Rajoy incorpora la 'Marca España' a la propaganda política del PP, por @CarlosPenedoC

Rajoy, 25-1-2015: "Hablad bien de España, somos un gran país". España cuenta desde este 2015 con su primera Estrategia de Acción Exterior, documento marco de la proyección internacional del país para cuatro años. Un instrumento destacado de esa Estrategia es la 'Marca España', adoptada por el PP como material propio Mariano Rajoy, domingo 25 de enero: "Podéis sentir legítimo orgullo por lo que hemos hecho entre todos (...). Orgullo porque militáis en el Partido Popular (...), pero sobre todo orgullo por nuestro país. España se merece todos nuestros esfuerzos, toda nuestra energía y toda nuestra dedicación. Yo os pido hablar bien de España, como hablaba este vídeo que acabamos de ver, el vídeo de la Marca España (...). Hablad bien de España. Somos un gran país. La nación más antigua de Europa. Uno de los más importantes del mundo, con unas atenciones para la gente y un Estado de Bienestar como el de nadie. Un país a donde vienen más turistas que a ningún otro lugar del mundo. ¿Por qué vienen a España? ¿Alguien les obliga? Un país que tiene el mayor número de estudiantes Erasmus de toda Europa. Un país, como hemos visto en este vídeo, que tiene empresas que contratan por todo el mundo para las mayores obras e infraestructuras. Amigas y amigos. Hablad bien de España. Es nuestro país y para nosotros, y ya para muchos, es el mejor". España se incorpora por la puerta grande al debate político hasta las elecciones generales, junto con el relacionado desafío soberanista de Cataluña y las iniciativas sobre seguridad impulsadas tras el atentado de París.
La 'Marca España' es una "política de Estado", dicen de sí mismos
El Partido Popular ha renovado su comunicación política con motivo de la Convención Nacional celebrada a finales de enero bajo el lema "Juntos por un gran país". Con un aire "Banco Sabadell", grafismo y estilo trabajosamente informal, en su página web han aparecido nuevos contenidos, muchos multimedia: vídeo de Rajoy agradeciendo a los españoles su esfuerzo casa por casa; vídeo de homenaje a las víctimas del terrorismo, dirigido a contrarrestar la decepción de parte de su electorado, y de referentes como la expresidenta del partido en el País Vasco, María San Gil, o la viuda de Gregorio Ordóñez, que dicen no reconocerse en el actual PP. Entre todo el material de su página web destaca sin embargo otro contenido multimedia. "España es un gran país", rotulan la página, y encabeza un video de la 'Marca España', uno de los proyectos estrella esta legislatura del Ministerio de Asuntos Exteriores y uno de los instrumentos destacados de la Estrategia de Acción Exterior aprobada recientemente por el Gobierno. El vídeo que vieron los delegados de la Convención Nacional del PP, el vídeo al que hacía referencia varias veces Mariano Rajoy.

'Marca España', política de Estado

¿Y qué es 'Marca España'? "Es una política de Estado, cuya eficacia reside en el largo plazo -dicen de sí mismos-. Su objetivo es mejorar la imagen de nuestro país, tanto en el interior como más allá de nuestras fronteras. El Real Decreto 998/2012 creó la figura del Alto Comisionado del Gobierno para la Marca España, a quien compete la planificación, el impulso y la gestión coordinada de las actuaciones de todos los organismos públicos y privados encaminadas a la promoción de la imagen de España". La iniciativa es también nada menos que uno, el primero, de los cuatro instrumentos diseñados por el Gobierno, no el PP, para impulsar la Estrategia de Acción Exterior del Estado hasta 2019. Aunque tiene su origen a comienzos de siglo en la segunda legislatura de Aznar, en colaboración con el Real Instituto Elcano, la 'Marca España', que pretende promocionar la imagen del país, hoy "por debajo de nuestra realidad", acaba de recibir una certificación oficial de calado al formar parte destacada de la Estrategia exterior de Margallo. En el plazo de tres semanas del mes de diciembre -entre las reuniones del día 5 y 26-, el Consejo de Ministros decidió enviar al Congreso la Estrategia de Acción Exterior, allí se debatió -con las críticas de todos los grupos parlamentarios, excepto el Popular- y el Gobierno finalmente la aprobó en su última reunión del año. Aparentemente, ahí acabó el intento del consenso.
"El país que tiene la peor imagen de España es España", afirma Margallo
"España se salvará por la acción en el exterior o perecerá si no acierta a desenvolverse en el mundo", afirmó rotundo el ministro de Exteriores en el Congreso este mes de diciembre. Por tanto, se presenta como una cuestión de supervivencia, y para sobrevivir el Ministerio ha elaborado una guía. El objetivo es ambicioso, aunque se presenta en el último año de legislatura su alcance pretendido es a cuatro años, y supone el último paso de García-Margallo al frente del Ministerio de Asuntos Exteriores (y Cooperación), que ha elaborado bajo su mandato una Ley de Acción Exterior (marzo de 2014), aprobada en exclusiva con los votos populares, recurrida por varias CCAA y madre legítima de esta Estrategia; ha visto la luz también en esta legislatura el Reglamento de la carrera diplomática. La actividad normativa y de documentos se le reconoce.

Cambio de modelo en política exterior

En la Estrategia se habla de tres anclas: Unión Europea, la relación trasatlántica (léase, EEUU, con abundante contenido en Defensa) y América Latina. Aparece mucha referencia a valores e intereses de España, con poco desarrollo de los valores que diferencien a España, digamos, de Portugal, y mucho más contenido sobre intereses (diplomacia económica); y tiene grandes ausencias como una postura definida sobre temas claves como Sáhara, Cuba, Palestina. Oficialmente se define la Estrategia como "un instrumento de planificación, seguimiento y coordinación de la Acción Exterior del Estado. Consta de dos documentos: el primero se denomina Estrategia de Acción Exterior y recoge las grandes líneas y los objetivos que orientan la acción exterior, y el segundo se denomina Plan de Acción Exterior 2015-2018 y recoge las propuestas de actuación exterior del conjunto de los departamentos ministeriales, de los órganos constitucionales, de las Comunidades y Ciudades Autónomas y de las Entidades Locales". El Ministerio ha indicado a Estrella Digital que este segundo es un documento de trabajo no público.
La Estrategia, aprobada a menos de un año de las elecciones, abarca hasta 2019
Es la primera vez que España dispone de un instrumento clave en la planificación, a medio y largo plazo, de la acción exterior. Como precedente se ha mencionado un esfuerzo similar pero menor realizado por el ministro también popular Josep Piqué en 2000, con una voluntad de permanencia que el derrumbe de las Torres Gemelas en Nueva York se llevó también por delante.
Pliego de sellos de Marca España.
Señala muy contundente la Estrategia que hacia el año 2000 caducó en España el proyecto de proyección exterior de la Transición, la incorporación a Europa, también a la OTAN y otros organismos internacionales que puso fin a dos siglos de aislamiento exterior del país. El fin de ese modelo, sumadas la globalización y la crisis, hacen necesaria una nueva política exterior.

Principales críticas

La Estrategia tiene 140 páginas, habla de todo y por extenso, concreta en algunos capítulos y sobrevuela los más. Abundan las declaraciones de intenciones y los objetivos genéricos, como "una relación renovada con América Latina", la protección de los españoles en el exterior o la potencia del español. Varios diplomáticos consultados señalan que se trata de un proyecto muy personal del actual titular de Exteriores, criticado por genérico, economicista y alejado de la realidad de la política exterior del Gobierno Rajoy. La portavoz de Exteriores del Grupo Socialista en el Congreso, Trinidad Jiménez, señala que "en una estrategia tenemos que necesariamente priorizar, no es un manual, no es un documento, no es un libro blanco". Un ejemplo de la distancia entre el documento y la realidad puede ser la cooperación al desarrollo, dibujada como esencial en la política exterior española: "Si en algo he creído desde mi formación democristiana es en la cooperación", dijo Margallo en el Congreso, "que en el fondo es la solidaridad, que en el fondo es la expresión laica del amor cristiano". Reconocía el ministro datos incontestables, que en esta legislatura los fondos de cooperación internacional han caído un 80%. La salida ha sido arrancar la legislatura con fondos anteriores no ejecutados, concentrar la inversión en 23 países prioritarios y la "cooperación delegada" con la UE: "ellos ponen el dinero y nosotros los medios y la dirección política". Dice el ministro que "estamos haciendo lo que podemos". La Estrategia responde más a la actuación del Ministerio de Exteriores que a la proyección exterior de todo el país. Además, en algunos aspectos el documento parece el testamento político del ministro, que presume de haber elaborado el texto, gran parte, de su puño y letra, aunque en su elaboración ha participado cada uno de los departamentos del Ministerio.
Margallo sobre Cooperación: "Hacemos lo que podemos"
El diputado Nuet, de Izquierda Plural, criticaba en el Parlamento, en relación con la Estrategia, que "aquí no está el ciudadano, están las empresas, el Gobierno y los grandes intereses; 'proyectarnos como país avanzado' -dice la Estrategia-, si eso es sólo la 'Marca España, apaga y vámonos; España es mucho más, por suerte, que la 'Marca España".

Instrumentos

Web del Partido Popular, con el video de Marca España.
Como instrumentos transversales la Estrategia señala la 'Marca España', la diplomacia pública, la información diplomática y diplomacia digital; y la diplomacia parlamentaria. "El país que tiene la peor imagen de España es España", afirmaba Margallo en su comparecencia parlamentaria, reconociendo de forma indirecta su voluntad de promocionar el país no sólo hacia el exterior. "Les voy a regalar un libro -dijo el ministro a los portavoces parlamentarios- que acaba de ser publicado que se titula Marca España. Es un libro muy original y describe las bondades, los aciertos de España: la E es empresa; la S es sol, por turismo; la P es patrimonio; la A es arte; la Ñ es la lengua; y la A es avance". El video de Rajoy de ese domingo es otra pieza de comunicación de la misma familia, con el juego de las letras de la palabra España. Se ha elaborado también una serie de sellos de Correos con la misma idea. Márketing político, subapartado de imagen y promoción. La virtualidad de la Estrategia dependerá del próximo Gobierno, si García-Margallo sigue de ministro de Exteriores y si la realidad, como en 2001, no fulmina en un año su contenido. Su utilidad en cualquier caso es indudable para que los partidos políticos elaboren el programa electoral -habitualmente muy reducidos en este apartado- para las próximas elecciones generales, por el método de la copia o el contraste. El Partido Popular ya ha comenzado a utilizar parte de su contenido.
***
Última hora: durante la celebración de la ceremonia de entrega de los Premios Goya 2015, en la noche de este sábado, Televisión Española ha emitido varias veces un vídeo de promoción de 'Marca España' en el que se difunde la imagen del país, así como la importancia del cine español en la 'Marca España' a través de imágenes de las películas del año. "Nuestro cine crea 'Marca España" es la frase que cerraba el vídeo promocional en el que se destacaban las fortalezas de España en aspectos como la cultura, el deporte, la investigación, la tecnología, el patrimonio histórico o los espacios naturales, entre otras. En este caso, como ya avisaron los responsables de la campaña y el propio ministro, promoción de España entre los españoles.

Sugerencias

  • Juntos por un gran país, Convención Nacional del PP, enero 2015.
  • Vídeo de la Marca España.
  • Vídeo de Rajoy - Hola, sólo venía a daros las gracias.
  • Parodia del vídeo de Rajoy - Hola, sólo venía a daros las gracias.
  • Rajoy presume de "exigencia" ante la corrupción sin nombrar a Bárcenas (Estrella Digital, 25-1-2015).
  • Estrategia de Acción Exterior.
  • Marca España, web.
 

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*