Periodistas y profesionales de la comunicación deben ser complementarios, por @fape_fape

La presidenta de la FAPE destaca la gran responsabilidad ética de ambos sectores en el mundo de la información, durante su intervención en una jornada organizada por la Asociación DIRCOM

dircom-dentroLos periodistas y los responsables de comunicación de las empresas representan intereses diferentes pero deben ser complementarios y establecer entre sí unas relaciones basadas en la credibilidad. Su responsabilidad ética es la misma, como son idénticos el rigor y la profesionalidad de su trabajo. Así lo aseguró Elsa González, la presidenta de la FAPE en el transcurso de la jornada “Creando puentes: Ética en las relaciones entre medios y profesionales de la comunicación”, organizada, ayer miércoles, por la Asociación de Directivos de Comunicación (Dircom), y que se celebró en la sede de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), inaugurada por su presidenta, Victoria Prego.

González, para quien ambos colectivos profesionales poseen una responsabilidad determinante en el mundo de la comunicación al trabajar con la información que recibe la ciudadanía, señaló varios puntos “espinosos” en las relaciones que se establecen entre ellos: La delgada línea roja que separa la publicidad de la información, las presiones a la hora de valorar una noticia en función de la inversión publicitaria de sus protagonistas en el medio, o la propia autocensura por parte del periodista que debe abordar esa noticia.

Además, la crisis, y especialmente las nuevas tecnologías, han influido decisivamente en la estrecha y necesaria relación entre el periodista y el dircom. “El escenario ha cambiado. La comunicación es imprescindible y está más valorada y los medios se han vuelto mucho más dependientes”, dijo la presidenta de la FAPE.

Tras recordar que el periodista se nutre de la información que le facilita el departamento de Comunicación de las empresas y que desde esos departamentos se trabaja para ubicar lo mejor posible sus noticias en los medios, Elsa González insistió en que cuanto mejor sea la relación entre las partes más se beneficiarán ambas. “Trabajar esta relación de confianza es esencial, y para ello es preciso sortear los conflictos éticos y deontológicos que surgen permanentemente”, concluyó.

En la mesa redonda sobre “El contenido informativo versus presión”, que moderó la presidenta de la FAPE, intervinieron Carmen Portillo, directora del Área de Economía de la Agencia EFE; Carlos Sánchez, director adjunto de El Confidencial; Javier Visiers, director de programación de la COPE; José Romero, director de Comunicación de Vodafone; María Cortina, directora de Comunicaciones y Relaciones Institucionales de Siemens; y Julio Carlavilla, director de Comunicación de CITI. En el debate, preludio de nuevas jornadas, todos los ponentes se mostraron de acuerdo en un punto importante: Las redes sociales son ya imprescindibles, pero no son medios de comunicación. Resultan muy útiles, pero no transmiten información.

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*