Recortes hasta en... las bibliotecas, por Emilio Fuentes Romero (@efurom1)



Según se recoge en el informe Análisis del Mercado Editorial en España presentado por la Federación de Gremios de Editores Españoles (FGEE),

"el pasado mes de abril, el sector del libro (editores, distribuidores, libreros e industria gráfica),presentó al Ministerio su propuesta de Plan de Fomento del Libro y de la Lectura (...) que incluye medidas concretas como el desarrollo de las redes bibliotecarias públicas locales, escolares y universitarias..."

¿Alguien del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte se lo ha leído? Desde luego a la Consejería de Cultura de Andalucía o no les ha llegado o tienen una manera un tanto peculiar de aplicar durante el verano las recomendaciones de este informe:





Durante los meses de verano, las bibliotecas en Andalucía estarán funcionando al ralentí, exactamente al 38% de su horario habitual, a pesar de que la Ley de Bibliotecas de Andalucía reconoce que "la biblioteca es un servicio público al que los ciudadanos tienen derecho y que, por lo tanto, la Ley debe amparar y garantizar ( I Plan de Servicios Bibliotecarios de Andalucía, p.20).

Pero esta situación ni es nueva ni atañe solo a Andalucía. Por ejemplo, hace tres años, Ezequiel Moltó, refiriéndose a la Comunidad Valenciana, escribía: "La crisis se ceba con la cultura, y un buen ejemplo son las bibliotecas o centros de lectura que están sufriendo las consecuencias de los recortes presupuestarios de la Administración".

En España estamos por debajo de la media europea en lectura.  Si ministerios y consejerías pretenden que este país progrese adecuadamente, en lugar de proclamar alegremente que "las bibliotecas no son para el verano", deberían tomar nota de iniciativas municipales como la de Loja (Granada).






Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*