es mediante los “hashtag”, los cuales son palabras muy relacionadas con el tema del contenido publicado, y a las cuales les añadimos el símbolo # de forma que reforzamos la potencia de dichas palabras en las busquedas realizadas por los usuarios de Twitter.

Además del carácter informativo, la ganancia de tráfico y el valor de marca reforzado como hemos mencionado anteriormente, Twitter también puede ser una herramienta comunicativa con nuestros clientes, en la cual mediante menciones o mensaje privados podemos tener una relación un poco más personal y humana con el cliente, lo cual se traduce en un refuerzo de nuestra relación profesional con el cliente en general.

Una vez realizas todos estos pasos, el número de seguidores de forma lógica irá aumentando, por lo tanto, paciencia y mucha constacia.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*