Rabaseda coloca al Barça en la rampa de lanzamiento

Con la ley del mínimo esfuerzo. El Regal Barça cumplió con su condición de favorito y sentenció por la vía rápida (75-54) a un Lucentum que tan solo aguantó un cuarto. Cimentados en su infranqueable defensa, los azulgrana rayaron también la perfección en ataque, con un Rabaseda tan espectacular como decisivo, y presentaron su candidatura a un título que tendrá en el Baskonia a su próximo escollo.

En un inicio de partido serio, y aprovechando la ausencia de Navarro en el quinteto inicial catalán, Txus Vidorreta parecía dispuesto a amargar la noche a Xavi Pascual ofreciéndole una ración de su propia medicina. Solo a través del poderío de N’Dong en la pintura y la versatilidad de Lorbek lograron los azulgrana sacudirse la asfixiante defensa de un Lucentum, que hasta se permitió el lujo de colocarse por delante, gracias a la inspiración inicial de Pedro Llompart.

Como respuesta, Pascual recurrió a su estrella y capitán que, a las primeras de cambio, protagonizó un ‘2+1’ que empezó a marcar el inicio del fin (17-13, min. 10). Y es que, por exagerado que parezca, con esa jugada, la última del primer cuarto, el Barça se situó en la rampa de lanzamiento hacia las semifinales. Con 30 minutos por delante, el Lucentum solo pudo asistir a un nuevo recital de la mejor defensa del continente, que castigó cruelmente a su rival en el segundo cuarto. Para colmo de males, Xavi Rabaseda se convirtió en el héroe inesperado azulgrana encadenando tres triples consecutivos que ampliaron la diferencia hasta la decena (25-15, min. 13).

Con el binomio Vázquez-N’Dong escupiendo cualquier intento levantino por acercarse a la canasta –hasta seis tapones pusieron los jugadores interiores del Barça en los dos primeros cuartos- y Lorbek acertadísimo en el lanzamiento exterior , el partido parecía ya finiquitado al descanso (41-25).

En la reanudación, un nuevo arreón en forma de 14 a 2 de parcial (55-27) confirmó los peores presagios para el equipo de Vidorreta.En efecto, tras encajar 13 y 12 puntos en los dos primeros cuartos, el Barça podía defender aún mejor. Y los azuglrana dejaron en solo diez tantos la anotación alicantina en el tercer parcial (62-35). Con los dos pies fuera de la competición, el Lucentum se limitó a maquillar el marcador en los últimos minutos frente a un Barça que dosificó sus piezas –jugó hasta Perovic-, con la mente puesta ya en el crucial choque del sábado frente al Caja Laboral.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*