Periodista de Reuters confabulado con Anonymous para sabotear medios, por @jestremadoyroa

 

A Dosperiodistas1

Un periodista norteamericano y otro colombiano han sido objeto de sendas notas en el blog “Periodismo en las Américas”.

Matthew Keys, de 26 años, subeditor de redes sociales de la compañía editorial y proveedora de información Thompson Reuters fue acusado por la justicia estadounidense de conspirar con el colectivo de hacktivistas Anonymous para infiltrarse en los sitios web de la Tribune Company, incluyendo el diario Los Angeles Times.

El joven periodista tendrá que responder por tres cargos criminales bajo la Ley Contra el Abuso y Fraude Informático (CFAA por sus siglas en inglés), que podrían dar lugar hasta 25 años de prisión y 750 mil dólares en multas

Según el Departamento de Justicia, Keys presuntamente le proporcionó al colectivo Anonymous nombres de usuarios y contraseñas para “hacer cambios no autorizados en los sitios web que la Tribune Co. utiliza para divulgar noticias al público, así como para dañar las computadoras”, después de haber sido despedido de su trabajo en KTXL Fox 40, estación de televisión propiedad de Tribune Co., ubicada en Sacramento, California.

Uno de los hackers utilizó con éxito la información suministrada por Keys para alterar una noticia publicada por Los Angeles Times.

Columnista  secuestrado y golpeado deja de escribir

El periodista y columnista colombiano Germán Uribe tomó la decisión de dejar de publicar sus columnas y salir de su vivienda por su seguridad.

Uribe fue golpeado, amordazado, vendado los ojos, y atado de pies y manos por media hora por un hombre que entró a su residencia en la población de Subachoque, departamento de Cundinamarca (centro país).

Las columnas en la revista Semana y en el portal Rebelión de Uribe son conocidas por la fuerte crítica al gobierno del ex presidente Álvaro Uribe, así como a la “derecha colombiana que él lidera”, quienes se oponen a las conversaciones de paz con la guerrilla.

Debido a su desconfianza a los cuerpos de seguridad de Colombia no buscó amparo por parte de la Unidad Nacional de Protección, pero sí dejó de publicar sus columnas desde ese día. Asimismo, desde la misma semana de la agresión el columnista salió de su vivienda o como lo expresó en entrevista a la Federación Colombiana de Periodistas, Fecolper, pasó a “engrosar las filas de millones de desplazados en Colombia”.

 

 

Deja un comentario

Su dirección de email no será pública.


*