Pobreza energética, por Emilio Fuentes Romero (@efurom1)

Según un reciente estudio, siete millones de españoles tienen problemas para pagar el recibo de la luz, dato que nos sitúa en un triste cuarto puesto en el ranking de pobreza energética de la Unión Europea, en la que 54 millones de ciudadanos viven en hogares que no pueden mantener una temperatura adecuada en invierno.

Ni que decir tiene que esta situación está directamente relacionada, tanto en España como en la UE, con la crisis y el paro, pero además, con el precio de la energía doméstica.

En España, según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el precio de la electricidad ha subido en España más de un 80% en la última década, al tiempo que los beneficios  de las eléctricas crecen un 30%.


En estos años, las eléctricas se han convertido en punta de lanza del neoliberalismo más burdo -como pone de manifiesto la multa de 25 millones de euros a Iberdrola por manipular el precio de la luz- y en un auténtico lobby capaz de dictar la política energética del actual Gobierno -con medidas como el "impuesto al sol" o el nuevo sistema de facturación-.




Mientras el gobierno del PP trata de promover la formación de "campeones nacionales" en el sector eléctrico -sin éxito, como demuestra que la italiana ENEL haya adquirido el 70% de ENDESA-, en los barrios  de las ciudades más perjudicados por la crisis,  crece el malestar por el mal servicio de la compañía eléctrica de turno...y la inoperancia de los políticos.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*