Programa PRO-HUERTA en Ranchos, por Gustavo E. Olivera (@INFO_GEO)

Foto: Archivo GEO

Ha comenzado en el partido bonaerense de General Paz la distribución desemillas del Programa “PRO–HUERTA”, correspondiente al período Otoño–Invierno,Las personas integrantes del programa deberán dirigirse a la Secretaría dePromoción del Desarrollo y Turismo, ubicada en Ranchos, en el horario de 7 a 13o a las Delegaciones de dicha secretaría establecidas en las localidades deLoma Verde y Villanueva, según la información municipal publicada.

¿Qué es el PROGRAMA PRO-HUERTA?
El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos de la Nación,puso en marcha el PROGRAMA PRO-HUERTA en 1990 y en la actualidad cuentacon el financiamiento del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación a travésdel Programa Nacional de Seguridad Alimentaria (PNSA), creado por Ley Nº25.724/03.
Foto: Archivo INTA
El programa Pro-Huerta nació con el objetivo de promover laautoproducción de alimentos frescos y saludables entre la población ensituación de pobreza, utilizando como mecanismo la creación de espacios deaprendizaje y la provisión de insumos para difundir modelos de huerta y granjaorgánica de tipo familiar, escolar, comunitario e institucional.
Inicialmente los técnicos del INTA seleccionaron semillas hortícolas de“tipo” (12 especies) como constitutiva para una huerta de familia de cincopersonas con una superficie de 100 metros cuadrados, pero se fue adaptando alas diversas condiciones agroecológicas del país, diferenciándolas segúnregiones y consumo local. El programa tiene dos campañas anuales:“otoño-invierno” y “primavera-verano”.
Foto: Archivo INTA
Para participar en el programa se precisa tener una superficie adecuadapara realizar el micro emprendimiento, recibir la capacitación que el mismoprograma brinda y asumir el compromiso para la continuidad en el cultivo de lahuerta. Segúndatos oficiales para 2011, cerca de 3,5 millones de personas de 3.600localidades y parajes de toda la Argentina producen sus propias hortalizas,frutas, carne y huevos. Las huertas que promueven las familias permiten satisfacer el 72 % de sudemanda diaria de vitaminas y minerales (hierro,calcio,fibras,vitaminas A yC).
Las acciones que se realizan dentro de Pro-Huerta incluyen ladinamización de redes sociales, la capacitación de promotores voluntarios y lapoblación involucrada, la asistencia técnica, el acompañamiento sistemático deemprendimientos productivos y la provisión de semillas y planteles de granja,(pollo,conejos y huevos).
Ir a Página Oficial Pro-Huerta
Existen 624 mil huertas familiares y 125 mil granjas en todo el país.Colaboran más de 19.000 promotores o agentes multiplicadores, que acompañan lalabor de alrededor de 700 técnicos. La red de vinculación de Pro-Huertacomprende más de 10 mil instituciones, entidades de todo tipo, entre las que sedestacan: municipios, centros educativos organizaciones de base, hospitales,centros de salud, entidades religiosas, minoridad y personas con capacidadesespeciales, centros de jubilados, organizaciones no gubernamentales, programasy organismos provinciales.
Las metas inmediatas son “sumar más gente a la propuesta agroecológica;que se pueda producir en forma orgánica, libre de agroquímicos; que la gentepueda acceder a la tierra y al agua, que son los bienes necesarios para laproducción.
Pro-Huerta en el mundo
Pro-Huerta es considerado por estados y organizaciones de cooperacióninternacional como una política de autoproducción de alimentos masiva, única,exitosa y posible de replicar. En este sentido, durante 2005 comenzó laexperiencia de trabajo conjunto con Haití, que sólo en 4 años logró instalar 11mil huertas agroecológicas y formar 1.800 promotores. Luego del terremoto del 2010,se ejecutó un proyecto de ampliación del Programa Pro-Huerta en el paíscaribeño, con el objetivo de alcanzar al millón de productores para 2015. Aeste trabajo se suman experiencias similares en Guatemala, Colombia, Perú,Brasil, Venezuela, Cuba, entre otros países.

Gustavo Eduardo Olivera

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*