Polo audiovisual isla Demarchi: una metida de pata que alguno pagará…, por @INFO_GEO

Canales Navegables Río de la Plata -Foto: miuruguaytk.blogspot.com
Algunos días atrás la presidente Cristina Fernández de Kirchner anunció la creación del polo cultural y cinematográfico a construirse en la “desierta” isla Demarchi, según dijo, en esa oportunidad, ante su auditorio.
Curiosamente, en la actualidad la Isla Demarchi, que queda ubicada en la zona sur del Puerto de Buenos Aires, no está ocupada por habitantes ilegales, ni abandonada, ni desierta. Cobija a más de 2.735 trabajadores según fuentes de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) y de la Unión Personal Civil de la Nación(UPCN). 
Por otra parte, en línea con el paradigma del modelo nacional y popular, la Armada Argentina reinstaló en el lugar a la Escuela Nacional Fluvial “Antonio Somellera”, obedeciendo al plan de desmantelamiento de la ex ESMA (Escuela Suboficiales de Mecánica de la Armada), ordenado en 2004.  
También, completa la cifra de argentinos que trabajan y se capacitan en ese lugar “recóndito” de Buenos Aires, personal del Sindicato Obreros Marítimos Unidos (SOMU) que invirtió un monto millonario para instalar, en ese lugar, el más moderno simulador de navegación, para obreros marítimos que comienzan a hacer sus primeras experiencias en la conducción de buques mercantes.
Se destaca que la propia Presidente inauguró la Escuela Somellera en 2009, en compañía del “compañero camionero” Hugo Moyano, a quién en pleno acto le remarcó que, al margen del camión, el transporte fluvial era altamente ventajoso. Asimismo, en uno de los muelles de la isla se encuentra amarrado el Buque Escuela Dr. Manuel Belgrano, también, bautizado por la Presidente de la Nación, y destinado a la instrucción en altamar del personal de la Marina Mercante.
Año 2009 - CFK y Moyano Inauguración Escuela Antonio Somellera
en las instalaciones de la isla De Marchi - Puerto Sur de Bs. As.
 En oportunidad de aquella visita de Cristina Fernández a la llamada "isla Demarchi", en 2009, resaltó la importancia de esa escuela que estaba inaugurando “a la que no concurren hijos de empresarios poderosos sino, por el contrario, adolescentes de entre 16 y 20 años de clase socioeconómica más bien baja que buscan una carrera honrosa y lucrativa” al convertirse en oficiales de la Marina Mercante Fluvial. 
Apropiado es recordar que en el mismo acto de 2009, Cristina remarcó, ante la atenta mirada de Moyano, quien por entonces era “Hugo” para ella, que al margen del camión, el transporte fluvial era altamente ventajoso. 
No se puede dejar de mencionar que, también, en la isla Demarchi tiene asiento el Distrito Río de la Plata de la Dirección Nacional de Vías Navegables (DNVN), dependiente de la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables de la Nación. 
En esa repartición, en julio pasado, Cristina nombró a un hombre de su “estricta confianza”, el ingeniero Horacio Tettamanti, quien ni siquiera fue invitado a la ceremonia en la que se anunció que un espacio físico tan importante para el desenvolvimiento del área bajo su control, sería desafectado. 
A su vez, en ese espacio de la DNVN se depositan y reparan la mayor parte de la boyas que señalizan los canales que vinculan los puertos fluviales donde se embarcan la mayoría de las exportaciones argentinas, con la salida al mar. Justamente, esas operaciones de balizamiento sirvieron como argumento para un spot de propaganda oficial emitido por la Presidencia de la Nación en los entretiempos de “Fútbol para Todos” de varios partidos que se disputaron antes de las elecciones de Octubre del 2011.
Finalmente, la isla Demarchi también alberga los talleres y depósitos de algunas empresas como Hidrovía S.A. dedicadas al dragado de la red troncal Santa Fé al Océano, cuyo contrato fue renegociado el año pasado. Las oficinas y depósitos de la empresa Benito Roggio y la base de operaciones de las propias dragas, chatas barreras, remolcadores, dique flotante y el resto de los equipos de la DNVN que en su gran mayoría están incorporados al convenio con la Administración General de Puertos (AGP) para el dragado de los canales de acceso al puerto de Buenos Aires y del vaso portuario, tareas que son responsabilidad del Estado Nacional, por contratos de concesión con las Terminales Portuarias que operan en el puerto local.
¿Sabrá la Presidente el costo que implicará y los problemas que ocasionará a los trabajadores si se cumple la promesa de la Presidente sobre la isla Demarchi?
¿Sabrá nuestra Presidente que esos 2.735 trabajadores, casi, en su totalidad, eran “soldados de la Presidenta”?  Da la sensación que hubo una gran metida de pata…

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*